Amor como intercambio 

 

El amor no es auto sacrificio, sino la afirmación más profunda de tus propias necesidades y valores.

Por

Roberto Briones

Cuando intento analizar la palabra “Amor” llego a la conclusión de que es una de las palabras más usadas pero que en pocas ocasiones se puede coincidir en su definición.

También creo que se ha llenado de connotaciones que, muchas veces, salen de lo racional y te hacen olvidar la importancia de la felicidad individual, de poder intentar hacer feliz a alguien más y que ese alguien más, a su vez intente hacer lo mismo contigo, como en un intercambio voluntario de Mercado, en donde los dos individuos salen satisfechos.

Es por eso, que me gustaría dar mi propia definición, basada en los dos autores que han marcado mi crecimiento intelectual: Adam Smith y Ayn Rand.

El amor es la expresión de los propios valores, la mayor recompensa que puedes ganar por las cualidades morales que has logrado en tu carácter y tu persona, el precio emocional que paga un hombre por la alegría de recibir virtudes de otro.

El amor romántico, en el pleno sentido del término, es una emoción posible solamente para el hombre (o la mujer) de autoestima inquebrantable. Tal individuo es incapaz de sentir un deseo sexual divorciado de valores espirituales.

Sigue…

Origen: Disidentia

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .