Esconder los delitos de los refugiados para luchar contra la ‘xenofobia’

el

Los medios canadienses plantean eliminar la nacionalidad en aquellos delitos cometidos por recién llegados porque “es una información para nada relevante”.

Mario Salvatorres

Los medios canadienses plantean eliminar la nacionalidad en aquellos delitos cometidos por recién llegados porque “es una información sin relevancia alguna”.

Soleiman Hajj Soleiman fue arrestado el pasado sábado acusado de abusar sexualmente de seis personas en un parque acuático de la ciudad canadiense de Edmonton. Este hombre, de 39 años de edad, había tenido en jaque a la policía, pues ya había intentado en otras ocasiones agredir a algunas mujeres tras llegar al país como refugiado en enero de 2016.

Con un modus operandi muy similar al utilizado la noche de Año Nuevo en Colonia, Soleiman esperaba a sus víctimas en los vestuarios y sentía especial predilección por las menores de 16 años, a las que se acercaba con la excusa de “trabajar” en el centro.

Desde el comienzo de la crisis de refugiados, Canadá ha sido uno de los países que más solicitantes de asilo han aceptado. Para justificar la acogida masiva, el primer ministro Justin Trudeau aseguró que quienes “huyan del terror y la guerra, Canadá les da la bienvenida, independientemente de su fe”.

Tras los últimos episodios violentos hay muchos ciudadanos que no están de acuerdo con su primer ministro, pues hace unos días varios marroquíes fueron expulsados del país por episodios similares. Sin embargo, el ejecutivo canadiense y los principales medios de comunicación tienen un plan para acabar con el problema.

No informar. Así de fácil y de duro. La idea de la cadena CBS, la más seguida e importante del país, ha sido apoyada por numerosos medios de comunicación y pasa por ocultar los delitos cometidos por recién llegados y su nacionalidad “para evitar condenas en función del origen“.

El ejemplo de La Sexta

Es habitual que los medios de comunicación europeos censuren informaciones negativas acerca de los refugiados. El silencio mediático en torno a los disturbios y la violencia en la ruta de los Balcanes ha provocado un grado de ignorancia importante en la opinión pública, pero La Sexta ha cruzado un umbral difícil de superar.

La cadena informa en su página web acerca de una violación en Austria. Los hechos tuvieron lugar en el mes de diciembre, cuando un refugiado iraquí agredió sexualmente a un niño de 10 años en una piscina de Viena. El joven alegó que se trataba de una “emergencia sexual” porque no había tenido relaciones desde hace mucho tiempo

El violador, identificado como Amir A, atacó al menor cuando se encontraba dando clases de natación en un centro deportivo. Amir comenzó a hablar con el pequeño y a continuación le forzó alegando que “no entendía sus reiteradas negativas”.

En junio de este año, un tribunal le declaró culpable de ataque sexual grave y violación de un menor. La sentencia condenaba al refugiado a seis años de prisión y le obligaba a indemnizar a la familia con 4.730 euros. Tras meses de incertidumbre, un tribunal de apelación aceptó finalmente el recurso de la defensa y revocó la condena.

En su noticia, de apenas tres párrafos, La Sexta obvia la nacionalidad y la condición de refugiado del violador y en ningún caso informa de que este tipo de prácticas se han convertido en tónica habitual desde el comienzo de la crisis de refugiados.

Origen: Esconder los delitos de los refugiados para luchar contra la ‘xenofobia’

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s