El ideal de una sociedad sin niños 

video
video Información
comentarios
  • Por

    José Carlos Rodríguez

    El nuevo ideal progresista es la extinción voluntaria, o quizás controlada, de Occidente, para acelerar su sustitución por otras culturas.

    En 2008 Astra Taylor hizo público su documental The Examined Life. Taylor es escritora, cineasta, músico, activista, y socio de la Fundación Shuttleworth, que lleva el apellido de un millonario que riega con su dinero los proyectos que sirvan para “cambiar el mundo”. Esa clase semi culta, que aprende a diario que este mundo alberga los peores males de la humanidad y se encamina a un futuro todavía más aciago, asume como obligación personal cambiar el mundo.

    Taylor entendió que The Examined Life era su contribución a ese cambio; una serie de entrevistas entrelazadas a los filósofos Cornel West (socialista), Avital Ronell (enseña en una cátedra llamada Derrida, en unas aulas a las que vuelve tras ser acusada de acoso sexual), Peter Singer (utilitarista, ateo partidario del infanticidio en ciertos casos), Kwame Akroma-Ampim Kusi Anthony Appiah (profesor de filosofía Laurance Rockefeller de Princeton), Martha Nussbaum (Universidad de Chicago), Michael Hardt (autor del llamado “manifiesto comunista del siglo XXI”), Savoj Zizek (él dijo lo del “manifiesto comunista del siglo XXI), y Judith Butler (teórica del género, feminista de tercera ola, antijudía…).

    Esta es la precuela de mi historia, que comienza con la revista The Point, que tiene como lema The Magazine of The Examined Life porque es exactamente eso: un producto derivado de esa exposición de lo filósofos más radicales que pudo encontrar Taylor para mostrarnos su desapego por la humanidad. Pero me interesaba mostrar el camino que lleva a nuestro punto de partida. Un punto, que así se llama la revista, en el que se publica un artículo de Samuel Scheffler titulado Un mundo sin niños.

    Cuando estamos ya metidos en el juego trilero del autor, nos lanza la idea, el ideal apenas escondido, de que la decisión de unos pocos sea la de la práctica totalidad: no dejar descendencia

    El artículo tiene varias trampas, como las de no tener en cuenta elementos esenciales en las cuestiones que plantea, pero no por ello está del todo mal planteado. Es largo, como el que espera que lo lea un neoyorkino a lo largo de su brunch en casa, y está escrito con una longitud de onda cada vez mayor, preparándonos poco a poco para lo que ha de venir.

    Sigue…

    Origen:  Disidentia

  • Responder

    Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

    Logo de WordPress.com

    Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

    Google photo

    Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

    Imagen de Twitter

    Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

    Foto de Facebook

    Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

    Conectando a %s

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .