Soul: la película más adulta de Pixar y una de las mejores del 2020

El reciente estreno de la nueva cinta animada de Pixar demuestra por qué siempre logran llegar a la emoción de todos los espectadores

La película de Pixar ha tenido gran acogida entre el público de Disney +. / Foto: YT-Pixar

LatinAmerican Post | Ariel Cipolla

Pixar es la máxima exponente de las películas animadas en la actualidad. Estaba claro que, cuando desde Disney lanzaron la nueva plataforma de streaming de Disney Plus, gran parte de las producciones estarían disponibles allí. Lo que no se esperaba es que, por la crisis del COVID-19, los estrenos en el cine tuviesen que esperar y las producciones exclusivas estuvieran únicamente allí.

Es lo que sucedió con Soul, la nueva película de esta compañía, que apareció en este servicio cerca de la Navidad. Lo realmente interesante es que no se trató de una película más, sino una que, para medios especializados como Espinof, la consideran como la “mejor película del 2020”, un año realmente atípico en producciones cinematográficas. Veamos por qué es tan buena.

Soul: la película más adulta de Pixar

Pixar siempre logró que sus películas tuvieran una “esencia” sentimental. Es decir, cada producción que lanzan de forma habitual logra llegar a los sentimientos de las personas, con temáticas muy ingeniosas, más o menos profundas según cada película. Sin embargo, en Soul vemos, por primera vez, que se toca un tópico poco discutido entre los más pequeños: la muerte.

Si bien ya lo habíamos visto en Coco, otra de las grandes obras de esta empresa, esta vez se le da un toque mucho más profundo, serio y espiritual. Si anteriormente decíamos que cada cinta gozaba de una “esencia”, esta idea logra perfeccionarse porque, justamente, en Soul hablamos de todas las almas que tienen que pasar hacia El Gran Después, es decir, el más allá.

El director de esta cinta fue Pete Docter, que ya había estado a cargo de grandes obras como Up o Inside Out. Lo cierto es que este filme se parece mucho a este último, debido a que se tratan aspectos realmente emotivos y divertidos, pero también serios. A través de un trabajo artístico exquisito, podemos reconocer las calles de Nueva York para entender la vida de Joe: un profesor de música de jazz que anhela tocar en una banda.

 

 

Luego de tener una prueba y ser aceptado para tocar en una banda de alto prestigio, el protagonista tiene un accidente. El momento es impactante, ya que no estamos acostumbrados en Pixar a una obra tan realista dentro de la animación, por lo que puede ser chocante. A partir de ahí, desembocamos en una especie de dimensión en la que las almas se preparan para morir definitivamente, pero también con otras que se preparan para llegar a la Tierra y nacer cuando estén preparadas.

Desde ese momento, esta nueva historia logra inspirarnos constantemente a la idea de buscar nuestro “propósito”, generando moralejas existencialistas que nos hacen preguntarnos qué es lo que estamos haciendo con nuestra vida. Desde un lado creativo, se hacen analogías con algunos de los misterios más importantes de la vida. Por ejemplo, cómo los bebés adquieren personalidades o cómo las personas pueden frustrar sus sueños y ser almas en pena.

Es decir, el mundo propuesto en esta cinta intenta dar una explicación espiritual e incluso cómica a algunas situaciones de nuestra vida que no tienen respuestas, principalmente desde un punto de vista sentimental. A través de la tragedia de la muerte, Soul logra desplegar todo su potencial narrativo para hacernos creer que incluso una película de Pixar puede acabar mal, ya que se trata de algo natural y que a todos nos tocará en algún momento.

 

 

Por eso, tal y como menciona HobbyConsolas, no es la típica película de dibujos con la que mantener a los niños entretenidos, ya que hay ciertas cuestiones metafísicas que se pueden escapar de su comprensión. Sin embargo, eso no quiere decir que no la disfruten, todo lo contrario: está llena de gags humorísticos, aunque está claro en que apunta a un público más adulto.

Entonces, este trabajo logra beber de anteriores películas de la compañía, como es el caso de Inside Out, donde las emociones de cada persona eran caracterizadas a través de distintos personajes. A diferencia de esa película, que exploraba por qué se sienten las emociones a escala interna, Soul mira más hacia afuera y busca descubrir cómo uno encaja en el mundo y para qué estamos destinados a vivir.

Por eso, Soul logra, paradójicamente, ponerle alma a Pixar a través de un sentido mucho más humano y alejado del público infantil al que estamos acostumbrados. Así, esta increíble producción en materia audiovisual se vuelve un auténtico espectáculo en materia de animación, pero también genera una historia con la que empatizaremos e inevitablemente nos preguntaremos qué hacemos con nuestras vidas.

Origen: latinamericanpost.com

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .