Con honores: la alegría de los héroes agitó el ritmo en la Casa Rosada 

El equipo argentino llegó a la Argentina y fue recibido por el presidente Mauricio Macri, que le abrió la puerta del mítico balcón

Macri sostiene la camiseta firmada por el equipo; Delbonis, Orsanic, Del Potro, Michetti y Mayer, entre risas y emoción. Foto: Télam

LA NACION

“Delpoooo, Delpoooo, olé, olé, olé. Delpooo.” Apenas el locutor oficial mencionó a Juan Martín del Potro, como si estuviera en la cancha, la tribuna se vino abajo. El canto inundó de golpe el Salón Blanco de la Casa Rosada. En el centro, el presidente Mauricio Macri lanzaba una carcajada, mientras, a su izquierda, Del Potro, cargaba la Copa Davis como si fuera un recién nacido.

Ayer fue un día de fiesta en la Casa de Gobierno: el jefe del Estado recibió al equipo que ganó el título por primera vez en la historia, en Zagreb, Croacia. Macri, incluso, les abrió el mítico balcón de la Casa Rosada para que los jugadores y el cuerpo técnico saludaran a la gente.

Cultor del trabajo en equipo, algo que de forma permanente refuerza en sus discursos, el Presidente aprovechó la oportunidad para ratificar la necesidad copiar el ejemplo que emanó del grupo que triunfó en Croacia. “La importancia del trabajo en equipo y del esfuerzo de cada uno puesto al servicio del conjunto”, dijo Macri, fue lo que permitió alcanzar uno de los más importantes logros en la historia del deporte argentino.

El equipo campeón, en el balcón de la Casa Rosada
El equipo campeón, en el balcón de la Casa Rosada. Foto: LA NACION

“Y también lo importante de la humildad para entender que somos todos parte de una gran máquina que logra ese resultado en beneficio de todos. Que realmente el conjunto sea lo que privilegie sobre la individualidad”, sostuvo el mandatario, tras entregarle medallas y plaquetas recordatorias a cada uno de los integrantes del plantel.

“La verdad es que fue algo mágico, siempre de visitantes, sin que nadie apostase mucho por las chances que teníamos, pero salió lo mejor de nosotros, que es lo que necesitamos en este momento del país, y ponerlo al servicio de toda la sociedad”, sostuvo Macri. Además de Del Potro, escuchaban al Presidente el capitán Daniel Orsanic, Federico Delbonis, Guido Pella y Leonardo Mayer.

Durante el acto, la buena relación entre Macri y Del Potro quedó en evidencia. “Se conocen hace muchos años”, confiaron fuentes oficiales. La inmensidad de la Torre de Tandil contrastaba con la humanidad del Presidente. Pero una característica los unía, al igual que el resto de la delegación: nadie podía ocultar la sonrisa.

“Siento que aun aquellos a los que no les gusta el tenis o el deporte se sienten conmovidos por lo que hemos vivido el fin de semana”, destacó Macri, quien estuvo acompañado por la vicepresidenta, Gabriela Michetti; el ministro de Educación, Esteban Bullrich; el secretario de Deporte, Carlos Mac Allister, y el secretario legal y técnico, Pablo Clusellas.

La organización de la recepción estuvo a cargo de Michetti. Es que la vicepresidenta es amiga de uno de los integrantes de la delegación argentina. “Se puso en contacto y consiguió el micro descapotable que los fue a buscar”, explicaron cerca de Michetti, aunque sin dar detalles del contacto.

Las glorias y los demás

Entre los invitados, se destacaron tres ex tenistas que tuvieron una destacada carrera y que intentaron en ocasiones anteriores quedarse con el trofeo: José Luis Clerc, Guillermo Coria, Agustín Calleri y Alberto Mancini estuvieron en el acto. La nota, sin embargo, la dio el secretario general de la Uatre, Gerónimo “Momo” Venegas, que nadie pudo explicar su presencia.

También se distinguió a Armando Cervone (presidente de la Asociación Argentina de Tenis) y los integrantes del equipo Diego Gutiérrez, Daniel Fidalgo, Mariano Hood, Alberto Osete, Walter Alfonso, Bautista Segonds, Enrique Prada, Viviana Gentile, Celia Torres, Sebastián Gutiérrez, Luis Pianelli, Mariano Seara, Juan Manuel Galván, Gustavo Tavernini, Pablo Estévez, Marcos Trungelli y Javier Maquirriani.

“El tenis argentino nos dio el ejemplo de los valores que nosotros siempre tratamos de construir: trabajo en equipo, sacrificio y humildad. Fue muy lindo lo que sucedió y estamos muy contentos de poderlos recibir. Además, tienen la convicción de que el triunfo es el resultado del trabajo de mucho años y no sólo de un equipo en un momento específico”, dijo Michetti a los medios apenas terminó el reconocimiento.

Instantes antes del comienzo del acto hubo un minuto de silencio por la muerte de casi todo el plantel futbolístico del club brasileño Chapecoense, en un accidente de aviación ocurrido anoche cuando se dirigía a Colombia a jugar la final de la Copa Sudamericana frente a Atlético Nacional de Medellín.

“Quiero mandarle un saludo grande a todos los argentinos que nos han apoyado”, dijo, emocionado, Delbonis, responsable de cerrar la serie a favor de la Argentina.

No fue un día más en la Casa Rosada. Un ejemplo de esto es lo que sucedió en el corralito destinado a la prensa en el Salón Blanco. Es que por primera vez desde que Cambiemos accedió al poder, no había un centímetro disponible. ¿Todos periodistas? No, la gran mayoría eran empleados de la Casa Rosada que se acercaron para llevarse el recuerdo de los campeones.

Origen: Con honores: la alegría de los héroes agitó el ritmo en la Casa Rosada – 30.11.2016 – LA NACION

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s