El milagro de Miami. Por Miriam Gómez

Zoé Valdés

Creo que lo cubano en Miami viene de mucho más atrás, mas atrás que los que vinieron cuando la caída del Machadato, que está contado muy bien y deliciosamente por Desi Arnaz en su autobiografía A Book, donde cuenta cómo su padre, un político en fuga y sin dinero se le ocurrió recoger los mosaicos rotos que se amontonaban cerca de los edificios Art Deco, romperlos más y hacer bricolage en aceras, patios y mesas, que seguro algo de lo que hizo sobrevive en Miami como las palmas que sembraron esos mismos exilados para recordar a Cuba.

Desi también cuenta la vida musical en Miami, a la que entró muy joven para sobrevivir.

Hay una película Wind Across the Everglades de Nicholas Ray, acreditada a Budd Shulberg de 1958, que todo cubano que vive en Miami debe ver, es una de las primeras películas verdaderamente green, magnifica, inspirada en un personaje real, un conservacionista…

Ver la entrada original 140 palabras más

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .