El gato con gotas: aprendiendo de los veterinarios en la lucha contra COVID-19

Los gatos padecen enfermedades causadas por coronavirus como la peritonitis infecciosa felina, muy letal. ¿Y si los medicamentos que la combaten sirvieran para curar la COVID-19 en humanos?

La crisis de COVID-19 está demostrando que todo esfuerzo por encontrar tratamientos y vacunas es poco. Una de las líneas que se baraja es probar medicamentos que han demostrado eficacia contra otros virus. Por eso es interesante saber que los gatos padecen enfermedades producidas por coronavirus, algunas de ellas letales, como la peritonitis infecciosa felina (PIF, o FIP en inglés). ¿Y si los medicamentos que la combaten también sirvieran para curar la enfermedad producida por coronavirus en humanos?

Al ser letal en las mascotas, los investigadores llevan muchos años ideando medios de prevención y cura de esta enfermedad. Por ejemplo, existe una vacuna nasal (del tipo de la que describíamos en un artículo anterior) que ha sido validada por un amplio estudio de campo. Aunque entre los veterinarios todavía existe controversia sobre su eficacia.

La PIF no es nada frecuente (afecta a 1 de cada 5000 gatos). Sin embargo su gravedad y letalidad han fomentado que se investiguen tratamientos antivirales. Entre ellos el que nos ocupa en este artículo.

¿Cómo se diseña un antiviral para un coronavirus?

Un coronavirus se multiplica dentro de las células utilizando la maquinaria de estas, y, por lo tanto, actuando como un “parásito”. En concreto, el virus que produce la PIF es también un coronavirus (llamado FCoV) y utiliza en la invasión una proteína que lleva codificada en su ARN.

Esta proteína se produce inicialmente en una forma larga no funcional, lo que se conoce como “polipéptido”. Así que, para empezar a trabajar, primero debe ser cortada por medio de una especie de tijeras, una proteasa llamada Mpro. Uno de los pedazos resultantes del corte será la proteína del virus que permite que este se multiplique. Pues bien, esta proteasa es una “diana” ideal para diseñar un medicamento antiviral. Al fin y al cabo, si la proteasa no funciona, el virus no se puede multiplicar, no puede producir la infección, y el paciente se cura.

Sigue…

Origen: theconversation.com

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .