A las Williams se las va a extrañar

el

 

La final perdida por Venus puede ser un punto de inflexión en el tenis femenino.

A las Williams se las va a extrañar

 

Cambio de guardia. La española Garbiñe Muguruza y la estadounidense Venus Williams, en Londres. DPA

 

Sergio Danishewsky

En un tiempo corto habrá que volver a la imagen del marcador electrónico de la cancha central de Wimbledon: 5-4 y 40-15, decía en ese momento. Venus Williams disponía de dos set-points y el sueño de ganar en el All England por sexta vez parecía posible. Ahí se desequilibró la balanza y Garbiñe Muguruza apretó el acelerador. Ese punto de inflexión del partido bien podrá ser observado como el fin de ciclo de una generación y el nacimiento, o acaso la consolidación, de otra.

Venus tiene 37 años y aunque conserva una elasticidad envidiable y una colección de tiros angulados todavía dañina, su tenis ingresó en el lógico declive. Una enfermedad autoinmune y un accidente de tránsito en el que se vio involucrada -y que terminó con una muerte- no son sino catalizadores de un alejamiento inexorable. Algo parecido le cabe a su hermana: a los 35, Serena espera su primer hijo. Y aun cuando anunció su regreso para febrero, será difícil volver a ver en plenitud a la tenista de golpes más violentos de toda la historia.

Son ellas dos, y también la temperamental rusa Svetlana Kuznetsova (32), las únicas habitantes mayores de 30 en los primeros 15 lugares del último ranking. El que saldrá mañana ya no tendrá a Serena en el top ten por primera vez en 276 semanas. Una checa de 25, Karolina Pliskova, reemplazará en la cima a la alemana Angelique Kerber (29), ahora tercera. Halep (25, segunda), Konta (26, cuarta), Muguruza (23, quinta) y Svitolina (22, sexta) ocuparán las primeras posiciones. Con la letona Ostapenko (20), flamante campeona en París, duodécima y amenazante.

Si ese cambio de guardia garantizará un mejor juego, está por verse. Pero hay algo seguro: se extrañará a las Williams. Mucho. Por los duelos que animaron, por las historias que se construyeron a su alrededor, ciertas o no. Por su look y sus actitudes desafiantes.

Y por su tenis, claro. De estilos diferentes y similar capacidad destructora. Un tenis único e irrepetible que empezó a ser historia en ese momento inmortalizado en el cartel electrónico

Origen: A las Williams se las va a extrañar

En 1998 cuando las Williams aparecieron en el circuito profesional ,la potencia que tenian ,con un tenis aprendido en canchas publicas junto a su padre marcaba la diferencia de las otras mujeres del circuito .Todavia recuerdo las declaraciones de Martina Hingis ,que iba haber muchas finales entre ella y Davenport .Hingis es solo un recuerdo y las Williams siguen vigentes quizas el ultimo año ,no se sabe ,pero se las extrañara !

Adri Bosch

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s