San Valentín: Seis consejos de ciberseguridad para no llevarse un susto en San Valentín

el

La Gaceta

Los días cercanos a San Valentín son una de esas fechas del año en las que algunos cibercriminales suelen hacer su particular “agosto”. Aprovechando el tirón que tienen las redes sociales de citas y que muchas personas andan en este momento del año algo más susceptibles de lo habitual por no tener pareja, los hackers aprovechan para engañar y beneficiarse de los más desprevenidos.

El estado de enamoramiento suele producir comportamientos poco habituales en las personas, pero que sociológicamente se pueden etiquetar por patrones de conducta. Esto lo saben bien los cibercriminales que, sirviéndose de fotos falsas y diciéndole a sus víctimas todo aquello que esperan oír, son capaces de seducirlas y aprovecharse de ellas.

Independientemente de la red social que utilicemos para ligar, ya sean las más modernas como Tinder o Happn, o las más “clásicas” como Meetic o Badoo, “es importante tener en cuenta que cuando no conocemos personalmente ni tenemos referencias de la persona con la que hablamos por medio de alguna de estas apps, no tenemos ninguna garantía de que sea alguien de fiar”, advierte Hervé Lambert, Global Consumer Operations Manager de Panda Security.

No confíe en gente a la que no conoce

Lo primero de todo y más importante es tener en cuenta que entre los miles de usuarios que hay en estas redes sociales, hay algún cibercriminal escondido. Por lo tanto, es imprescindible no tomar confianza desde el primer momento con la persona con la que ha contactado.

Cuidado con los que sólo quieren una ‘amistad digital’

Las personas que insisten en tener una amistad por la red social, pero que siempre encuentran una excusa para que no las conozcas físicamente, pueden ser malintencionados o gente que están recabando toda la información posible sobre usted, para luego hacerle algún tipo de chantaje o incluso robar en su casa cuando sepan que no va a estar allí o gente que se quiere aprovechar de sus sentimientos para engañarle.

No comparta información sensible

Aun así, tampoco es recomendable darle información sobre usted a un desconocido. Por ello, hay que poner especial atención en no mandar fotos ni vídeos comprometidos que más tarde podrían convertirse en virales, como ha ocurrido ya muchas veces. No se engañe, estas cosas no les pasan únicamente a las estrellas de cine, cualquier foto subida de tono que envíe puede extenderse como la pólvora por Internet y acarrearle serios disgustos.

Queden en un sitio público

Lo que está claro es que una de las principales funciones de estas apps es conocer en persona a gente nueva. Si es usuario de alguna de estas redes sociales, tarde o temprano acabará quedando con alguno de sus “matchs”. Aun así, debería tener en cuenta que, aunque la persona que está a punto de conocer parecía encantadora en los mensajes que se mandaban, todavía no es alguien de su confianza, eso si esperamos que lo sea, pero paso a paso y con cuidado.

Por ello, si opta por ver en persona a su match, asegúrese de que quedan en algún lugar público en el que haya más gente. Y, por supuesto, antes de salir de casa avise a algún amigo o familiar de que ha quedado con alguien con quien va a tener una “cita a ciegas”.

Cuidado con las integraciones con otras redes sociales

Muchas de estas redes sociales para ligar, como es el caso de Tinder, permiten configurar su perfil importando la información que ya tiene en Facebook. Esto no es lo más recomendable si quiere mantener su privacidad, ya que, si hace match con alguien, le será mucho más fácil encontrar su perfil en Facebook y tener más información sobre usted.

Desconfíe de las apps que ofrecen funcionalidades no incluidas en Tinder

Ser muy celoso no es bueno, pero usar aplicaciones para espiar la red social en busca de su pareja y saber si liga con otras personas es aún peor.

Aunque hay alguna app que se conecta a la API de Tinder para buscar perfiles en función de algunos parámetros como el nombre o su cuenta de correo electrónico, se trata de procesos que bordean la legalidad. Además, cuando alguien le ofrece algo que una red social por principio no da, lo más adecuado es desconfiar.

Sin ir más lejos, hace algunos meses se hizo público que no hay forma de saber quién ve sus fotos de Instagram y que las ‘apps’ que lo prometen son un fraude. Si encuentra aplicaciones que ofrecen datos que Tinder no da a sus usuarios, mejor no se las descargue, podría esconder algún malware que acabaría generándole algún que otro susto.

Origen: San Valentín: Seis consejos de ciberseguridad para no llevarse un susto en San Valentín

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s