Quiebra un hostel por la cuarentena en Argentina: Pasé de tener un negocio próspero a vender colchones al menudeo

“QEPD Happy Hostel. Aquí yacen los restos de una pyme Argentina. No resistió 90 días de proscripción. Gracias políticos por haber hecho esto”, dice el pasacalles colgado en la entrada del Happy Hostel en la capital de la provincia de Córdoba.

En el medio de la crisis social y económica generada por la pandemia, en un drástica decisión Gabriel González, dueño del espacio, decidió cerrar de manera definitiva. “Colgué el cartel a modo de despedida de los vecinos de la zona en una especie de agradecimiento por tantos años”, le cuenta a Infobae.

Happy Hostel – que tenía como principal misión funcionar como un alojamiento “amigo y feliz”, abrió sus puertas hace ocho años, el 1 de abril de 2012. “Un día estaba caminando por la calle Independencia y ví el cartel de alquiler de la propiedad como quería estudiar solventar mi carrera decidí emprender. Gracias a este negocio prospero pude recibir de Ingeniero Civil en la Universidad Nacional de Córdoba, en mi último año gané una beca y obtuve una doble titulación en Italia”.

Sigue…

Origen:Infobae.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .