Un Brasil cada vez más negro enfrenta la arraigada discriminación

Alberto Armendáriz

Pese a que el 54,9% de la población ya se identifica hoy como negra o parda, las personas de color sufren los efectos de la marginación económica, política y social

Foto archivo

RIO DE JANEIRO.- Brasil tiene cada vez más gente de piel oscura, según los resultados de la última Encuesta Nacional por Muestra de Viviendas del Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE), que ya apuntaba esta tendencia desde hacía algunos años. De los 205,5 millones de brasileños estimados hoy, 8,2% se identificaron como negros y 46,7% como pardos, un crecimiento del 6,9% y del 2% respectivamente en comparación con los datos de dos años atrás. No obstante las personas de color representen hoy al 54,9% de la población, el país continúa con serios problemas arraigados de discriminación económica, política y social.

Los números de la marginación resultante son elocuentes y duros.

De los 12,9 millones de brasileños desempleados hasta el tercer trimestre de este año, 8,5 millones tienen la piel negra o parda, es decir, un 63,7% del total. Y aunque los brasileños de color suman el 53% de la población económicamente activa, ocupan apenas el 6% de los puestos gerenciales y el 5% de los cargos de director o presidente, de acuerdo a un sondeo realizado entre las 500 mayores empresas del país. La injusticia se traslada a la remuneración salarial: según el IBGE, los trabajadores negros y pardos reciben un 45% menos de salario que sus colegas blancos.

En el área política, los brasileños de color también tienen poca influencia. De los 513 diputados, 103 se declaran negros o pardos (20%), y entre los 81 senadores sólo hay cinco que de identifican como pardos y dos como negros. En tanto, apenas seis de los 27 gobernadores son pardos.

En cambio, sí están sobre-representados en las cárceles, donde el 61,6% de los reclusos son negros o pardos, según datos del Levantamiento Nacional de Informaciones Penitenciarias. Y de acuerdo al más reciente informe del Foro Brasileño de Seguridad Pública, el 71% de las víctimas de homicidios son negras o pardas, la mayoría de ellas jóvenes.

Gracias a la implementación de cuotas raciales en las universidades, se ha logrado duplicar el número de estudiantes negros y pardos en la última década; sin embargo, todavía son pocos: sólo 12,8%.

Según explicó la gerenta de la Encuesta Nacional por Muestra de Viviendas del IBGE, María Lucía Vieira, el aumento de brasileños negros y pardos en la población no se debe a un alza en la fecundidad entre esos grupos sino a que cada vez más gente se identifica como tal. Es decir, a medida que la cultura y el movimiento por los derechos de los afro-brasileños ganó más espacio en la sociedad, hay más orgullo en aceptarse como una persona de color.

“Ese número mayor de negros y pardos declarados deviene del mestizaje natural de la población y del mayor acceso a la información, que lleva a las personas a identificarse con un color o una raza diferente de la que se identificaban antes”, señaló Vieira.

El auto-reconocimiento lleva así a un mayor empoderamiento de los negros y pardos y, con la ayuda de acciones afirmativas -como las cuotas universitarias- en otros ámbitos, se podrá mejorar la situación y asegurar que todos los brasileños tengan las mismas oportunidades de desarrollo.

Origen: Un Brasil cada vez más negro enfrenta la arraigada discriminación

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .