“Todo lo que haga o deje de hacer un cliente después de ser tatuado es su responsabilidad”

el

La muerte de un hombre en México tras bañarse con su tatuaje nuevo reabre las heridas de un debate eterno con el cuidado de los tatuajes

Tatuajes

Si piensas en cómo te irás de este mundo raro seguro que no imaginas un epitafio así: “Muerto por infección de su tatuaje nuevo”. Sería extraño, pero no inédito. Eso mismo le ha ocurrido a un hombre de 31 años en el Golfo de México, y su historia nos alerta sobre los riesgos de un tatuaje sin cicatrizar.

Tras hacerse un nuevo tatuaje en su pantorrilla con la ilustración de una cruz, unas manos en oración y las palabras “Jesús es mi vida”, este hombre -no identificado- se bañó en la costa mexicana y contrajo el Vibrio vulnificus, una bacteria que normalmente se esconde en el agua del mar, el marisco y el pescado crudo. El contagio derivó en un choque séptico (infección sanguínea) y en celulitis, una inflamación severa de la piel. Los médicos del hospital al que acudió el bañista intentaron frenar la infección con antibióticos de alta potencia, pero murió dos días después.

La revista BMJ Case Reports ha descrito el caso informando de que el paciente presentaba circunstancias particularmente peligrosas. Según cuentan, tenía una enfermedad hepática crónica que le hacía más vulnerable frente al Vibrio vulnificus, un condicionante que de hecho, por prescripción médica, impide nadar en el mar.

El futuro tanto de su salud como la de su tatuaje dependerán de cómo decida cuidarlo.

“Éste es un caso aislado, de todas formas no hay que tomarse a la ligera un tatuaje. En realidad una infección de esta magnitud puede ocurrir fácilmente si se expone cualquier tipo de “herida” al agua sucia o contaminada, no sólo la de un tatuaje, que al fin y al cabo no deja de ser una herida superficial”, explica la tatuadora Letizia Ruggirello.

En efecto, un tatuaje recién hecho es una herida abierta en la piel. Como otras heridas, necesita un par de semanas para cerrarse por completo. Personas enfermas y sanas se exponen al contagio ofreciendo una entrada a su organismo a través de la tinta fresca.

Además de la mencionada bacteria, alguien recién tatuado también corre el riesgo de contraer infecciones por estafilococos, así como enfermedades que implican agujas y sangre, como el tétanos, la Hepatitis B o la Hepatitis C. Por último, los tatuajes están vinculados a ciertas alergias, no muy frecuentes, que reaccionan ante tintes y colorantes.

¿Y cómo evitamos cualquiera de estos sustos?

“En lo que a mí respecta, la gente que decide tatuarse suele ser informada antes. Todo el mundo tiene algún conocido que se ha tatuado y conoce de cerca el proceso. Hoy en día gracias a Internet la información está al alcance de todos, es fácil entender cómo va el tema y los cuidados que se deben aplicar”, cuenta Letizia Ruggirello.

“Los tatuadores profesionales usamos materiales que se esterilizan como cualquier instrumental quirúrgico o bien materiales desechables, y una rigurosa higiene a la hora de hacer un tatuaje. Explicamos claramente cómo se lo debe tratar para una buena cura, cómo debe mantener la zona limpia y ha de seguir las demás indicaciones del tatuador. A partir de ahí, todo lo que haga o deje de hacer el tatuado es pura responsabilidad del cliente”.

Quien quiera lucir un buen tatuaje, que sea paciente y se tome en serio las indicaciones.

Así, lo primero es mantener el vendaje durante al menos 24 horas, combinándolo con con una crema tópica. Además conviene hidratar bien la zona, no frotarla después del lavado y acariciarla con suavidad. Otra de las medidas que sugieren algunos expertos es evitar cualquier baño inmediatamente después del tatuaje en cualquier fuente de contagios como el mar, la piscina o bañeras de hidromasaje.

“Si algo anda mal, es porque algo no se ha hecho bien en el proceso de cura. Quien quiera lucir un buen tatuaje, que sea paciente y se tome en serio las indicaciones del profesional. El futuro tanto de su salud como la de su tatuaje dependerán de cómo decida cuidarlo”.

(Vía Time)

Origen: “Todo lo que haga o deje de hacer un cliente después de ser tatuado es su responsabilidad”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s