Jeff Bezos, el archimillonario y el actor político 

Habrá que esperar y ver si Amazon continúa creciendo y si, en realidad, termina siendo un aliado clave de la Administración Biden
Por

Jeff Bezos (57 años), CEO de Amazon, es una de las personas más importantes del planeta. Su empresa es una de las más conocidas y mejor valoradas del mundo.

Su concepto de Amazon nació, primero, como una oferta universal para libros; pero eso se desarrolló tan rápidamente que, al tiempo, ya en su tienda de Internet tenía música y materiales audiovisuales, luego simplemente dio con el «clip» definitivo: vender de todo, a cualquier hora y despecharlos a donde sea que estés.

«Desde recuerdos familiares a claves de sus decisiones empresariales», la obra explica, entre otras cuestiones, la razón por la que Bezos abandonó el fondo de inversión en el que trabajaba en 1994 para montar su propia empresa. “En 1994 poca gente había oído hablar de Internet. Era una cosa de físicos y científicos. Nosotros lo usábamos poco, pero me di cuenta de que su crecimiento anual era del 2,300 %. Cualquier cosa que crezca a ese ritmo, por diminuta que sea, se convertirá en algo grande”», este fragmento pertenece a un artículo de Portafolio donde se explica parte de la obra de Bezos y esos primeros pasos como empresario.

Todo puede resumirse en que Bezos fue un visionario. Vio en Internet una oportunidad no solo para hacer dinero, sino para cambiar al mundo, porque Amazon es, justamente, eso: una plataforma que cambió la forma de hacer compras online.

Y los números avalan el éxito de Jeff Bezos: en 2015 entró al top five de personas más ricas del planeta y en dos años se hizo del primero puesto. Fue, además, la primera persona en superar los 100,000 millones de dólares en la lista Forbes de los multimillonarios del mundo y, en 2019, su fortuna se aproximó a la cifra de los 108,700 millones, posicionándose como el empresario milmillonario que más ha incrementado su fortuna.

Bezos, como dato curioso, fue adoptado por Miguel Bezos (de su padre biológico no hay tanta información y, de todas formas, no es importante porque Jeff considera al padre adoptivo su verdadero padre) cuando este se casó con su esposa, Jackie Gise. Miguel es un inmigrante cubano que llegó a USA como parte de la “Operación Peter Pan“.

No solo milmillonario, también actor político

Pero la vida de Jeff Bezos no solo está vinculada a su rotundo éxito como líder indiscutible de Amazon. Las pugnas políticas y comunicacionales también giran alrededor del empresario.

«La unidad, la empatía y la decencia no son características de una era pasada», fue lo que dijo Bezos en su felicitación a la fórmula demócrata Biden-Harris por su triunfo en las elecciones. El magnate apoyó abiertamente a Joe Biden en la contienda contra Donald Trump, luego de que las relaciones con el republicano fueran bastante caldeadas durante cuatro años.

«Felicitaciones presidente electo Joe Biden y vicepresidente electa Kamala Harris. Por una votación con números récord, el pueblo de los Estados Unidos probó nuevamente que nuestra democracia es fuerte», escribió Bezos en un post de Instagram.

Las felicitaciones de Jeff Bezos a Joe Biden y Kamala Harris

Trump fue un crítico férreo de Bezos desde la Casa Blanca, tocando temas como la compra del diario The Washington Post, las polémicas con el fisco de la empresa Amazon y la relación con el servicio postal americano.

Sobre esto último, el exmandatario señalaba que el correo postal de USA perdía por entregar pedidos de Amazon entre 3 y 4 dólares por paquete. Pero, aun así, hay estudios que refutaron la afirmación de Trump.

Pero Trump no ha sido el único político que ha criticado a Bezos, de hecho, la congresista progresista Alexandria Ocasio-Cortez (D-NY), de las más radicales izquierdistas de todo el país, fue una de las figuras políticas que manifestó indignación por cómo Amazon llevaba su ejercicio fiscal.

Cortez tuiteó acerca de los informes de la prensa sobre una investigación del Instituto de Impuestos y Política Económica (ITEP) que mostró que Amazon no pagó impuestos a la renta en USA durante dos años.

Tweet de Cortez criticando a Amazon.

Esto no quiere decir que Amazon no pagase ningún tipo de impuestos, pero, como es común en el mundo empresarial, hay estrategias fiscales para reducir cargas impositivas. La de la compañía fue tan efectiva que, inclusive, pedía reembolsos al Gobierno.

De acuerdo con Revista Semana, Amazon informó «que no debía pagar impuestos federales sobre sus ingresos en Estados Unidos para 2017 y 2018, y que, de hechodebía recibir reembolsos del Gobierno federal por esos años».

¿Por qué? Debido a que «sus ingresos de impuestos en Estados Unidos, subieron un 100 % a US$11,200 millones, dijo la compañía en sus documentos oficiales. Su carga fiscal fue menor debido a las deducciones por compensación basada en acciones y activos que se están depreciando».

«Como resultado de los recortes de impuestos de 2017, que redujeron las tasas de impuestos corporativos de Estados Unidos de 21 % a 35 % anterior, Amazon también calculó que recibiría un beneficio de US$789 millones».

Toda esta situación generó criticas y protestas contra Amazon ¿Qué consecuencias trajo esto? Amazon decidió no invertir más en New York luego de que todo estuviera acordado para que «La ciudad que nunca duerme» se convirtiera en la segunda sede oficial de la compañía de Bezos.

New York estaba feliz, estaba todo listo para que iniciara la construcción del desarrollo inmobiliario de Amazon valorado en US$2,500 millones, algo que generaría 25,000 empleos, pero la caída del proyecto frustró a las autoridades neoyorquinas que ven cómo las empresas grandes están rehuyendo de invertir en el estado por su complejo régimen fiscal.

Guerra comunicacional: Jeff Bezos vs. Trump

Pero que Bezos sea cuestionado por políticos es apenas la punta del iceberg. En 2013, el magnate compró el reconocidísimo periódico The Washington Post.

«La compra se ha realizado por 250 millones de dólares (algo menos de 190 millones de euros) que se harán efectivos a finales de este año. Por esta cantidad, adquirirá el diario ‘The Washington Post’ y sus publicaciones afiliadas», informó el periódico español El Mundo.

Quién estuvo atento a la guerra comunicacional que se ha librado en las últimas décadas, habrá notado que, en los últimos cuatro años, con la irrupción política y ascenso presidencial de Trump, los medios liberales mayormente afines a las ideas progresistas sostuvieron una política especialmente crítica con el expresidente republicano.

The Washington Post, justamente, fue uno de esos medios que se posicionaron como enemigos inequívocos de Trump. A la altura de CNN o del también reconocido The New York Times. Toda esta batalla comunicacional entre medios tradicionales y progresistas contra Trump explica cómo, hoy por hoy, solo un 17 % de los republicanos en USA confían en los medios tradicionales.

De hecho, hoy la confianza hacia los medios tradicionales está en mínimos históricos: solo un 27 % de los americanos confía y un 56 % de los ciudadanos está de acuerdo con la afirmación de que «los periodistas y reporteros intentan engañar a la gente a propósito diciendo cosas que saben que son falsas».

Esta postura de su medio con respecto a Trump, por supuesto, le ha valido muchas críticas a Jeff Bezos desde el extracto conservador de la sociedad americana, principalmente entre seguidores de Trump, pero, aun así, eso no es lo único que demuestra cómo Bezos funge como actor político desde la palestra comunicacional.

Más allá de las sistemáticas historias negativas del WaPo a la figura de Trump, la situación escaló a un punto mayor, «la persecución de Amazon al discurso de Trump».

Luego de que Google y Apple banearan la red social Parler, eliminándola de sus tiendas de aplicaciones, Amazon decidió darle el golpe de gracia a la plataforma que es famosa entre usuario conservadores y seguidores de Trump: la dejó offline de sus servidores.

Parler, al no tener App, y tampoco sitio en línea, quedó virtualmente muerta. La empresa demandó a Amazon sugiriendo que la compañía de Bezos ha tomado una decisión sin base ni fundamento, pues sus estándares para evaluar cómo se regula el contenido son dispares y sesgados.

También alegan en la demanda que Amazon debió avisar con una anticipación de 30 días sobre la expulsión de Parler en sus servidores. Hay que ver cómo transcurre el caso.

¿Amazon y un lobby en salud?

Además de la batalla comunicacional, que llega al ámbito político, últimamente surgió la hipótesis de que Amazon está interesado en generar un lobby político en Washington para impulsar sus incursiones en el área de salud.

Hace unos escasos días atrás, luego de oficializarse la salida de Donald Trump de la Casa Blanca, Amazon sacó un comunicado afirmando que estaban dispuestos a ayudar al presidente entrante Joe Biden con el proceso de vacunación.

«Amazon se ofrece a prestar al presidente Joe Biden su experiencia operativa para transportar rápidamente las vacunas contra el coronavirus por todo el país mientras el Gobierno lucha con la logística del despliegue de la inoculación», se lee en un artículo de Politico. «Pero la medida también podría ayudar a la empresa a impulsar sus propias ambiciones de expandirse en el mercado de la atención sanitaria, de 3,8 billones de dólares».

«La empresa hizo una propuesta el miércoles, apenas unas horas después de la toma de posesión de Biden, ofreciendo pocos detalles sobre cómo prevé ayudar en el difícil esfuerzo de distribución de vacunas. Pero si es aceptada, la oferta puede dar a Amazon un nuevo y valioso tesoro de datos de salud justo cuando se está expandiendo en la farmacia y la salud digital. Esto preocupa a los críticos, incluidos los progresistas que piden a Biden que mantenga a las grandes empresas tecnológicas a distancia», explicó el medio.

Politico se contactó con Lawrence Gostin, un profesor de la Universidad de Georgetown que se especializa en la ley de salud pública, quién explicó su preocupación sobre la propuesta de Amazon: «Tiene que ser transparente, y tiene que ser una oferta genuina de ayuda y no un quid-pro-quo», espetó. Además, explicó «que le preocupaba que Amazon pudiera utilizar cualquier acuerdo federal para impulsar su propia ventaja corporativa “porque son muy conocidos como empresa para tratar de dominar literalmente el mercado y forzar cualquier competencia”».

amazon, perfil
Logo de Amazon. (EFE).

Los conservadores también criticaron a la empresa de Jeff Bezos por esperar más de un mes para poner a disposición sus servicios y experiencia para el proceso de vacunación. Esto es fácilmente explicable: Bezos no se llevaba bien con Trump y apoyó a Joe Biden. Así que es lógico que Amazon se ofreciera después de la juramentación del actual presidente. Trabajar con una Administración afín es mucho más simple.

No obstante, si este es el caso, la retórica de ayudar a la salud pública de Amazon quedaría bastante desnuda, pues las buenas obras tienen, en realidad, ciertos intereses políticos que no se reciben con buenos aires.

De todas formas, un portavoz de Amazon dijo que «Hay cosas que nosotros, como país, tendremos que hacer para superar esta pandemia y eso incluye prestar nuestra experiencia y conocimientos en aspectos como la logística y el programa de pruebas que hemos creado».

Jeff Bezos vs. Elon Musk

Recientemente, el sudafricano Elon Musk superó a Jeff Bezos como el hombre más rico del mundo, de acuerdo con datos de Bloomberg.

Musk, quien es director de Tesla y CEO de SpaceX, recientemente hizo las valijas y dejó California para irse a Texas. Elon criticó la política fiscal del Golden State y calificó al estado como un equipo viejo sin motivación que ya no pelea por el campeonato, haciendo referencia a que California ya no está incentivando bien a los empresarios.

Esta postura de Musk pública con respecto a los regímenes fiscales y sus críticas recientes al socialismo han generado cierta simpatía en voces conservadoras y de derecha. Por tanto, la competencia por ver quien es el hombre más rico del mundo entre Musk y Bezos, una figura más afín a los demócratas y a las Big Tech, está generando mucho morbo mediático.

jeff bezos, amazon
Jeff Bezos, CEO de Amazon. (EFE)

Pero no solo ello, días atrás, Jeff Bezos y Elon Musk tuvieron un intercambio por sus flotas espaciales.

SpaceX, de Musk, solicitó permiso a la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) para operar sus satélites de comunicaciones Starlink en una órbita más baja de la planeada inicialmente.

Por su parte, Amazon dijo que esta medida podría generar interferencia y poner en riesgo de colisiones a sus satélites Kuiper que, igual que los Starlink de Musk, están diseñados para transmitir servicios de Internet desde el espacio.

«Al público no le sirve detener hoy a Starlink, hoy por un sistema satelital de Amazon que, en el mejor de los casos, está a varios años de comenzar a funcionar», comentó Musk en respuesta a la periodista de CNBC, Michael Sheetz.

Amazon respondió en Twitter: «Los cambios propuestos por SpaceX son los que paralizarían la competencia entre los sistemas satelitales. SpaceX busca sofocar a la competencia, pero ciertamente no sería a favor del interés público».

De acuerdo con Bloomberg, «Space Exploration Technologies Corp. de Musk ha lanzado más de 1,000 satélites para su servicio de internet Starlink y está registrando clientes en Estados Unidos, Reino Unido y Canadá. El año pasado, Amazon obtuvo permiso de la FCC para una flota de 3,236 satélites, aún no ha lanzado ninguno».

Otras críticas y polémicas en torno a Bezos

Hace unos días atrás, Amazon dijo que no quería que sus trabajadores voten por correo sobre una elección de sindicalización ¿Por qué? La empresa de Bezos alega que esta votación no sería «válida ni justa».

La compañía está buscando suspender las elecciones en un almacén de Alabama mientras insta a las autoridades laborales federales que reconsideren la decisión de permitir la votación por correo debido a la pandemia.

Los trabajadores buscan representación del Sindicato de Tiendas Minoristas, Mayoristas y Grandes Tiendas de acuerdo con The Wall Street Journal.

Esta postura es diametralmente opuesta a la postura tomada al candidato apoyado por Bezos, el presidente Biden, con respecto a la votación por correo. Recuerden que los demócratas impulsaron la votación no presencial y la campaña de Trump estuvo en contra. A quienes han señalado la postura de Amazon como de doble moral.

Este proceso electoral para aprobar o no la sindicalización resulta histórico para la compañía. Por ello, es vital que las reglas del juego estén los suficientemente claras.

Otras polémicas sobre el dueño de Amazon está relacionada con el trato a los trabajadores.

Por ejemplo, en un artículo de la BBC se leen declaraciones James Bloodworth, un escritor que se infiltró en Amazon con el objetivo de exponer las condiciones de trabajo de los empleados de la empresa, «Ha habido informes fiables (que revelaban) que los trabajadores de los almacenes de Amazon duermen afuera en tiendas de campaña, porque no pueden permitirse el lujo de alquilar viviendas con los salarios que les paga la empresa».

Por otro lado, muchos recordarán aquella polémica en torno al hackeo del teléfono de Jeff Bezos que involucraban al príncipe heredero de Arabia Saudí.

«El teléfono del multimillonario americano Jeff Bezos (…) fue presuntamente hackeado por el príncipe heredero de Arabia Saudita», se escribió en la BBC, «Son las conclusiones que se extraen de un exhaustivo análisis forense digital al celular del dueño de Amazon, que fue publicado por los diarios británicos The Guardian y The Financial Times y que llevó a expertos de derechos humanos de la ONU a pedir una investigación inmediata».

Por otro lado, «la ONU también asoció el hackeo del iPhone X de Bezos a la cobertura periodística sobre Arabia Saudita hecha por The Washington Post», de acuerdo con un artículo de Cnet.

Pero la historia tiene muchas lagunas y vacíos de ambas partes. Se acusó que los exámenes forenses hechos al teléfono de Bezos no han sido exhaustivos y, al mismo tiempo, Naciones Unidas comentó que hay suficientes pruebas para iniciar una investigación.

Milmillonario, empresario exitoso, polémico y actor político

El aporte de Bezos al comercio en línea es innegable. La brillantez con la que aprovechó una oportunidad de mercado lo ha llevado a la cima y le ha permitido destacarse en un número reducido de personas.

Pero, el mundo se está adentrando en una época donde, el sector privado –compuesto por grandes monopolios– se está aliando con Gobiernos afines a sus ideas o intereses políticos. Por ello, genera preocupación cómo factores de las Big Tech (como Jeff Bezos, Jack Dorsey y Mark Zuckerberg) están generando lobbies en Washington.

Las últimas semanas se ha visto cómo las grandes empresas tecnológicas banearon al presidente de los Estados Unidos y a una competencia más pequeña como Parler, y eso sin mayores consecuencias, más allá de algunas perdidas en el mercado.

Habrá que esperar y ver si Amazon continúa creciendo y si, en realidad, termina siendo un aliado clave de la Administración Biden.

De momento, hay varios sucesos en desarrollo en torno a la figura de Jeff Bezos que bien vale la pena seguir con atención: la demanda de Parler a Amazon, la pugna Bezos vs. Musk, cómo se desarrolla el negocio de salud de Amazon, las coberturas de The Washington Post, las elecciones sindicales en Alabama y la mano que la empresa de Bezos quiere echarle al proceso de vacunación.

Origen: Jeff Bezos, el archimillonario y el actor político – El American

Un pensamiento en “Jeff Bezos, el archimillonario y el actor político 

  1. Pingback: Jeff Bezos, el archimillonario y el actor político  — Magazine – El Noticiero de Alvarez Galloso

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .