Notre Dame, herida de muerte

el

Grietas en sus torres, gárgolas que se desprenden… El Arbobispado avisa: se necesitan 100 millones para evitar que la catedral ‘se hunda’

Quimera de Notre Dame

La catedral más famosa de París, y quizás del mundo, está en peligro. En peligro por vejez, por cansancio, por un mantenimiento insuficiente, y también por éxito. Con 855 años cumplidos, el templo mantiene su fachada majestuosa, pero fuera de plano…

Notre Dame se cae, literalmente, a pedazos.

El paso del tiempo ha hecho mella en Nuestra Señora de París. El jefe de comunicación de la catedral,André Finot, explicaba hace unos días a la revista francesa Le Point que el templo está amenazado por profundas grietas. Fisuras que afectan a la estructura, a sus dos torres, a los arbotantes de la cabecera del edificio y a su aguja central.

También sus icónicas gárgolas lo están pasando mal: varias han perdido la cabeza en los últimos tiempos y hace pocos días una se desprendió por completo de la fachada, estampándose contra el suelo. Las gárgolas dañadas son sustituidas por tubos de PVC.

Los conservacionistas franceses culpan a los rigores del clima, a la contaminación y al incesante flujo de turistas de ese deterioro. El Arzobispado avisa: se necesitan 100 millones para evitar el desastre.

“Si no hacemos nada, corremos el riesgo de que se hunda”, advierte Finot.

En busca del (rico) amigo americano

Notre Dame es una de las grandes joyas del patrimonio cultural parisino. La icónica catedral gótica de Paris

donde vivió el Jorobado de Notre Dame

y que contempló la coronación de NapoleónCada año recibe la visita de más de 14 millones de turistas. El Estado francés destina cerca de dos millones de euros anuales al mantenimiento de esta maravilla de la arquitectura gótica, pero esa cantidad se está demostrando insuficiente.

Según los expertos, las necesidades actuales de Notre Dame son, fácilmente, 50 veces mayores. Los conservacionistas y el propio Arzobispado de París calculan que se necesitan un mínimo de 100 millones para acometer las obras necesarias para reparar desperfectos, restaurar decoraciones talladas, consolidar las zonas dañadas y asegurar su futuro como espacio abierto al público.

¿De dónde saldrá ese dinero? El Arzobispado tiene sus ojos puestos en Estados Unidos. No en el Estado, sino en la filantropía privada. En otras palabras: se buscan donantes.

El objetivo es conseguir esos 100 millones de euros a lo largo de los próximos 20 años. Para ello se han creado dos fundaciones: la Fundación Amigos de Notre Dame de París, dirigida a captar donaciones estadounidenses, y la Fundación Futuro Patrimonio de París, en la que cualquier ciudadano francés puede hacer su aportación.

Si no hacemos nada, corremos el riesgo de que se hunda

Este mismo otoño se pondrán en marcha las obras de reparación de la aguja de Notre Dame, la “flecha”, como le llaman en Francia. Una construcción a base de 500 toneladas en maderas nobles y 250 toneladas de plomo que se levanta 93 metros del suelo.

Luego, en la primavera de 2018, comenzará la campaña de recaudación al otro lado del charco.

“Vamos a realizar una gira por las principales ciudades, de Nueva York a Los Ángeles, para movilizar a los clientes ricos a través de reuniones y cenas”, explica Finot. “Esperamos que una lluvia de dólares pueda venir a salvar nuestras torres medievales”.

Emergencia arquitectónica, ¿alguna ayuda?

Origen: Notre Dame, herida de muerte

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s