Martin Scorsese, una leyenda vigente de Hollywood

 

Robert De Niro y Martin Scorsese, en rodaje de Taxi Driver. Foto: Archivo DEF.

Robert De Niro y Martin Scorsese, en rodaje de Taxi Driver. Foto: Archivo DEF.

Perfil del director con más nominaciones al Oscar en la historia del cine, director de El Irlandés y de clásicos como Taxi Driver. Cuál es su legado, qué marcas dejó su generación y por qué considera que el cine está tomando otros rumbos

Por Pablo Nardi

La anécdota puede ser falsa. Puede que se trate de un mito, uno de los mito más grandes de Hollywood, pero, en cualquier caso, como buen mito revela una verdad profunda que excede el hecho fáctico. El narrador es nada menos que Tarantino, y explica que, cuando Martin Scorsese había terminado el montaje de Taxi Driver, mostró la cinta a Columbia Records. La MPAA le dio una clasificación de edad demasiado alta. Scorsese volvió a su casa, indignado, y, según cuenta la leyenda, pasó la noche entera tramando un plan: matar al productor de Columbia. Estaba despierto, borracho, su obra maestra estaba a punto de echarse a perder y tenía un arma cargada. Cuando la decisión pasó a ser más que una mera posibilidad, Scorsese intentó encontrar dentro de sí mismo una sola cosa que pudiera hacer en lugar de cometer un asesinato; se le ocurrió que podía cambiar el color de la sangre de la última escena, de rojo a púrpura. Final feliz: el representante de Columbia consideró que el cambio era suficiente para bajar la clasificación.

Así lo dibuja el episodio, y en este sentido revela una verdad profunda: el director obsesivo, el director que primero es autor, el cineasta que defiende su obra de los embates de la industria y el consumo, inevitables piezas del circuito audiovisual que poco tienen que ver con el verdadero cine. O mejor: el director que encuentra el modo de que sus obras burlen el filtro de la industria y el consumo. Martin Scorsese no solo es uno de los directores más populares; también es un autor clave para la historia del cine.

 Dos factores influyeron para siempre en su vida: el asma, que le impedía hacer ejercicio y actividades relacionadas; y el barrio, que, según cuenta el director en varias entrevistas, era tan peligroso que lo mejor era quedarse encerrado viendo películas.

Sigue…

Origen: Infobae

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .