Estafó al mundo por más de una década con un invento milagroso: este es su triste final

 Jemima McEvoy

Fundó Theranos a los 19 años y su invento prometía salvar vidas. Hoy enfrenta un juicio por estafar a pacientes e inversores por más de 12 años.

Un pinchazo que salva vidas: así de convincente era la promesa de Elizabeth Anne Holmes, fundadora de la startup estadounidense Theranos, que la hizo surgir como emprendedora modelo, y también fue el motivo de su estrepitosa caída.

Su promesa era concreta: unas gotas de sangre alcanzan para determinar el nivel de hormonas y virus, así como descubrir anomalías y hasta detectar enfermedades peligrosas. El problema es que el aparato, que llevaba el ampuloso nombre de Edison, nunca funcionó.

A pesar de eso, Holmes se salió durante un largo tiempo con la suya. Durante más de 12 años convenció a empresas, ejecutivos y multimillonarios  de que las posibilidades de Edison eran tantas, tan eficientes y rentables, que no solo aliviarían la extracción de sangre, sino que también reemplazarían pruebas de laboratorio complicadas y caras para siempre.

Continuar leyendo…

Origen: Forbes Argentina

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.