Venezuela en las calles de Buenos Aires, por el Dr.Francisco Bénard

el

 

buenos-aires-argentina

No conozco Venezuela pero se que es un país muy bello ya que una tía mía Chicha Aristimuño – apellido de casada- se caso con un empresario venezolano, uno de sus hijos vive en Miami con su familia, una hija vive en Suiza y solo un hijo vive en este país.Mi querida “tía Chicha” tiene 89 años y vive en Buenos Aires, por cierto su situación personal no es la mejor ya que esta sola y solo tiene la compañia de un nieto que vino a estudiar y trabajar en Argentina -tierra natal de la “Gran Tía Chicha”. En nuestra casa la queremos mucho y yo trato de acompañarla para que sufra menos la soledad de estar sin la compañía de sus hijos. Como dije solo “Carlitos” vive en Caracas porque ama a su Patria a pesar de los sufrimientos que padece por la falta de alimentos, por la falta de medicina,por la grave crisis laboral.

Conozco la situación de Venezuela a traves de lo que leo en los diarios, me asusta la falta de libertad y la violencia manifiesta, pública y notoria contra los opositores que piden un referendum urgente. Nada pueden hacer por la intransigencia del Gobierno de Maduro, que ha hecho que muchos niños inocentes mueran en los hospitales por falta de alimentos.Carlitos mi primo segundo sufre por sus perros que el ama ya que los alimentos escasean y son muy caros, no hay  presupuesto que alcance.
He encontrado muchos venezolanos en las calles, muchos de ellos jóvenes trabajando en un restaurante en la calle Corrientes, otros en la Libreria de la calle Arenales donde vivo y otros en un pequeño restaurante también en la misma arteria que he dicho anteriormente.
Todos muy preocupados por la situación de sus padres, de sus hermanos y de todos sus parientes que quedaron en Venezuela y como todos dicen “muertos de hambre” “sin medicamentos”, con hospitales que nada tienen para ofrecer a los ciudadanos.
Todo por cierto es muy triste. La situación de los jubilados es desastrosa con el reciente cambio de la moneda. Los he visto armar pequeños paquetes con pastas de diente, jabones y algunos medicamentos,otros compran dolares para mandarles a sus padres y parientes más cercanos.
Quizás no diga mucho más de lo que muchos ya conocen pero no puedo dejar de escribir y contarles lo que he experimentado en forma directa.Algunos ya viajan a Venezuela casi para rematar sus bienes y hacerse de algunos dolares para llevarlos al exterior y poder iniciar UNA VIDA NUEVA.
Dr.Francisco Bénard
Abogado,Periodista,Escritor y Poeta
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s