El ex Padelai se transformará en un polo cultural, con ministerio incluido 

el

Avanza la refacción del edificio, que estuvo usurpado hasta enero; alojará oficinas del Ministerio de Cultura y espacios para uso vecinal

Sobre Humberto I, el edificio donde funcionó un hospital, en plena obra
Sobre Humberto I, el edificio donde funcionó un hospital, en plena obra. Foto: LA NACION / Daniel Jayo

El edificio del ex Patronato de la Infancia ya está en obra y prevén transformarlo en un polo cultural. El Ministerio de Cultura porteño se mudará al histórico edificio de San Telmo, con 120 empleados aproximadamente. Trabajarán allí el ministro y las áreas administrativas. Se contempla, a su vez, la construcción de un centro cultural, un anfiteatro y una plaza para uso público.

“La idea es que no sea un edificio gubernamental, sino que se integre al barrio”, dijo ayer Ángel Mahler, ministro de Cultura, en la presentación del proyecto a la prensa. Destacó también que será positiva la cercanía del Museo de Arte Moderno y de la Usina del Arte. Eduardo Macchiavelli, ministro de Ambiente y Espacio Público, se mostró convencido de que este proyecto “le dará mucha vida al barrio.”

Buscan que sea un espacio abierto a los vecinos, donde haya espectáculos, distintas ofertas culturales y se puedan aprovechar los 3400 m2 nuevos de espacios verdes. Hasta enero último, el inmueble permaneció usurpado por decenas de familias, que fueron desalojadas pacíficamente.

El edificio, construido entre finales de 1800 y principios de 1900, tiene protección patrimonial porque pertenece al área designada como centro histórico.

En esta primera etapa, la refacción está centrada en el sector situado en la esquina de Humberto I y Balcarce. Se mantendrá la fachada tal cual, aunque adentro no queden muchos vestigios de lo que alguna vez fue un hospital de niños.

La recuperación requerirá una inversión de $ 33 millones. El acceso principal al edificio de 1500 m2, simétrico, coincidirá con el centro del inmueble por la calle Humberto I. Del interior no pudieron recuperar casi nada, aunque los arquitectos dijeron que intentarán conseguir unos mosaicos igual a los originales, que no pudieron ser reutilizados por el estado de deterioro.

Obreros recuperan el interior deteriorado
Obreros recuperan el interior deteriorado. Foto: LA NACION / Daniel Jayo 

El objetivo es que sea un edificio dinámico. En el recorrido impactan los espacios abiertos y la altura de los techos, que alcanzan hasta los cinco metros. Se propiciará que haya mucha luz natural, con una parte del techo vidriada. En busca de sustentabilidad, incluirá recuperación de agua de lluvia y una terraza verde, mientras que se estudia la posibilidad de colocar vidrio fotovoltaico para obtener energía solar.

La Ciudad estima que la obra quedará finalizada para fines de diciembre y luego se comenzará a trasladar el equipamiento necesario para que la mudanza de las oficinas se realice en marzo del año próximo.

Foto: LA NACION

Para refaccionar el segundo edificio, con frente sobre Balcarce, se llamará a licitación durante el primer semestre de 2018. Aún no existe la certeza absoluta de que vaya a ser destinado también al Ministerio de Cultura, aunque los dos ministros presentes así lo pretenden.

El predio perteneció al Patronato de la Infancia hasta 1978 y mantiene sus inscripciones en la fachada. Luego de que las monjas que dirigían el hogar de niños abandonaron las instalaciones, se expropió y pasó a ser propiedad de la Ciudad.

Sufrió distintas ocupaciones desde 1984. En 2009, fue cedido al gobierno de España para el desarrollo de un centro cultural, pero nunca se concretó y volvió a ser ocupado. El verano pasado, el gobierno porteño acordó subsidiar a las familias que lo habitan para que dejaran el edificio.

Los vecinos se muestran optimistas con el nuevo proyecto. Consideran positivo que haya movimiento. “Es fantástico. Hace rato que decían que se iba a aprovechar. Esperemos que esta vez sí se haga”, dijo Ángela María Saponaro, que tiene 75 años y vive a la vuelta del ex Padelai.

“Con tal de que sacaran a los usurpadores, cualquier propuesta me parece fenómena”, dijo Horacio Di Leva, que vive enfrente. “El año pasado no podíamos dormir hasta las cuatro de la mañana, por el volumen al que ponían la música”, se quejó. Cree que este proyecto va a llevar más seguridad al barrio.

Macchiavelli recordó: “La mudanza del Ministerio de Cultura a San Telmo entra en la estrategia del gobierno de la ciudad de mudar sus dependencias a la zona sur”.

Este anuncio se suma a la reciente confirmación del traslado del Ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat a Villa Lugano, al predio donde hoy se erige el Elefante Blanco. Los pabellones serán demolidos y se construirá desde cero una sede ministerial. Parque Lezama y Parque Patricios son los dos barrios que más dependencias oficiales recibieron.

Origen: El ex Padelai se transformará en un polo cultural, con ministerio incluido – 14.07.2017 – LA NACION

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s