Elefantes comiendo plástico, la foto premiada que muestra una terrible realidad

Tharmapalan Tilaxan ha ganado el concurso de la Royal Society of Biology con una dolorosa imagen que pone el acento sobre el conflicto entre humanos y elefantes en Sri Lanka

Una manada de elefantes deambulando por una enorme extensión de basura. Esa es la foto que ha ganado el concurso de fografía de la Royal Society of Biology, la Real Sociedad de Biología de Reino Unido. Sin embargo, si miramos más atentamente, veremos que los elefantes no sólo caminan entre los desperdicios: también se los comen.

“Encontré a estos elefantes vagando por el vertedero de forma inesperada, cuando viajaba a Akkarapippattu desde Jaffna”, cuenta el joven fotógrafo ceilandés Tharmapalan Tilaxan, autor de la imagen. “Me irritó ver a unos 25 ó 30 elefantes buscando comida en el basurero, y decidí que debía documentar este problema para poner el foco en él. A partir de entonces, saqué de mi agenda todo el tiempo que pude para visitar el vertedero en varias ocasiones, fotografiarlo y difundir esta difícil situación”. En total, pasó en el tóxico emplazamiento 28 días, durante doce horas cada vez.

Hacerlo no fue fácil. Para empezar, Tilaxan vive en Jaffna, al norte de Sri Lanka, mientras que el vertedero se encuentra en Oluvil, al este. “Me llevaba siete horas llegar allí. Además, no estaba familiarizado con la zona. Por lo tanto, tuve que vigilar el lugar todo el tiempo que pude, ya que no tenía idea de cuándo llegarían los elefantes al basurero del bosque. Además, debía ser cauteloso y responsable en medio de un grupo tan grande de paquidermos, pues ya he sido perseguido por estos animales anteriormente“.

Foto elefantes comiendo de basurero

A todo ello, se sumaban las duras condiciones del emplazamiento. “Después de unos días, me adapté al entorno. Pero aún así, seguía experimentando asfixia y alergia en la piel debido al hedor y las emanaciones de la basura”.

ELEFANTES COMIENDO DESPERDICIOS, UN PROBLEMA ESPECIALMENTE GRAVE

La toma de Tilaxan resulta chocante porque los majestuosos paquidermos asiáticos, que estamos acostumbrados a ver rodeados de verdes junglas en las fotos turísticas, deambulan en este caso por una gran zona de deshechos. “La forma más fácil de eliminar la basura en Sri Lanka es ir a cualquier bosque y tirarla“, explica el fotógrafo. A la degradación del entorno que supone esta práctica, se suma la modificación de hábitos de los animales de la zona. “Los elefantes se vuelven adictos al sabor de los diversos alimentos de la basura, lo que puede hacer que cambien por completo su estilo de vida y hagan de estos vertederos su mesa de comedor”.

“Cuando esos animales huelen la comida, no importa si está cubierta de polietileno, envuelta en papel o contenida en un recipiente de plástico: se lo tragan todo. No es posible evitar que estos desechos queden atrapados dentro de los estómagos de los elefantes, que tienen un sistema digestivo muy sensible, causándoles finalmente una muerte muy dolorosa”.

Foto elefantes comiendo de basurero

En Sri Lanka viven hoy en día unos 7.000 paquidermos, pero, cada año, mueren unos 300. 2019 fue especialmente fatídico, con 361 muertes registradas. Las razones son muchas: desde envenenamientos intencionados, efectuados como respuesta a la invasión de las cosechas -los animales, al perder su ecosistema, se acercan a las huertas para comer- hasta atropellamientos en las vías del tren.

A estas causas se le suma la ingestión de microplásticos sobre la que llama la atención Tilaxan, que, según The Jakarta Post, es una de las principales causa de muerte de estos animales, tal y como muestran las autopsias. Es una pescadilla que se muerde la cola: la falta de un entorno adecuado hace que los elefantes acudan a otras fuentes alimenticias, lo que, a su vez, modifica sus conductas y afecta negativamente a todo el ecosistema. “Solo hay que ver las fotos para sentir tristeza y vergüenza de ver a estos gigantes en la basura”, culmina el fotógrafo, que espera llamar con su trabajo la atención de los gobernantes.

El Estado de Sri Lanka, por su parte, afirma estar trabajando en minimizar el conflicto entre humanos y paquidermos impidiendo la importación de plástico y el uso de plásticos de un solo uso y vallando los vertederos, cosa que no parece funcionar del todo: la valla del basurero de Oluvil, de hecho, estaba desmoronada, permitiendo a estos animales campar por él a sus anchas.

Origen: traveler.es

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .