La increíble historia de la casa que sobrevivió al volcán en La Palma

“Todos nos pusimos a llorar como locos cuando les dije que su querida casa estaba intacta”: la casa, rebautizada por muchos como “la casa milagro de La Palma”, pertenece a una pareja danesa desde hace 30 años.

La sorprendente foto de la casa en medio de la lava, a salvo de ser destruida.

En medio de las aterradoras imágenes del daño causado por la erupción del volcán Cumbre Vieja en La Palma, la poderosa imagen de una casa rodeada por la lava, la única que aún permanece intacta, se ha convertido en todo símbolo de esperanza y suerte, en especial para sus dueños. La casa, que se ha vuelto sensación en redes, ya ha sido bautizada por muchos como “la casa milagro de La Palma”.

La vivienda ha pertenecido a la pareja de daneses Inge y Rainer Cocq durante 30 años. El matrimonio, que ya tiene más de 80 años, y que no ha viajado a la isla desde su casa principal en Dinamarca desde el comienzo de la pandemia, solo se vino a enterar de que su hogar había logrado salvarse después de que alguien que vio la foto en Internet les avisara.

“Esa la conozco. Mi marido y yo la construimos”, dijo Ada Monnikendam. Cogió el teléfono y llamó a Inge y Rainer Cocq, la pareja propietaria de la casa ahora rodeada por la lava. “Todos nos pusimos a llorar como locos cuando les dije que su querida casa estaba intacta”, dijo Monnikendam al periódico español El Mundo.

La casa, a la que llaman “La Casita”, se encuentra en una zona rural poco poblada conocida como El Paraíso, que ha sido destruida casi por completo por la lava de la erupción que comenzó el domingo. De hecho, según medios españoles, la colada de lava del Cumbre Vieja ha arrasado hasta la fecha más de 240 viviendas, pero si a eso se le suman otros inmuebles, el flujo de lava habría destruido 350 edificios y cubierto 166 hectáreas.

“La Casita Esperanza”

En una entrevista concedida al diario español ABC, Yenny Cocq, hija de la pareja, revela que su padre está muy contento de que las palmeras que rodean la casa hayan escapado a la tragedia, ya que “simbolizan a sus hijos y nietos”. “Todas esas plantaciones fueron atendidas con cariño por mis padres”, añade.

Yenny Cocq espera que la historia de esa pequeña casa pueda aportar esperanza a los habitantes de La Palma. Por eso cambió el nombre de la vivienda por el de “La Casita Esperanza”.

Editado por Felipe Espinosa Wang.

dw.com

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .