Twitter aisla autocensura venezolana

twitter-venezuela
                                                                                                                  imagen runrun.es
ISAÍAS ELÍAS BLANCO |  EL UNIVERSAL
lunes 3 de marzo de 2014  12:00 AM
Periodistas, ingenieros de Software y profesionales de las ciencias de Internet a nivel mundial admiran con asombro los índices de crecimiento/uso que ha experimentado la red social en el país después que estallara en febrero una crisis económico-social propagada por el movimiento estudiantil.

Y es que la red social de 140 caracteres se transformó en el testigo, tribuna y medio de comunicación más importante de la Sociedad de la Información en Venezuela al relatar hechos noticiosos, alertar acciones violentas, relatar excesos en el uso de la fuerza por parte de la Guardia Nacional, así como capturar a las minorías violentas que arremeten contra civiles o instalaciones privadas/públicas.

Por otra parte Twitter eclipsa a pasos agigantados la autocensura impuesta en los medios audiovisuales de Venezuela por sus jefes de prensa o directivos para «cuidar la arepa de su mesa», y acatar a máxima cabalidad la Ley de Responsabilidad Social con el objetivo de no «propiciar la violencia a través de la difusión de imágenes hostiles».

Pero es que ni el estratega más experimentado de los Medios Sociales que pueda sentarse a asesorar las mesas de redacción de los canales televisivos de Venezuela para tratar de «mostrar otra cara de las manifestaciones sociales que recorren el país» o desviar la opinión pública a otra área; puede contener un alud de informes ciudadanos –irónicamente organizados como reporteros- que trazan una cobertura multimedia desde diferentes puntos de vista.

Reporteros ciudadanos de calidad profesional «hechos en las calles»

Desde el punto de vista de la arquitectura de la información, analítica Web y optimización de discursos para medios digitales; vale la pena estudiar con detenimiento como en menos de 15 días los usuarios venezolanos de Twitter mejoraron el contenido de su oratoria interactiva, asumieron labores «dejadas» por los medios tradicionales y enfocaron la relatoría en temas concretos.

También desde una perspectiva del estudio de la Opinión Pública es necesario aplaudir con neutralidad científica como los «twitteros de Venezuela» mantienen-alimentan la agenda de su discurso, aíslan a los violentos extremistas (sin distinción de su ideología política), fecundan espacios de diálogo asertivo y suman nuevos seguidores a las propuestas que sujetan para «hacer que la economía venezolana se levante de la etapa gris»

Es allí, justo en ésa dialéctica educada, donde se logran las «conversiones» de pensamientos de familiares/amigos con visiones diferentes, que al presentarles evidencias irrefutables de excesos represivos, impunidad con la que agreden los «colectivos», o los extremistas que escudados en trincheras que destrozan mobiliario municipal. Luego, ese círculo social se suma a Twitter, Facebook y hasta Instagram para replicar el mensaje que sus hijos-nietos-sobrinos le muestran a través de su dispositivo electrónico.

Por último, desde el punto de vista de la comunicación política, los dirigentes políticos tienen que ser más cautelosos en sus expresiones interactivas porque si no entienden las motivaciones de los nuevos interlocutores, y no atinan en el mensaje; corren el riesgo de perder en grandes medidas la aprobación de su gestión, y en los casos más delicados, mermar su capacidad de convocatoria a la «prosperidad de Venezuela».

@isaiaselias

ie@iblan.co

www.iblan.co

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.