Nada detiene a Nicole, un ejemplo de superación y amor por el tenis

el

Niky Dhers tiene 15 años y nunca caminó. Siguió el legado de su papá y hasta lo superó: integra la Selección Argentina.

Nada detiene a Nicole, un ejemplo de superación y amor por el tenis
Nicole con su papá Martín, quien lo inició a su hija en el tenis

Jorge Sanchez

Julieta Rico

No existen límites cuando uno sabe lo que quiere, ni siquiera una enfermedad pone freno a la hora de luchar por un sueño. Ese es el caso de Nicole Dhers (15), una alegre chica de Florida que está en silla de ruedas por un defecto congénito en la columna vertebral y es una de las estrellas de la Selección argentina de tenis adaptado. El camino hubiera sido más complicado sin su familia, en especial su papá, Martín (53), ya que gracias a él tuvo su primer contacto con la raqueta a los cinco años y nunca más la dejó. “Los médicos me dijeron que no iba a poder hacer muchas cosas y hasta ahora lo único que no pude hacer es caminar”, afirma la vecina.

Nada detiene a Nicole, un ejemplo de superación y amor por el tenis

Nicky en medio de un entrenamiento en el Centro Asturiano.

“Lo supimos antes de que naciera y fue el momento más duro. Fuimos con los dos hermanitos y la mamá a hacer la ecografía que iba a mostrar el sexo del bebé. De golpe el médico empezó a observar la dificultad y me pidió que me retirara con los nenes. Al principio no me sonó raro porque pensé que estaban molestando, pero cuando pasaron más de 20 minutos y no salían no me gustó nada”, recuerda Martín Dhers, padre de Niky. Y continúa: “Me llamó y nos dijo cómo venía la mano, pero me estaba hablando en chino, por eso cuando llegué a casa lo primero que hice fue buscarlo en Internet”, recuerda. Fue así como empezaron a transitar este camino que tuvo momentos feos y otros más felices: “Ella se acostumbró a esta vida y nosotros también. Por supuesto que nos gustaría que no fuera así pero por ahora no tiene remedio, en un futuro no se sabe”, dice el papá.

Todos los mediodías Martín y Nicole recorren cuatro cuadras desde su casa hasta el Centro Asturiano, donde la joven realiza su entrenamiento: “A la mañana me trae mi mamá y hago una hora de gimnasio más dos en la cancha; después me busca mi papá y como con él; y vuelvo para terminar mi rutina”, cuenta Niky. Y agrega: “El ENARD es el que respalda mis entrenamientos y eso representa mucho en cuanto a costos ya que ahora entreno cinco veces por semana pero durante el año vamos arreglando con los profes por el tema del colegio. Además voy a la escuelita del CENARD los sábados. Los domingos descanso”. Como toda deportista, se cuida con las comidas pero con un permitido: “Los viernes a la noche vamos por una hamburguesa, ya es un clásico”, revela Martín entre miradas cómplices con su hija.

Nada detiene a Nicole, un ejemplo de superación y amor por el tenis

Hija, padre y abuelo, con sus amadas raquetas.

En total entrena unas seis horas diarias, que su papá no para de resaltar: “Es un esfuerzo importante. Para mí, la verdad, es un gran orgullo, y además sin quererlo ella me va enseñado cosas. Me infla el pecho”.

Niky compite actualmente en categoría Junior y Mayores Damas, tanto en modalidad individual como en parejas: “Me gusta más single porque demostrás lo que practicás durante la semana. Lo que hagas bien o mal es cosa tuya, no le pasás la presión al otro como puede pasar en dobles, que cuando te equivocás y pensás ‘perjudiqué a mi compañero’. Además es una manera de probarme”, aclara pero reconoce que también se divierte jugando dobles con su compañera y mejor amiga, Lucía Troncozo: “Es algo diferente, con ella juego casi todos los partidos”. Aunque en febrero disputó en su club el torneo “Zuniga Open” en dobles junto a Antonella Pralong, número dos del mundo en Junior: “Me sentí muy bien y cómoda a pesar de que ella juegue a otro nivel”, señala y Martín añade: “Le sugirieron que juegue con Antonella porque va a ser con quien viaje a los Paraparamericanos en San Pablo este mes. Era una buena oportunidad para que se conozcan”.

Los Juegos se realizarán del 20 al 27 de este mes y la menor de los Dhers formará parte de la delegación, siendo la primera vez que viaja sola: “Para mí es muy importante que pueda hacer este tipo de cosas porque reafirman la independencia que va logrando. Con la mamá estamos muy contentos de que pueda ir despegando”.

Origen: Nada detiene a Nicole, un ejemplo de superación y amor por el tenis

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s