El Festival de Cine de La Habana arrancó con la censura a una película

el

Es un trabajo del director cubano Carlos Lechuga que cuenta las peripecias que vivieron los intelectuales homosexuales en la isla entre 1971 y 1976. Según los organizadores, el film fue eliminado del certamen por una “cuestión de principios”.

Un cubano lee el programa de películas que publicaron los diarios de la isla, por el Festival de Cine Latinoamericano de La Habana. / Foto: AFP/GESTIÓN Yamil

El Festival de Cine de La Habana comenzó ayer ensombrecido por el veto de una película de ficción sobre la intolerancia de la Revolución cubana con los artistas gays en sus inicios.

“Santa y Andrés”, el segundo largometraje del cubano Carlos Lechuga tras la exitosa “Melaza” (2012), se centra en la vida de un poeta marginado por homosexual.

El Instituto de Cine (Icaic), organizador del prestigioso festival, eliminó de la programación el filme. Su presidente, Roberto Smith, alegó una“cuestión de principios” para impedir su proyección.

Esta historia de ficción está inspirada en el poeta Delfín Prats (71) y otros intelectuales homosexuales, como Virgilio Piñera (1912-1979), que fueron privados de acceso a editoriales, escenarios, aulas y galerías durante el llamado “quinquenio gris” (1971-76).

“El filme presenta una imagen de la Revolución que la reduce a una expresión de intolerancia y violencia contra la cultura, hace un uso irresponsable de nuestros símbolos patrios y referencias inaceptables al compañero Fidel” (Castro), sostuvo Smith en una carta pública.

Para Fernando Pérez, considerado el cineasta vivo más importante de Cuba, vetar la cinta fue “un error”, porque “la libertad es la única vía, la sinceridad el único modo y el ejercicio del criterio propio el único alimento para nuestro cine y para nuestro país”.

“Es una película dura, difícil, que estoy consciente que puede provocar criterios contrarios a ella, pero lo que no puede ocurrir es que se excluya su discusión”, agregó Pérez, citado este jueves por la publicación digital OnCuba Magazine.

Desde hace tres años, cineastas cubanos demandan al gobierno de Raúl Castro el reconocimiento legal del creador audiovisual, la legalización de pequeñas productoras privadas hasta ahora toleradas, una ley de cine y la reformulación del papel del Icaic. Pero las autoridades aún no se pronuncian.

“Santa y Andrés” fue realizada con financiamiento del multinacional programa Ibermedia y del propio director. Se inscribe dentro del llamado cine independiente, que gana cada vez mayor presencia en la isla.

“Los que me conocen saben que soy un patriota, vivo en Cuba y trabajo en Cuba”, escribió en su página de Facebook Lechuga, de 33 años.

La decisión desató una fuerte polémica en OnCuba Magazine y las redes sociales entre Smith, el viceministro de Cultura, Fernando Rojas, de un lado, y cineastas y críticos del otro.

Hace dos años también fue censurada “Regreso a Ítaca”, del francés Laurent Cantet, rodada en Cuba con actores cubanos y guión del novelista Leonardo Padura.

Cubanos esperan para ingresar a una de las salas donde se proyectan las películas del certamen. Foto: AFP/GESTIÓN Yamil

Cubanos esperan para ingresar a una de las salas donde se proyectan las películas del certamen. Foto: AFP/GESTIÓN Yamil

El festival en números

Más de medio millón de espectadores inunda cada año las salas durante los diez días del festival (8 al 18).

Sin glamour, luces ni lentejuelas, el Festival de La Habana es un auténtico banquete para la cinemanía, pues además de las películas en competencia (111 este año) se proyectan piezas de cartelera y de archivo. Este año está prevista la proyección en total de 437 cintas.

El festival concede los premios Coral en largos, medios y cortometrajes, óperas primas, documentales y animados.

En largometrajes de ficción, el plato fuerte del evento serán 18 filmes: de Argentina (3), Brasil (3), Cuba (3), Chile (4), Colombia (2), México (2) y Trinidad y Tobago (1).

A pesar de ser un festival del llamado nuevo cine latinoamericano, el certamen estará marcado este año por una numerosa presencia norteamericana, un año y medio después de que ambos países restablecieran relaciones.

“Primero va a tener dos de las grandes películas que se han producido este año allí (en Estados Unidos): ‘Jackie'”, sobre la esposa del expresidente John F. Kennedy, dirigida por Larraín, y “la comedia musical ‘La La Land'”, del estadounidense Damien Chazelle, explicó el director del festival, Iván Giroud.

Los cineastas estadounidenses Oliver Stone y Brian de Palma serán esta vez los invitados de lujo. Stone presentará su filme “Snowden” y de Palma impartirá un taller de cine.

Además, en el evento se le rendirá homenaje al recién fallecido líder Fidel Castro, uno de sus impulsores, con la proyección especial de la película “La batalla de Jigüe”, de Rogelio París, para “rememorar la lucha que él lideró”, contaron los organizadores.

Talento argentino en Cuba

La película “El ciudadano ilustre”, dirigida por Gastón Duprat y Mariano Cohn, fue la encargada de encender la noche del jueves el proyector de la 38 edición del Festival.

Origen: El Festival de Cine de La Habana arrancó con la censura a una película

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s