La separación de Bill y Melinda Gates: cómo se compara con los divorcios más grandes de multimillonarios

Rachel Sandler

Bill y Melinda Gates, la influyente pareja a cargo de la fundación privada más grande del mundo, se separarán después de 27 años de matrimonio.

Ambos seguirán siendo copresidentes de la Fundación Bill y Melinda Gates, y continuarán trabajando juntos para dar forma a las estrategias de la organización y establecer la dirección de la misma. De todos modos, el impactante anuncio deja sin respuesta varias preguntas sobre la fortuna de Gates. No está claro cómo la pareja dividirá sus activos o si firmaron un acuerdo prenupcial, pero debido al “gran tamaño”, la división probablemente será uno de los acuerdos de divorcio más grandes de la historia.

Bill Gates, quien en 1975 cofundó Microsoft, tiene un patrimonio de US$ 130.500 millones, lo que lo convierte en la cuarta persona más rica del mundo, según Forbes. Gates se convirtió por primera vez en la persona más rica del mundo, con una fortuna de US$ 12.900 millones, en 1995, un año después de casarse con Melinda.

Lo que complica las cosas es el hecho de que Washington, donde reside la familia Gates, es un estado de propiedad comunitaria. Eso significa que todos los activos adquiridos por cualquiera de las partes durante un matrimonio se consideran comunales y, por lo general, se dividen en partes iguales durante el divorcio en ausencia de un acuerdo prenupcial. Aunque en Washington, las partes pueden resolver dividir sus activos de una manera que sea “justa y equitativa”, lo que puede resultar en acuerdos que no son necesariamente 50/50.

Janet George, abogada de divorcios del bufete de abogados McKinley, con sede en Washington Irvin, le dijo a Forbes: “Tomemos a Jeff Bezos y su ex esposa MacKenzie. Jeff le dio a MacKenzie una cuarta parte de su participación de Amazon en su acuerdo de divorcio”.

“Si Bill y Melinda decidieran dividir la fortuna en partes iguales, Melinda valdría US$ 65.250 millones, que sería más que lo que tiene MacKenzie Scott, la ex esposa del fundador de Amazon Jeff Bezos, con un valor de $ 59.800 millones (Scott donó casi US$ 6.000 millones de su fortuna a entidades benéficas el año pasado).

Forbes elaboró una lista de las mayores desuniones de multimillonarios que se hayan registrado, al menos de dónde podíamos seguir el dinero. En algunos casos, como la división entre Sergey Brin y Anne Wojcicki, no se conoce el tamaño del acuerdo porque las solicitudes de divorcio estaban selladas.

1. Jeff Bezos y MacKenzie Scott: al menos US$ 35.000 millones.

La pareja se conoció mientras ambos trabajaban en el fondo de cobertura DE Shaw en Nueva York. Después de que se mudaron a Seattle, MacKenzie ayudó a Jeff a hacer despegar a Amazon. En abril de 2019, anunciaron los términos de su divorcio: recibió alrededor del 4% de las acciones en circulación de Amazon, con un valor de más de US$ 35.000 millones en 2019 cuando se anunció el acuerdo (y mucho más ahora, con las acciones de Amazon con casi un 75% desde entonces). Jeff se aferró a toda la compañía de cohetes Blue Origin y al Washington Post. Una vez que se finalizó el divorcio, MacKenzie, quien cambió su apellido a Scott en 2020 y se volvió a casar en marzo de 2021 , se convirtió en la tercera mujer más rica del mundo.

MacKenzie Scott, la exesposa de Jeff Bezos que sacude por completo al mundo  de la filantropía - LA NACION

2. Bill y Sue Gross: US$ 1.300 millones

La desordenada división de los Grosses acuñó a un nuevo multimillonario y arrastró a otro. Sue solicitó el divorcio en 2016 de su esposo, el fundador de la administradora de activos Pimco, y se fue un año después con una fortuna de US$ 1.300 millones. Ese botín incluyó una casa de Laguna Beach de US$ 36 millones  y “Le Repos”, una pintura de Picasso de 1932 en disputa que luego vendió por US$ 35 millones. Mientras Bill intentaba aferrarse a uno de sus tres gatos, Sue finalmente consiguió la custodia de todos ellos. Bill perdió su lugar en The Forbes 400 en 2018 luego de 14 años consecutivos en la lista. Ambos ahora tienen sus propios vehículos caritativos.

Sue and Bill Gross commit $40 million to establish nursing school | UCI  News | UCI

3. Steve y Elaine Wynn: US$ 850 millones

Los cofundadores del gigante de los casinos Wynn Resort. Ese acuerdo dictaminó que Elaine, miembro de la junta de Wynn Resorts desde 2002, reciba 11 millones de acciones, por un valor estimado de US$ 795 millones. Steve también vendió alrededor de US$ 114 millones en acciones ese año; algunas, si no todas, fueron a manos de Elaine como parte del trato. Luego demandó a Wynn Resorts en 2012 para vender parte de su participación del 9% y fue expulsada de la junta tres años después en medio de una fea batalla por poderes.

Después de que Steve renunció como CEO y presidente en febrero de 2018 en medio de acusaciones de acoso sexual (que negó), vendió todas sus acciones. Elaine, que ahora tiene un valor de US$ 2.300 millones, es el accionista individual más grande de Wynn Resorts.

Shareholder Agreement Between Steve Wynn and Ex-Wife Invalidated By Judge

4. Harold Hamm y Sue Ann Arnall: US$ 975 millones

Después de tres años de amargos procedimientos judiciales, el magnate petrolero Harold trató en 2015 de poner fin a su matrimonio de 26 años con Sue Ann (sin acuerdo prenupcial) escribiéndole un cheque por la cantidad de US$ 974,790,317.77 de su cuenta de Morgan Stanley.

Lo depositó, pero luego ella cambió de opinión, decidió que quería más y presentó una apelación en busca de una mayor participación de la fortuna de entonces US$ 13.7000 millones vinculada a la propiedad del 75% de Hamm en Continental Resources que cotiza en bolsa.

En abril de 2015, la Corte Suprema de Oklahoma puso fin a la saga, concediendo la moción de Harold para desestimar su apelación, razonando desde el precedente que Sue Ann había aceptado el acuerdo firmando y depositando el cheque. Posteriormente, Sue Ann financió un comité de acción política que logró destituir al juez que presidió el divorcio.

Harold Hamm y Sue Ann Arnall | De Acá y de Allá

5. Roy E. y Patricia Disney: US$ 600 millones

Roy y su esposa solicitaron el divorcio en 2007 a las edades de 77 y 72, respectivamente, después de 52 años de matrimonio. Roy, sobrino de Walt Disney, tenía un valor aproximado de US$ 1.300 millones en ese momento. Anteriormente, uno de los pilares de Forbes 400, perdió casi la mitad de su fortuna en la división y fue eliminado de la lista. En 2008, se casó con la escritora y productora Leslie DeMeuse. Murió un año después; Patricia murió en 2012. Una fundación familiar con activos de $ 122 millones (a partir de 2018) con ambos nombres apoya causas ambientales y económicas.

Nota publicada en Forbes US.

Origen: Forbes Argentina

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .