Michelle Obama y Melania Trump, las siete diferencias

el

Las dos mujeres tienen estilos opuestos que las distancian, a pesar de mantener una relación cordial

Michelle Obama y Melania Trump, dos primeras damas que son noche y día (Gtres)
, Barcelona

A nuevo presidente americano, nueva primera dama en laCasa Blanca. Una obviedad que no por ello evita la comparación con su antecesora, aunque esté muy por debajo de los miles de análisis que ya se han hecho evaluando las personalidades de Donald Trump y Barack Obama. El protagonismo de este artículo es para la doble ‘M’, la de Michelle y Melania, dos de las mujeres que figuran en el punto de mira de la actualidad informativa.

Una, “la mamá jefe’, como se describió a sí misma poco después de convertirse en primera dama, se marcha. Y su legado no ha sido precisamente de los que reposan a la sombra de su marido. Michelle estuvo reunida hace poco en la Sala Oval de la Casa Blanca con Melania, con quien compartió té y opiniones. Un encuentro cordial, a juzgar del tuit que hizo el propio Trump asegurando que a su mujer le había gustado mucho Michelle.

Michelle Obama y Melania Trump en la Sala Oval de la Casa Blanca el asado 10 de noviembre de 2016.
Michelle Obama y Melania Trump en la Sala Oval de la Casa Blanca el asado 10 de noviembre de 2016. (Gtres)

Más allá de estas palabras y de las declaraciones de intenciones amables, un adjetivo que no suele colgar frecuentemente de la figura del nuevo mandatario, lo cierto es que no hace faltar sacarse el título de analista oficial para darse cuenta de que la primera dama saliente y entrante tienen más diferencias que puntos en común. Sin querer decantar la balanza sobre ninguna de ellas, estos son los aspectos que, a día de hoy, distancian a las dos mujeres.

1- El peso político

Atendiendo a los más evidente, el plano político, las diferencias entre Michelle y Melania son abismales. La todavía primera dama ha demostrado en más de una ocasión ser una persona de fuertes convicciones y personalidad arrolladora, ya sea en mítines políticos, actos de campaña o en las fiestas de graduación universitaria. Un protagonismo mediático que, al menos de inicio, no parece compartir la mujer de Trump que poco se ha dejado ver en campaña desde que su marido anunció su candidatura en junio de 2015.

Sin ir más lejos, en la última- y polémica- rueda de prensa de Trump- en la que sí asistieron algunos de sus hijos, Melania fue una de las ausencias que más llamaron la atención. Un escaso protagonismo político que poco tiene que ver con el carisma de Michelle, mucho más acostumbrada a moverse por este escenario, siendo activa e influyente. En una entrevista para la revista Harper’s Bazaar, Melania reconoció que no quería ser política públicamente: “Ése es el trabajo de mi marido. Yo soy muy política en privado”.

2- El carisma

Y es que si una cosa se ha enfatizado de Michelle Obamadurante estos últimos años es su carisma y popularidad, hasta el punto de que muchos la ven como una buena candidata demócrata para ser presidente de Estados Unidos para las próximas elecciones. Su carácter también se ha visto potenciado por un reconocido sentido del humor, como quedó patente con su participación en el programa televisivo de éxito Carpool Karaoke, donde la primera dama sedujo a la audiencia prestándose a una divertida entrevista donde no tuvo inconveniente en cantar y jugar con el presentador. Melania Trump no parte con ventaja en este capítulo, una mujer discreta a la que muchos han descrito como fría y parca. Hay quien incluso va más allá e insinúa que es una marioneta a la sombra de su marido, algo por lo que no tuvo que pasar Michelle.

Cuando el pasado mes de julio intervino en la conferencia republicana, el discurso de Melania Trump causó un gran revuelo, y no precisamente por su contenido político o por sus intenciones. La futura primera dama fue duramente acusada de haber plagiado ideas de Michelle, algo que no ayudó a fraguarse una personalidad distinta.

3- La trayectoria

Michelle Obama estudió Sociología y Estudios Afroamericanos en la Universidad de Princeton, en New Jersey. Más tarde se licenció en Derecho por la de Harvard, hasta que logró ser considerada como una de las diez mejores abogadas de Estados Unidos. En su ciudad natal, Chicago, empezó a trabajar para una firma de abogados, lugar donde conocería a su futuro esposo.

Esta carrera contrasta con la de Melania Trump quien se matriculó en la Universidad de Arquitectura y Diseño de Liubliana, aunque solo llegó a realizar el primer curso. Con 16 años empezó su carrera como modelo descubierta por un fotógrafo local, y en 1996 se mudó a Nueva York buscando el sueño americano. Dos años más tarde, conoció a su actual marido, con quien coincidió en una fiesta privada.

4- Sus historias de amor

La relación de las dos parejas, especialmente en los primeros compases, también dista mucho la una de la otra. Michelle conoció a Obama en el despacho de abogados para el cual trabajaban, y su primera cita romántica, con helado incluido, ha trascendido públicamente, hasta el punto que se ha hecho una película: Southside with you. Los Obama se casaron en 1992 y tienen dos hijas, Sasha y Malia, que tenían siete y diez años cuando se trasladaron a la Casa Blanca.

En el 2004, Melania y Donald hicieron pública su relación en el famoso reality The Apprentice, después de conocerse en una fiesta privada, aunque todo parece indicar que en su caso no fue un flechazo de la misma noche, ya que él le pidió el teléfono pero ella no se lo dio ese día. Se casaron en 2005 y, un año más, tuvieron a Barron, su único hijo en común. La ex modelo es la tercera esposa del que será nuevo presidente, después de haberse casado anteriormente con Ivana Zelnícková(1977-1992) y Marla Maples (1993-1999). Con la modelo checa tuvo a sus tres hijos mayores, Donald Jr (1977), Ivanka (1981) y Eric (1984). De su relación con la actriz estadounidense, Maples, nació su cuarta hija en 1993: Tiffany Ariana. Donald Trump tiene, además, ocho nietos.

5- Primeras damas únicas, pero por hechos distintos

Tanto Obama como Trump podrán alardear de haber aportado un hecho diferencial como primeras damas. Michelle pasará a la historia por haber sido la primera mujer de raza negra en convertirse en primera dama de Estados Unidos, posición desde la cual ha defendido la inclusión y ha promovido acciones en favor de la defensa de igualdad de los derechos. Por su parte, Melania no será recordada por ser la primera exmodelo que habita en la casa blanca, ya que otras primeras damas como Pat Nixon y Betty Fordtambién lo fueron, pero sí que podrá asegurar ser la primera que ha posado desnuda en una revista y la única tercera esposa de un presidente. Algo es algo.

6- El estilo

Melania Trump, de 47 años, mide un 1,80 de estatura y tiene una figura que se ajusta a la perfección a una talla 36 o 38 española. Una exuberante apariencia que contrasta con la de Michelle Obama, de 52 años, quién además de sobrepasar el 1,80 de altura, luce orgullosa una talla 44. Si hablamos de estilo, es cierto que ambas se han convertido en referentes de moda y para todo tipo de mujeres, aunque cada con su sello particular. Obama prefiere los vestidos con vuelo en la falda, que resaltan su curvilínea figura, y suelen ser coloridos. Por contra, Melania opta por el corte recto y el color blanco en sus prendas que resaltan su estilizada figura.

Melania Trump con un vestido y un abrigo a juego en color rojo
Melania Trump con un vestido y un abrigo a juego en color rojo (Dennis Van Tine / GTRES)

También en los zapatos suelen ser distintas. Melania suele ser fiel a sus Louboutin de tacón alto, con colores claros o brillos que combina con vestidos largos o minivestidos. Michelle suele combinar cualquier zapato con el vestido que luce, aunque sus preferidos son los versátiles salones color nude. Por último, en el peinado también se diferencian. Mientras que Michelle es amante de los cambios de look, Melania siempre luce su pelo suelto con ondas en las puntas. rara vez se le ve con recogidos u otro tipo de peinado.

7- Presencia en las redes sociales

La futura primera dama tampoco comparte una de las grandes aficiones de su marido y de Michelle Obama: su presencia en las redes sociales. De hecho, es uno de los vicios que a ella le gustaría que Donald abandonase, especialmente después de que ya se haya metido en algún lío, como cuando recientemente criticó a Meryl Streep. En un discurso cinco días antes de la campaña, Melania se refirió al acoso que sufren los niño, especialmente en la red: “Es terrible cuando (el acoso) pasa en el patio de una escuela, y es completamente inaceptable cuando lo hace alguien sin nombre, que se esconde en Internet. Tenemos que encontrar formas mejores de honrar y apoyar la bondad básica de nuestros niños, sobre todo en las redes sociales”.

Michelle Obama, muy influyente en cualquier soporte comunicativo, es mucho más activada en redes sociales, ya sea a través de su cuenta oficial como primera dama o la suya personal. En la propia, acumula casi siete millones de seguidores, por los 700.000 que tiene Melania en su Twitter. También en Instagram la diferencia de seguidores entre ambas es abismal.

Fotografía del 20 de enero de 2009 del presidente de EEUU, Barack Obama, y la primera dama, Michelle Obama antes del desfile inaugural tras la toma de posesión como el 44 presidente de la nación, en el Capitolio de Washington, DC (EEUU).
Fotografía del 20 de enero de 2009 del presidente de EEUU, Barack Obama, y la primera dama, Michelle Obama antes del desfile inaugural tras la toma de posesión como el 44 presidente de la nación, en el Capitolio de Washington, DC (EEUU). (Peter Foley / EFE)

Origen: Michelle Obama y Melania Trump, las siete diferencias

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s