El año de los marmotas | Seúl

La suba en los casos de Covid está generando la misma paranoia que el año pasado, aunque ahora existen las vacunas. Hay que enfocarse en ese remedio y no en el de las restricciones, que ya ha fracasado.

Por GUSTAVO NORIEGA

Lo es exactamente una pesadilla sino más bien un sueño incómodo y perturbador: esa imagen recurrente en la que nos encontramos ya adultos, pero en el colegio porque debemos alguna materia. Así estamos los argentinos con el Covid, discutiendo varios temas que ya estaban tildados en la lista de las cosas sabidas. Como en marzo de 2020, una marea irrefrenable de entrevistas televisivas, declaraciones de políticos y comentarios en las redes nos convence de que el apocalipsis es inminente y que lo mejor es “quedarse en casa”.

Los argumentos son los mismos de siempre: los “casos” crecen, las camas de terapia intensiva se van ocupando y el sistema de salud está a pocos días de colapsar. La solución: algún tipo de restricción. La gran diferencia entre el año pasado y este es que ya existe una vacuna, aunque pareciera estar ausente de la discusión. Por alguna magia discursiva que el kirchnerismo maneja como nadie, no se debate tanto la necesidad de un remedio comprobado, como el de las vacunas, sino las formas de uno ya fracasado, el de las restricciones.

Continua…

Origen: El año de los marmotas | Seúl

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .