EMIGRAR ES COMO MORIR

MI OPINIÓN

Cuando se acerca el día de despedirse, sientes como poco a poco te caes, hasta que llega el día. Están tus familiares y algunos amigos despidiéndose de ti, sin la certeza de que algún día te verán otra vez, y mientras avisan que ya se va el autobús, las lágrimas y el llanto comienza a salir a flote; Te abrazan tan fuerte como si fuese un último adiós… Hasta que finalmente sientes que algo dentro de ti muere.

Tu familia empieza un proceso de duelo, todos los días te extrañan, todos los días te recuerdan, todos los días te lloran. En tu casa sobra un plato en la mesa, sobra una cama, un cuarto. Tus amigos empiezan a darse cuenta la clase de persona que eras, cuanto valías y ahora cuanto haces falta; que realmente no todo era fiesta y risa, si no también llorar y escuchar, pero conforme pasa…

Ver la entrada original 214 palabras más

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.