Andie MacDowell: “Nuestra sociedad está creada para glorificar a las mujeres jóvenes”

Triunfó como modelo, participó en películas míticas como ‘Atrapado en el tiempo’ y luego decidió criar a sus hijos en un rancho de Montana, lejos de “la presión” de Los Ángeles. Ahora ha trabajado por primera vez junto a su hija Margaret Qualley en la serie ‘La asistenta’ (Netflix) y su rizada melena canosa se ha convertido en el símbolo de su rebelión.

Andie MacDowell dejó Gaffney, su pueblo de Carolina del Sur, para mudarse a Nueva York en 1979. Tenía 21 años y un contrato con la agencia de modelos Elite. Su carrera fue imparable: en los ochenta protagonizó campañas de Calvin Klein, posó para Richard Avedon vestida de Versace y en 1984 debutó como actriz en Greystoke, la leyenda de Tarzán, el rey de los monos y enlazó películas icónicas como Sexo, mentiras y cintas de vídeo, Atrapado en el tiempo o Cuatro bodas y un funeral. Glenn Close tuvo que doblarla en su primer filme, por su marcado acento sureño. A sus 63 años sigue sin borrarlo. Parece que no le importa mucho lo que digan de ella, que marca sus propias reglas.

Está en Gales rodando una nueva película y aparece en la videollamada con gafas, el pelo rizado semirrecogido, y un jersey holgado de lana. Natural y reflexiva al hablar, desprende seguridad. Esa confianza en sí misma la llevó a dejar Hollywood para criar a sus hijos en un rancho de Montana (tiene tres, Justin, Rainey y Margaret, fruto de su matrimonio con el modelo Paul Qualley, con quien estuvo casada de 1986 a 1999). “Ellos agradecen que tomara esa decisión. Ahora vivo de nuevo en Los Ángeles y estoy disfrutándolo. Pero es que allí la gente está obsesionada con la industria. Las conversaciones con las que mis hijos crecieron eran distintas: naturaleza, animales. Se podía hablar de series, pero no obsesivamente como en Hollywood. Llegué a sentir que si no estaba trabajando todo el rato era una perdedora; aunque acabes de finalizar un proyecto decente les da igual, sentía la presión, que nunca estaba haciendo lo suficiente”, reflexiona. Eso no supuso que dejara de actuar, posar —ha sido imagen de L’Oréal Paris durante más de tres décadas— y protagonizar noticias. Su pelo, que ha decidido lucir con canas, revolucionó en verano la alfombra roja de Cannes y ahora ha trabajado con Margaret, la pequeña de la casa (26 años), en La asistenta, la serie de Netflix basada en las duras memorias de Stephanie Land, que luchó por criar a su hija lejos de un padre alcohólico y violento. Qualley es Alex, la protagonista, y MacDowell interpreta a Paula, su madre, que tiene un trastorno bipolar que no quiere tratar.

Continuar leyendo….

Origen: elpais.com

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.