San Telmo: bar mítico ante la amenaza de su último domingo

Bar histórico.  Fue fundado en 1880 y declarado sitio de interés cultural en 2011. Tras 139 años, se acerca su cierre.

Ayer abrió las puertas, como de costumbre, bajo la angustia de su cierre. Los empleados reclaman al dueño del local mantenerlo abierto

Atrás quedarán los 139 años de historia que lleva consigo el emblemático bar de San Telmo, Plaza Dorrego, si finalmente se concreta mañana su cierre definitivo.

Los ocho empleados del bar confirmaron que mañana se reunirán con los dueños para “obtener una respuesta concreta” en relación al cierre del local.

Ayer, en su último domingo, el bar abrió sus puertas como de costumbre. Durante la tarde, los clientes llenaron las mesas dentro y fuera del local, muchos sorprendidos con esta despedida. En los vidrios del bar, los carteles en español e inglés pedían mantener los puestos de trabajo. Entre mesa y mesa un mozo a la corridas, sostuvo que mañana cerraría el local “excepto que los dueños definan lo contrario”.

“El martes (por mañana) habría que entregar las llaves del negocio. Ese día tendremos una reunión con los dueños del local y del comercio y esperamos una respuesta concreta sobre nuestro futuro”, señaló Gustavo Funez, quien trabaja como mozo en el bar hace más de 14 años.

El dueño del comercio es Rubén Yufera, de 78 años, y según Funez hace más de cinco días que ya no se presenta en el bar. “En el último tiempo el dueño venía un par de horas y cerraba temprano. Eso nos perjudicaba porque hay compañeros que entraban en el horario de la tarde y trabajan apenas una o dos horas”, señaló.

Además indicó que a los ocho empleados del bar se les adeudan tres meses de sueldos y que hace dos años no les hacen los aportes patronales.

“Nos deben los salarios de agosto y septiembre, y julio nos pagó en cuotas. Hace dos años que no nos realizan los aportes jubilatorios ni de la obra social. Fueron descontados en los recibos pero nos enteramos que no fueron abonados”, denunció.

El bar Plaza Dorrego se fundó en 1880 en la calle Defensa 1098 y en 2011 fue declarado “símbolo identitario de San Telmo y sitio de Interés cultural” por la Legislatura porteña. Allí, alguna vez ocuparon sus mesas figuras como Jorge Luis Borges, Ernesto Sábato, Julio de Grazia, Anibal Troilo y el Polaco Goyeneche. Hoy, esos recuerdos caminan en la cuerda floja. Habrá que esperar solo unas horas para saber qué pasa.

Origen:Ambito.com

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .