¿Existe el miedo a ser feliz?

Hablamos con un psicólogo sobre la cherofobia o, lo que es lo mismo, un miedo irracional a experimentar felicidad asociado en muchos casos a la inseguridad. La buena noticia es que podemos aprender a ser felices

POR ANA MORALES

© Ben Weller. Realización: Marta Gallo

PSICO

Parece contradictorio que se pueda tener miedo a sentir algo positivo, pero la realidad es que existe. Existe el miedo a ser feliz y tiene nombre: cherofobia o querofobia. En realidad, de alguna u otra manera, puede que todos lo hayamos experimentado en algún momento de nuestra vida. El miedo a hacerse ilusiones cuando se empieza una relación de pareja; el pensar que cuando todo va ‘demasiado’ bien algo malo va a pasar; el evitar una reto profesional por miedo a sentirnos decepcionados si luego sale mal…

Cuando esos miedos se convierten en una constante irracional en nuestra vida, nos instalamos en una espiral de negatividad que nos hace tremendamente infelices. “La cherofobia es darle margen real y creíble al pesimismo”, nos explica el psicólogo Juvenal Ornelas Hernández, de la plataforma online MundoPsicólogos. Y reflexiona sobre cómo el pesimismo se alimenta precisamente de justificar las malas experiencias. “Ninguna persona puede vivir en un continuo de pesimismo, sin obtener en ello nada agradable. El propio pesimismo en sí mismo se alimenta con más malos momentos. Cuando se vive o se revive una mala experiencia, el pesimista vuelve en el fondo de su ser a sentir alivio. A sentir la confirmación de que todo lo que piensa tiene sentido porque la profecía del mal siempre se cumple”, explica el experto.

De hecho, hace dos años, la bloguera británica Stephanie Yeboah explicaba durante una entrevista con el diario Metro cómo era su vida con cherofobia. “En mi caso, mi cherophobia se desencadena por eventos traumáticos. Incluso cosas como celebrar un éxito, superar alguna tarea difícil o conseguir un nuevo cliente me hace sentir incómoda”, decía. “Por alguna razón me siento mejor cuando soy infeliz, porque la infelicidad es un sentimiento que he conocido durante toda mi vida y me he acostumbrado a él”, añadía.

¿Por qué se puede tener miedo a ser feliz?

Para Ornelas, muchos casos de cherofobia están asociados a la inseguridad. En muchas ocasiones, no es tanto un miedo a experimentar felicidad sino miedo a tomar decisiones que puedan cambiar nuestro rumbo. El experto habla del miedo a arriesgar y de cómo esos miedos pueden deberse a patrones adquiridos durante la infancia. “Existe el ‘miedo a arriesgar’ y el ‘drama estancado’. El miedo a arriesgar puede deberse a patrones familiares de ‘sufre y manténte que con sacrificio se puede obtener la felicidad’. Y el drama estancado es pensar que a pesar de todo lo que hago, no consigo lo que quiero, y por tanto, ese fracaso me convierte en infeliz y con ello debo vivir el resto de mi vida”, explica en referencia a los pensamientos que suelen rondar a las personas que sufren ese miedo irracional a experimentar felicidad.

La felicidad es individual (y podemos aprender a gestionarla)

He aquí la buena noticia: la felicidad nunca vendrá de fuera. Ni en forma material ni personal. Por tanto, depende de nosotros experimentarla. “La felicidad es un concepto claramente individual. Puedes disfrutar de un momento de felicidad sin tener que gastar dinero. Puedes tener instantes de felicidad sin hacer nada en concreto, solamente siendo tú y haciendo lo que te pide tu mente en cada momento sin importar tanto lo que otros puedan o no hacer por ti. Nadie tiene la obligación de venir a conocerte y hacerte feliz por ello. Lo que sí puede suceder es que dos personas, siendo como son, y disfrutando el uno del otro libremente, obtengan más momentos agradables y sigan deseando continuarlo. Pero la felicidad volverá irremediablemente a ser cuestión de cada uno y de cada parte de nosotros”, explica el experto en una interesante reflexión sobre cómo ser feliz depende de nosotros y no de los demás.

Puedes decidir si lo ves ‘blanco o negro’

Ya hemos hablado de que la felicidad se puede entrenar y de cómo de ese trabajo interior que hagamos dependerá que seamos felices. “Está claro que existe tanto la infelicidad como la felicidad, pero recordar que solo depende de cómo gestionemos individualmente nuestras decisiones, que se asomen más a una idea que a la otra. En cada momento de la vida, irremediablemente tendrás que decidir si lo ves negro o blanco, optimista o pesimista, alegre o triste. Pero vas a tener que tomar la decisión que más se acerque a lo que deseas, porque de ella depende no solo el resultado final, sino la forma de transitar por la decisión”, explica Ornelas.

La felicidad y las redes sociales

Las redes sociales son una exposición constante de momentos felices que pueden generar en ciertas personas miedo a no experimentar esa felicidad de la misma manera. Sin embargo, conviene recordar que no se trata de vender momentos felices, sino de disfrutarlos. “El mejor momento es aquel que solamente queda en el recuerdo y en la retina de quienes lo vivenciaron”, afirma Ornelas. Por tanto, es importante ser conscientes de esa sobreexposición y de cómo puede afectar a quienes la protagonizan.

¿Cómo hacer frente al miedo a ser feliz?

Aunque la cherofobia no está considerada como trastorno mental en el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales, la realidad es que muchos expertos la han bautizado como ‘la ansiedad del siglo XXI’. En muchos casos puede ser necesario la ayuda de un experto, pero existen también ciertas cosas que podemos hacer en nuestro día a día para evitar ese miedo a ser feliz. Juvenal Ornelas aconseja, por ejemplo, hablar de las emociones en público, comunicar lo que sentimos, hacer cosas que nos hagan sentir bien sin un propósito específico, romper nuestras rutinas y rodearnos de personas positivas. “Para cultivar la felicidad necesitas rodearte de personas que te permitan mantener intercambios interesantes y sentirte bien”, señala. Se trata de encontrar momentos placenteros y saber apreciarlos. Porque la felicidad es cosa nuestra (y no de lo demás).

Origen: vogue.es

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .