El Triunfo de la Muerte: Un inquietante retrato que revela el notable progreso de la humanidad

La obra maestra de Pieter Brueghel, El Triunfo de la Muerte, evoca una realidad de la peste que muchos preferirían olvidar.

Tony MorleyEl cuadro de Pieter Bruegel, El Triunfo de la Muerte, es una obra aterradora, un “¿Dónde está Waldo?” del apocalipsis del siglo XIV. No es fácil confundirlo con el triunfo de la humanidad sobre la muerte, es el triunfo de la Muerte sobre la humanidad. Un ejército de esqueletos que abrasa sin piedad e indiscriminadamente la contaminada y deforestada tierra y el acorralamiento y masacre de los aldeanos.

El Triunfo de la Muerte de Bruegel es una Danse Macabre, un estilo artístico de finales de la Edad Media, y modo de expresión de la fragilidad de la vida y la casi certeza de una muerte joven y espantosa a instancias de un orden natural sin remordimientos. La Danse Macabre refleja la realidad aceptada de la época, a saber, que la condición preindustrial del hombre era “solitaria, pobre, desagradable, brutal y corta”, una realidad reflejada con aguda precisión en el Triunfo de Bruegel.

Sin embargo, la obra de Bruegel capta algo mucho más grande que las incesantes vicisitudes y el aplastante nivel de vida de la civilización preindustrial. El Triunfo de la Muerte captó quizá el mayor acontecimiento de sufrimiento humano masivo de la historia de la civilización: la Peste Negra (1346-1353).

Los brotes de peste asolaron Europa de forma intermitente desde al menos el año 430 al 1750; sin embargo, fue el periodo de la Peste Negra el que indujo el mayor sufrimiento, se cobró el mayor número de vidas y sentó las bases para la transformación fundamental de los sistemas económicos y sociales del mundo.

Es casi insondable contemplar las condiciones de un brote de peste preindustrial

En la inquietante obra de Bruegel, a medida que los esqueletos avanzan, arrasan el paisaje y masacran a la gente. Los aldeanos no pueden oponer resistencia. A medida que se desarrolla la masacre, una madre se derrumba, con su hijo pequeño indefenso para luchar contra el perro esquelético que tira de su manta. Un esqueleto sobre la caja toca sus tambores mientras otros dos hacen sonar campanas suspendidas en los árboles. En el primer plano central, los esqueletos han capturado la iglesia, aquí no hay Dios, las oraciones y los gritos desesperados de los aldeanos quedan sin respuesta. En el apocalipsis de Bruegel, la furia de la muerte saquea las riquezas del reino y reclama al rey, cuyo tiempo ha terminado. El ejército desenfrenado por la destrucción se lleva por delante a hombres, mujeres y niños, y en el paisaje natural en el que residen, nada ni nadie se salva.

El Triunfo de la Muerte representa, y fue pintado en, una época en la que la humanidad sólo tenía un tenue entendimiento de lo que era la enfermedad, de lo que la causaba o de lo que se podía hacer para prevenir, tratar o mitigar la propagación y el impacto de la enfermedad. Puede ser tentador suponer que una escena así era una representación fantasiosa, pero el cuadro de Brueghel evocaba una cierta realidad de la peste. Los esqueletos como agentes eran obviamente una fantasía, pero la escala y el alcance del apocalipsis se transmiten de una manera que da al espectador una sensación de lo que fue la vida en esos años.

Ian Mortimer contextualiza la magnitud de la escena, en su libro Centuries of Change.

Continua…

Origen: fee.org.es

Un pensamiento en “El Triunfo de la Muerte: Un inquietante retrato que revela el notable progreso de la humanidad

  1. La analogía virósica, nos ha generado indefensión absoluta, ubicarnos y alejarnos contaminados entre nosotros, sectorizándonos en un espeluznante campo de concentración planetario estructurado en los efectos de exterminio de la analogía virósica, elementos experimentales denominados “vacunación” cepas de numerosas denominaciones, etc., en una irreversible agonía donde debemos esperar la muerte con el paso del tiempo o auto eliminarnos. No existe salida.

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .