Uno de los primeros balseros cubanos: “El futuro mío allí era negro”

Uno de los primeros balseros cubanos: “El futuro mío allí era negro”. “Todos los días me amenazaban ‘tú eres gusano’”, recuerda Rodolfo Suárez, uno de los primeros balseros en salir huyendo de Cuba.

El exiliado Rodolfo Suárez, uno de los primeros balseros en salir huyendo de Cuba, contó a la cadena local de Miami AméricaTevé cómo fue su travesía para salir de la Isla junto a otras seis personas en 1961.

El futuro mío allí era negro. Yo tenía dos chances: o me moría de un palo ahogado o me salvaba, o me moría agónicamente, pedacito a pedacito en una cárcel cubana”, dijo Suárez.

Suárez y los otros cubanos salieron en la noche del 9 de julio de 1961 por Boca de Camarioca, Matanzas, y un día después llegaron a un cayo de Florida, Estados Unidos. Después de la invasión de Bahía de Cochinos o Girón, el cubano temía por su vida en la Isla.

“Yo salí de Boca de Camarioca, que es mi pueblito. Allí tenía un bote que salía a pescar todos los días y ya cuando fracasa la invasión junto a este amigo mío, Adelfo Fernández, que trabajaba en el Banco Nacional, le dije ‘Adelfo, yo me voy’ y me dijo ‘si tú te vas, yo me voy contigo’”, contó.

“Originalmente íbamos a venir Adelfo, Rogelio y yo: tres personas, pero terminamos viniendo siete”.

Suárez recordó cómo fue alejarse de Cuba. “Perdí primero las luces de Camarioca, después Varadero, después Cárdenas. Las últimas luces que perdí fue las de Matanzas”.

Llegué al Cayo Lower Matacumbe, un cayito chiquitico, a las 11:00PM. Yo veo que ellos apagan la televisión y toco, le dije a la gente ‘déjame bajarme a mí solo, capaz de que nos entren a tiros’. Nos dieron la bienvenida”, contó.

En la Isla Suárez ya estaba señalado de “gusano” porque se negaba a hacer guardias revolucionarias e ir a los trabajos voluntarios por el Banco Nacional de Cuba, donde trabajaba en el departamento de cajas, informó AméricaTevé.

“Ya yo estaba señalado. A mí me buscaban, todos los días me amenazaban ‘tú eres gusano, tú eres esto, tú eres aquello’. En Cuba, en esa época, si a alguien le gustaba alguien que tú tuvieras algún carrito o cualquier cosa, te metían preso por eso, para quitarte el carro”, dijo.

Cuando llegó a Miami, Suárez alertó a organizaciones anticastristas y medios locales por qué sospechaba que Fidel Castro preparaba un cambio de moneda.

“Yo trabajaba en papel moneda y mi socio Adelfo en moneda fraccionaria. En moneda fraccionaria se dio la orden de que se empacara, se recogiera la moneda de plata: los de 10 centavos, los de 20 y los de 40. Se empaquetaban en unas cajas que pesaban 50 libras. Adelfo hacía las cajas, las ponía allí en el banco y al otro día no estaban. Pero, sin embargo, había otro tipo de cajas en la bóveda. Entonces, se dedujo que era un cambio lo que se venía”.

En agosto de 1961, el régimen de Fidel Castro anunció un cambio de moneda en Cuba.

El periodista Rolando Nápoles, de AméricaTevé, contó que de los siete cubanos que salieron de Boca de Camarioca el 9 de julio de 1961, solo están vivos Rogelio Suárez y una mujer, cuya identidad no fue revelada.

Origen:cubitanow.com

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.