El ejercicio te hace fuerte frente al coronavirus

¿Sabes que hacer ejercicio físico de forma habitual puede predecir cómo va a evolucionar la infección por coronavirus? Sigue leyendo para saber por qué

Isabel Gallardo Ponce

Realizar ejercicio de forma regular es un factor protector contra la gravedad del coronavirus.

A nadie le suena a novedad que hay que hacer actividad física. Tampoco que es mejor moverse que no hacerlo y que cualquier ejercicio, por pequeño que sea, es saludable.

Lo que aún no se sabe es si hacer ejercicio físico puede ayudar a reducir las posibilidades de contraer el coronavirus en estos tiempos de pandemia. Pero sí hay buenas noticias ya que se ha confirmado que hacer ejercicio ayuda a reducir el riesgo de fallecer si se contrae la Covid-19. Ese es el resultado de un estudio español realizado por el Hospital Clínico San Carlos, según explica a CuídatePlus Ricardo Salgado, cardiólogo del centro y primer autor del estudio.

Ejercicio como medida preventiva frente al coronavirus

Lo que indica este estudio es que la falta de ejercicio físico en los pacientes ayuda a predecir el riesgo de mortalidad. De hecho, la investigación apunta a que mantener una actividad física regular aumenta hasta en ocho veces las probabilidades de no fallecer.

¿Qué implicaciones tiene esta conclusión? Puesto que sigue sin haber un tratamiento específico, más allá de las vacunas, al abanico de medidas preventivas como el distanciamiento social, el uso en sociedad de mascarilla y el lavado de manos viene a unirse el ejercicio físico “como una medida sencilla contra la infección al alcance de cualquiera, que creemos que puede tener impacto en la salud de la población general”, dice Salgado.

El ejercicio ha sido siempre un firme aliado de la salud cardiovascular. Hasta ahora “se recomendaba controlar los factores de riesgo cardiovascular y realizar ejercicio físico pero sin mucha evidencia científica; sin embargo, a partir de ahora realizar ejercicio físico de forma regular se convierte en un factor primordial ya que reduce ocho veces la posibilidad de fallecer por Covid-19 cuando la persona precisa ingreso hospitalario”, advierte el director del Instituto Cardiovascular del Hospital Clínico San CarlosJulián Pérez-Villacastín.

¿Cuánto ejercicio hay que realizar?

Habitualmente se aconseja realizar 150 minutos semanales, y mejor aún si son 30 minutos cinco días a la semana, dice Salgado. De hecho, las últimas recomendaciones de actividad de la Organización Mundial de la Salud van en esa línea y aconsejan que las personas, a todas las edades y con diversas capacidades, sean activas físicamente y realicen esos 150 minutos semanales, como mínimo. Los beneficios siempre son mayores si se realiza durante más tiempo.

Así el ejercicio se convierte en predictor independiente de la evolución del coronavirus, junto a la edad, el exceso de peso, la hipertensión, el asma, la diabetes, el consumo de tabaco, la insuficiencia renal y otras enfermedades crónicas. Se trata de realizar ejercicio moderado, lo cual bien puede ser una caminata a ritmo rápido al menos media hora. Todo depende del gusto de cada uno, también sirve correr, nadar, andar en bicicleta… todo lo que ponga en marcha nuestros pulmones y nuestro corazón. Eso sí, “mejor si se añaden ejercicios de fuerza 2 ó 3 veces a semana. Los ejercicios de fuerza no producen un entrenamiento cardiovascular pero sí de fortalecimiento de músculos y  huesos. Hay que hacer una combinación de ambos”, recuerda Salgado.

Sedentarismo frente a ejercicio mantenido

Desde que hace más de un año el coronavirus llegara a nuestras vidas, una de las grandes incógnitas es por qué a unas personas la infección les afecta de una forma muy leve, e incluso asintomática, y en otras la evolución es mucho más agresiva. Los investigadores españoles han analizado en el estudio, que se publica en Infectious Diseases and Therapy, las características de 520 pacientes entre 18 y 70 años ingresados en la primera ola en el hospital y se ha realizado una encuesta -conforme a la escala Rapid Assessment of Physical Activity Scale (RAPA)- para analizar la condición física de estas personas. Los pacientes se han dividido en dos grupos: sedentarios, incluyendo tanto al que no hace ejercicio como al que no lo hacen de forma constante, y el que realiza ejercicio, ya sea moderado o intenso.

Continua leyendo…

Origen: cuidateplus.marca.com

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .