Ghislaine Maxwell: cómo la hija de un magnate se convirtió en entregadora de menores para que fueran abusadas por Epstein

La pareja del financista fue encontrada culpable de tráfico de menores por el tribunal de Nueva York. Enfrenta una pena de cuarenta años de cárcel. Con una infancia de poder y millones terminó convertida una madama que facilitaba jóvenes para Jeffrey Epstein. La historia de su caída

Por

Ghislaine Maxwell fue condenada por un tribunal de Nueva York por tráfico sexual de menores. Ella le facilitaba adolescentes para que Jeffrey Epstein abusara de ellas

Ghislaine Maxwell espera la condena en su celda. Lo más probable es que pase el resto de su vida en prisión. En una celda miserable, comiendo comida en mal estado, aislada. Sin los cuidados estéticos a los que dedicaba varias horas al día. Fue hija de un magnate y la pareja de otro. Pero ahora ya no le queda nada. Ni siquiera la libertad.

Ghislaine Maxwell nació en la navidad de 1961. Su vida, tal vez, cambió a las tres semanas de su nacimiento. El auto en el que iba su hermano Michael de 15 años sufrió un grave accidente automovilístico. El adolescente quedó en estado vegetativo durante siete años hasta su muerte. La desgracia cambió la vida familiar.

En medio de la desesperación y el duelo nadie tenía demasiado tiempo ni ánimo para prestarle atención a la bebé recién nacida. Su madre lo reconoció tiempo después en sus memorias. Pero Ghislaine peleó por su lugar y se encargó de buscar la atención de sus padres. Pasados unos años, esa situación se revirtió y su padre la privilegió por sobre sus hermanos.

La familia vivía en un gran castillo en Oxford que tenía 53 habitaciones. Era el edificio comunal pero al encontrarse en mal estado de conservación y ser demasiado oneroso para la ciudad, Robert Maxwell, con su típica habilidad comercial, logró quedárselo casi sin costo con el compromiso de mantenerlo.

El poderoso Maxwell había nacido en la entonces Checoslavaquia. Provenía de una familia muy humilde. Se destacó en la guerra. Su carrera en el mundo de los negocios fue fulgurante. Fue editor, miembro del parlamento inglés y magnate de los medio. Tuvo gran influencia en la vida europea durante años a través de sus contactos, negocios, empresas y presiones.

Ser la favorita de papá no la salvaba a Ghislaine de recibir sus abusos verbales y físicos. En la mesa familiar Robert era capaz de interrogar a sus hijos sobre algún tema histórico o de política mundial y enfurecerse si no conocían la respuesta. Los castigos eran muy severos y una de las especialidades del padre era pegarles con su cinturón.

Robert Maxwell tenía puestas todas sus esperanzas en Ghislaine. Se rumorea que movió influencias y organizó veladas para que conociera a John John Kennedy, a quien pretendía como yerno.

Continue leyendo esta apasionante historia….

Origen: Infobae

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.