Cuba el año,1963

20140110

 

El 27 de noviembre de 1963, cinco días después de la muerte de John F. Kennedy, Fidel Castro habló en la Universidad de La Habana. El acto era para recordar a los 8 estudiantes de Medicina fusilados en 1871, pero buena parte del discurso se lo dedicó a Kennedy.
Aunque dijo que iba a referirse brevemente “a la cuestión relacionada con el asesinato del Presidente de Estados Unidos”, Castro comenzó dando una serie de detalles sobre tiros, disparos y fusiles de mirilla telescópica. Más adelante dijo que, en su opinión, “no se trataba de un fanático” y que sería “la primera vez en la historia de un fanático que use una mirilla telescópica”, pues “los fanáticos han utilizado revólveres, pistolas, bombas de mano, nunca mirilla telescópica”. Luego de mencionar la información aparecida en el periódico Excelsior, acerca de la visita de “este señor’ a los Consulados de Cuba y la Unión Soviética en México, y tras numerosas interrogantes, planteó: “En la hipótesis de que este señor hubiese sido el verdadero asesino, estaría claro que los autores intelectuales del asesinato estuvieron preparando la coartada cuidadosamente”.
Después de abordado el caso Kennedy, Castro dedicó el resto de su discurso a las ‘buenas’ perspectivas de economía cubana. Llama la atención que ya ese día dijera “que para el año 1970 podemos estar en condiciones de sobrepasar la cifra de 10 millones de toneladas de azúcar”.
Fueron tantas las cosas que hace 50 años pasaron en Cuba, que no queda más remedio que hacer una selección y mencionar algunas resumidamente.
El 2 de enero de 1963 en la Plaza de la Revolución se celebra el cuarto aniversario de la llegada de los barbudos al poder y, el 16, Fidel Castro clausura un congreso de mujeres latinoamericanas. El 19 de febrero, Nikita Kruschev le comunica a Kennedy que va a sacar tropas de Cuba, donde en ese momento habían unos 35 mil soldados. Ese mismo día, a las 9 y 15 de la mañana, fallece Benny Moré en el Hospital de Emergencia de La Habana. Tenía solo 43 años.
El Benny fue enterrado en su pueblo natal, Santa Isabel de las Lajas y su sepelio se convierte en una multitudinaria demostración popular de dolor y admiración. El 20 de febrero se declara ‘día de duelo musical’ y son suspendidos los shows en los cabarets.
El 27 de abril, Fidel Castro inicia una visita de 38 días a la URSS. Medio siglo más tarde, el viaje fue recordado con una exposición tituladaAmigos para siempre.
El 8 de julio de 1963 el Departamento del Tesoro le da otra vuelta de tuerca al embargo, al congelar los fondos de Cuba depositados en bancos estadounidenses y prohibir las transacciones financieras y comerciales que no estuvieran bajo licencia, impidiendo establecer con dólares estadounidenses actividades comerciales no autorizadas con el gobierno de Fidel Castro. En el verano del 63, la canción Cuando salí de Cuba, de Luis Auiglé, se convierte en un hit en España.
El 3 de octubre, el huracán Flora, uno de los más devastadores que azotado la isla, con vientos de más de 225 kilómetros por hora y torrenciales aguaceros, descarga su furia en las provincias actuales de Las Tunas, Granma, Holguín y Camagüey. Mueren alrededor de 1,300 personas y más de 11 mil viviendas son destruidas, entre otros graves daños. En La Habana, ese mismo día, el presidente Osvaldo Dorticós firma la Segunda Ley de la Reforma Agraria.
A partir del 22 de octubre, buques con bandera cubana comienzan a llegar al puerto de Orán, Argelia, transportando soldados y equipos pesados, como parte de un acuerdo del gobierno cubano con el presidente argelino Ben Bella, para apoyarlo en su conflicto fronterizo con Marruecos. Se calcula que unos 3 mil combatientes entraron a Argelia.
El 26 de noviembre, mediante la Ley 1129, se implanta el Servicio Militar Obligatorio. En 1973 esa ley queda sin efecto y el 3 de agosto de ese año entra en vigor la Ley 1255, que marca la creación del Servicio Militar Activo, la Reserva y el Servicio Militar de Mujeres. En 1963, Correos de Cuba pone en circulación dos sellos en honor al escritor Ernest Hemingway, dedicados a sus libros más conocidos: El viejo y el mar, de 3 centavos, y Por quien doblan las campanas, de 9 centavos.
Entre los visitantes que Fidel Castro recibe ese año se encuentra Dolores Ibárruri, histórica dirigente del Partido Comunista Español, más conocida por La Pasionaria. Poco después de participar y hablar en la Marcha por los Derechos Civiles celebrada el 28 de agosto de 1963 en Washington, la actriz, cantante y vedette Josephine Baker, viaja nuevamente a Cuba.
En el plano artístico y periodístico, tal vez lo más significativo haya sido que tres renombrados fotorreporteros estuvieron ese año en Cuba: el francés Henri Cartier-Bresson (1908-2004); el fotógrafo suizo Rene Burri (Zürich 1933) y la estadounidense Deena Stryker.
Muchas de las imágenes de Cartier-Bresson salieron en un reportaje de la revista Life, que en el mes de marzo le dedicó la portada a Fidel Castro. En 1963-64, Deena no se limitó a hacer más de 1,800 fotos por toda la isla (algunas fueron publicadas en Paris Match): también hizo entrevistas, algo que no gustó al Gobierno Revolucionario y fue invitada a abandonar el país. Burri retrató a La Habana y los habaneros de 1963, pero sus fotos más conocidas fueron las que hizo al entonces Ministro de Industrias, Ernesto Che Guevara.
En 1963, a las decenas de fusilados y cientos de detenidos ‘contrarrevolucionarios’, hay que sumar la extensión de acciones anticastristas a todo el país. El mes de diciembre marca el inicio del alzamiento en las montañas del Escambray. Sin internet ni los medios ahora existentes, aquellos primeros opositores se las ingeniaron para hacer llegar denuncias de represión y violación de derechos humanos, como se puede ver en este informe del 17 de mayo de 1963 de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.
El 29 de noviembre, una semana después de la muerte de Kennedy, fallecía en Santa Cruz de Tenerife, Canarias, una gloria de la música cubana de todos los tiempos: Ernesto Lecuona.
Tania Quintero
Foto: En 1963-64, la estadounidense Deena Stryker captó la vida cotidiana del cubano de un extremo a otro del país, como esta barbería en Pinalito, Santiago de Cuba. Todavía a la gente le quedaba ropa y calzado de antes de la llegada al poder de los barbudos. Ya para esa época, muchos hombres en La Habana habían dejado de usar sombreros de vestir, pero en el interior aún continuaban usándolos.

 

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .