¿Se abrazan los animales?

Los abrazos en los primates son fáciles de reconocer porque se parecen a los nuestros. Sin embargo, los abrazos podrían funcionar de manera diferente en otras especies.primates

Si hay algo que hemos echado de menos durante la pandemia, eso es definitivamente el contacto humano. Somos seres sociables y, como tal, nos gusta abrazar a nuestros seres queridos para reconfortarnos y sentirnos protegidos. Sin embargo, ¿te has preguntado alguna vez si los animales se abrazan al igual que las personas?

¿Qué es un abrazo?

Para responder a esta pregunta habría que definir primero qué es un abrazo. Desde el punto de vista humano, el abrazo ocurre cuando alguien envuelve sus brazos alrededor de otra persona. Esto, evidentemente, restringe los abrazos a los animales con brazos (principalmente los primates). Así, los investigadores pudieron descubrir rápidamente que los abrazos son igual de importantes en la vida de algunos primates.

Abrazos de consuelo

Según Zanna Clay, primatóloga en la Universidad de Durham (Reino Unido) las crías bononos (pan paniscus) se abrazan mientras duermen y caminan juntos. Esto se debe a que hay muchas crías huérfanas que necesitan tranquilidad y protección, por lo que hacen ‘la caminata del abrazo’. Esto es, según la primatóloga, abrazarse y caminar como si se tratara de un trenecito.

Este comportamiento es más habitual en un santuario que en la naturaleza, probablemente porque los bonobos están expuestos a los abrazos de sus cuidadores humanos. No obstante, según la investigadora también ocurre en su hábitat natural y es mucho más frecuente entre los primates jóvenes.

Así, algunas veces los bonobos que están angustiados o han experimentado un conflicto estiran los brazos, mientras que otro bonobo se acerca rápidamente para rodearle con un fuerte abrazo. “Un bonobo podría pedir un abrazo, así que podrían buscar a alguien y pedir ayuda, o alguien podría ofrecerles uno”, afirmó la investigadora.

Monos dándose un abrazo
Pixabay.

Más allá de los primates

Los abrazos en los primates son fáciles de reconocer porque se parecen a los nuestros. Sin embargo, los abrazos podrían funcionar de otra forma en otras especies. Por ejemplo, los caballos se acicalan unos a otros, y los estudios revelan que esta actividad disminuye su frecuencia cardíaca. En las aves, en cambio, se cree que acicalarse entre parejas aumenta los lazos sociales.

Los leones se frotan la cabeza y se acarician la nariz , lo que aumenta sus conexiones sociales. Y, por otro lado, cientos de especies (especialmente los mamíferos) se acurrucan para proporcionarse comodidad y calor, o bien para formar un frente unido contra el peligro. Mientras tanto, los delfines frotan sus aletas para disculparse después de una pelea.

Por ello, después del estrés que ha provocado la pandemia, podríamos decir que los animales también reconocen los abrazos y que estos tienen muchos equivalentes en nuestros compañeros animales. De hecho, en cualquier parte del mundo hay especies que realizan actos de consuelo y que se protegen entre sí en los momentos más complicados.

Origen: muyinteresante.es

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .