Juguemos a ser pobres – Seúl

‘La 1-5/18’, la nueva serie de Pol-ka, recibió el escarnio de las redes sociales por su intento ridículo de costumbrismo villero. ¿Es tan mala como parece? Sí, pero su ligereza apolítica es simpática.

Por DIEGO PAPIC

Desde que empezó a promocionarse la nueva serie de Pol-ka ambientada en una villa, La 1-5/18, las burlas retumbaron en las redes. Lo poco que se podía ver era suficiente como para imaginar un intento frustradísimo de costumbrismo villero interpretado por estrellas televisivas jugando a ser pobres. Luego de su estreno, el lunes pasado, los clips que empezaron a difundirse confirmaron ese prejuicio.

Cuando decidimos publicar algo sobre la cuestión y yo me ofrecí a escribirlo, me arrepentí casi al instante. Hace tiempo abandoné el carácter de crítico cínico que se regodea en revolear adjetivos sarcásticos y burlones para describir obras evidentemente malas. No tiene mucho sentido, y menos ahora que las redes lo hacen por uno. ¿Qué se puede decir ante esta escena? No merece más que un tuit y luego el olvido piadoso.

Pero como ya me había comprometido, como ya habíamos encargado la ilustración y todo, me puse el overol y le di play al primer capítulo para ver de qué se trataba esto, hasta qué punto era todo tan malo, qué historia contaba o intentaba contar y qué cosas se podían decir al respecto, si es que se podía decir algo.

Continuar leyendo…

Origen: Juguemos a ser pobres – Seúl

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .