La OMS no merece un cheque en blanco por parte los contribuyentes, especialmente después de su desastre con COVID-19

Seguir financiando a la OMS sólo supondrá un derroche del limitado dinero de los impuestos y socavará la salud pública a expensas de la integridad y las mejores prácticas.

Ross Marchand

A finales de mayo, el Presidente Trump anunció el fin de la financiación (y de la adhesión de los Estados Unidos) de la atribulada Organización Mundial de la Salud (OMS). Recientemente, el proceso formal de retirada comenzó en serio con la fecha de salida prevista para el próximo mes de julio. Pero ahora, algunos miembros del Congreso buscan una “solución” legislativa para mantener los aproximadamente 500 millones de dólares en fondos de los contribuyentes norteamericanos que fluyen anualmente a la burocracia mundial.

El Congreso informa que los últimos planes presupuestarios de los demócratas de la Cámara de Representantes, “aseguran la financiación de la Organización Mundial de la Salud y financian una serie de organizaciones internacionales”. Dada la respuesta chapucera de la OMS a la pandemia, la continuación de la financiación de la organización equivaldría a un cheque en blanco por mal comportamiento. Un presupuesto verdaderamente pro salud pública haría a la OMS responsable de sus acciones. Para aquellos que apoyan los dólares de los contribuyentes para las iniciativas de salud mundial, se podrían dirigir a organizaciones más dignas, como Médicos sin Fronteras. Los pacientes simplemente no pueden esperar a que la OMS se organice.

No es sorprendente que los demócratas del Congreso no estén contentos con la decisión del Presidente Trump de desfinanciar a la OMS. La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi (D-CA), calificó la medida de insensata, peligrosa e ilegal. Pelosi también declaró que la política “será desafiada rápidamente”. Pero en realidad, es cada vez más peligroso y absurdo seguir apuntalando una burocracia mundial hinchada y poco fiable.

El 14 de enero, la OMS tuiteó infamemente que las autoridades chinas no habían visto “ninguna prueba clara de transmisión entre humanos del nuevo coronavirus” a pesar de que valientes denunciantes como el médico de Wuhan, Li Wenliang, sonaron la alarma sobre una enfermedad que parecía estar propagándose de un paciente a otro.

Las investigaciones preliminares llevadas a cabo por las autoridades chinas no han encontrado ninguna prueba clara de transmisión de persona a persona del nuevo #coronavirus (2019-nCoV) identificado en #Wuhan, #China🇨🇳. pic.twitter.com/Fnl5P877VG

Sigue…

Origen: fee.org.es

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .