Los maravillosos abuelos 3.0 

Definitivamente, los abuelos y abuelas de hoy en día son maravillosos, esenciales e irreemplazables para los miembros más pequeños de la familia; una familia que por otro lado ellos han creado a base de mucho esfuerzo. Son el dedo índice que señala el horizonte para que sus descendientes no se pierdan los pequeños detalles de la vida.

Para muchas personas, convertirse en abuelo es una parte muy importante del ciclo vital y los nietos serán muy importantes para la mayoría de ellos. Supone una nueva relación que sin duda potencia su bienestar físico, psicológico y social. De alguna forma el encuentro con la nueva vida también supone un nuevo nacimiento para ellos.

Los abuelos ofrecen a sus nietos infinitud de cosas que permanecerán en el tiempo: amor, valores, experiencias, secretos, amistad, compañía y todo tipo de cuidados y entretenimientos. Es como si los nietos les concedieran la inmortalidad personal, pues lo que consigan transmitir a los pequeños quedará en el mundo a través de ellos.

Los abuelos actualizados

Vivimos en una realidad en la que la figura de los abuelos se ha engrandecido y ganado peso en la crianza de los nuevos miembros de la familia. El aumento de la esperanza de vida y el avance de la sociedad ha hecho que el concepto de abuelo de hoy en día diste mucho del tradicional.

La sociedad es otra, ya no hay un tipo de familia sino varios y nos encontramos con abuelos jóvenes, llenos de energía, que hacen deporte, que juegan en el parque y a los que les encanta ir de compras y hacer excursiones. Los nuevos abuelos llegan revitalizados y con mucho que aportar a los recién llegados.

Son dignos de ser 3.0 porque, por supuesto, las cosas del mundo moderno también están incorporadas en la larga lista de cosas que les fascinan a sus nietos. Admiran a los abuelos que tienen teléfonos de última generación y teles gigantes frente a las que dormirse después de comer (eso sí, mientras les acurrucan). Estamos ante héroes adaptados al mundo real, sin saber a veces quién es el nativo digital.

abuela-nieta-planeta

Una relación de beneficio mutuo

Lo cierto es que tanto los nietos como los abuelos obtienen un gran beneficio de pasar tiempo juntos. El niño está obnubilado por la figura de  sus abuelos, pero no menos especial se siente el abuelo en compañía de esas personitas a las que les sobra energía y ganas de descubrir el mundo.

Los antecesores forman una parte fundamental en la crianza de los pequeños. Consiguen crear un vínculo afectivo seguro con ellos y sin tener que asumir la responsabilidad educativa que recae sobre los padres: no tienen que dictar normas, solo ser garantes en algunos casos de que se cumplan. Ahora solo disfrutan el aquí y el ahora sin cuestionarse constantemente sobre sus acciones en el proceso de educación y crianza.

Para los nietos sus abuelos son sus compañeros de batalla en los descubrimientos que hacen día a día. Pero sobre todo… son aquellos que hacen magia. Por ejemplo, preparan comidas deliciosas, les llevan a lugares nuevos, conocen los sonidos de todos los animales (hasta los que no existen), curan golpes y rasponazos, y además dan chocolate. Pero, lo que les hace irresistibles es que suelen contar con tiempo de calidad para compartir.

Misteriosamente saben arreglar cualquier desperfecto, cortan las uñas sin hacer daño e incluso hay abuelas que son capaces de cocinar sin que salga humo de la sartén. Como no, espantan al coco y a cualquier ser de fantasía que ose presentarse en casa para interrumpir el sueño de los peques. Sorprendente….

abuelos-abrazados

El amor verdadero e incondicional de los abuelos

Querido abuela y abuelo maravilloso, quiero decirte que te veo cuando paseas con tus nietos, cuando les cuidas, cuando haces la comida para toda la familia mientras captas una instantánea del pequeño riéndose y mandársela su mamá o papá y que estos estén tranquilos mientras acaban la jornada. Eso sí que es 3.0.

Y si nos paramos a pensar, quizá no pueda haber un amor incondicional tan puro como el de estos héroes pues son inmensamente felices. Lo son al tener la certeza de que aquello que sintieron cuando fueron padres es lo que sienten ahora sus propios hijos por estos pequeños aventureros.

A ti que no te conozco (o sí), continua siendo el abuelo maravilloso que eres, porque la huella que vas a dejar en tu nieto o nieta es imborrable. Cada día que finaliza está lleno de recuerdos esenciales que se instalan en la memoria del niño y que más tarde serán sus pequeños refugios cuando fuera haga mucho frío y quiera encontrar calor. Porque no hay nada como el calor de los abuelos.

Origen: Los maravillosos abuelos 3.0 – La Mente es Maravillosa

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s