Para las elites de Corea del Norte, una escuela dirigida por cristianos

el

03_SCHOOL

Alumnos de la Universidad de Ciencia y Tecnología de Pyongyang en 2011. (David Guttenfelder/Associated Press)

POR CHOE SANG-HUN

SEÚL, Corea del Sur — Ubicada en un inmenso campus de 100 hectáreas en la capital de Corea del Norte, la Universidad de Ciencia y Tecnología de Pyongyang se adhiere al culto de la familia Kim. Arriba de su edificio principal, grandes caracteres rojos elogian al “general Kim Jong-un”, el joven líder del país. Pero la escuela es diferente en un aspecto notable en un país que prohíbe la religión, es dirigida por cristianos evangélicos.

Fundada hace siete años por Kim Chin-kyung, un estadounidense nacido en Corea del Sur, la escuela brinda a los hijos de la elite norcoreana una educación que no pueden recibir en otra parte: ciencias informáticas, agricultura, finanzas internacionales y administración, todo impartido en inglés por un cuerpo docente internacional.

03_SCHOOL2

Una imagen de un video de la universidad en 2014, con el lema en el techo elogiando al “general Kim Jong-un”. (Associated Press Television News)

Pero sus profesores, la mitad de ellos estadounidenses, tienen prohibido predicar. Y la escuela puede ofrecer al gobierno norcoreano algo más también: apoyo. De abril para acá, dos de los voluntarios de la institución, ambos ciudadanos estadounidenses, fueron arrestados. Los hombres fueron acusados de “actos hostiles”, un cargo empleado a menudo contra personas acusadas de espionaje o proselitismo. Eso efectivamente los convierte en fichas de negociación en el conflicto entre Pyongyang y Washington.

Algunos críticos dicen que la escuela capacita a la futura elite de un régimen dictatorial que no respeta los derechos humanos y amenaza a sus vecinos con armas nucleares.

Los estudiantes marchan a la cafetería cantando sobre lealtad a Kim. Los materiales didácticos son aprobados por las autoridades, que tienen sus propios miembros del personal en el campus. Los catedráticos deben tener “guías” cuando salen del campus. Los estudiantes deben reportar cualquier comentario subversivo de los maestros. Un profesor estadounidense fue deportado por tratar de dar una Biblia a un estudiante.

Para el personal de unos 90 voluntarios de más de 10 países, impartir cátedra en la universidad es una oportunidad de dar a los futuros líderes norcoreanos una perspectiva internacional.

Los voluntarios conviven y comen con los alrededor de 500 estudiantes cuidadosamente seleccionados, que viven en el campus. Thae Yong-ho, un diplomático norcoreano que desertó a Corea del Sur el año pasado, dijo que la universidad enseña a los hijos de la elite los principios del mercado en un país desesperado por modernizar su economía.

Will Scott, que dio clases allí, señaló que los estudiantes admitían “tener pesadillas” al conocer a profesores de EE.UU., país que tuvieron que demonizar desde la infancia.

“Muchos de los estudiantes iban a la universidad más por la oportunidad de poder interactuar con extranjeros que por la carrera específica que estudiaban”, escribió Scott en Reddit.

Origen: Clarín.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s