Archivo de la categoría: Adicciones y Drogas

 Policía de Colombia descubrió aguacates rellenos con cocaína y todos se preguntan cómo la metieron ahí

La policía de Colombia descubrió algo asombroso durante un operativo, los huesos de un cargamento de aguacate en realidad era cocaína.

Rodrigo Neria Cano

Foto: Captura de video Twitter vía @SenorCaicedo.

Los narcotraficantes siempre encuentran formas increíbles para esconder las drogas y que no sean detectadas por las autoridades. Cocos, llantas, jugos, implantes mamarios, y muchos más han quedado atrás, ya que en Colombia el Grupo de inteligencia de Antinarcóticos halló cocaína dentro de unos aguacates.

En un video difundido en redes sociales se puede ver momento en el que un agente abre un aguacate y luego de aplicar fuerza extrae la semilla. Ya con el hueso del fruto en la mano, el policía procede a cortarlo con una navaja y encuentra la sorpresa: cocaína.

Según medios colombianos, fue Grupo de inteligencia de Antinarcóticos de la Policía de Santa Marta quien decomisó el cargamento de aguacates que contenía 468 kilos de droga, el cual tenía como destino Bélgica.

Sigue…

Origen: yahoo.com

Interceptan barco procedente de Venezuela con más de mil kilos de droga en Aruba 

Este martes 25 de febrero, fue interceptado un barco de carga en Aruba, con más de mil kilos de droga.

Se pudo conocer que la embarcación tiene la bandeta de Camerun, lleva por nombre «Aressa» y salió de Venezuela con destino a Grecia.

Con información de 24ora.

Origen: AlbertoNews.com – Periodismo sin censura

Derrumbe familiar: gente sola, agotada y vida química

Por

Juan Alberto Yaria 

El otro costado de las adicciones

“Hay mas hogares estadounidenses con mascotas que con hijos”. David Brooks –N. York Times-2020

La sala de guardia de situaciones críticas en adicciones es una pintura del contexto social que nos rodea. El otro día le decía a un abogado que defiende los Derechos de los pacientes lo que le sucedía a un representado; nadie lo veía, estaba solo. Pasa lo mismo en todo el mundo ya que los viejos parecen sobrar. Él se quedó perplejo ya que el único sostén válido era un centro como Gradiva (comunidad terapéutica) y un carnet de una obra social que lo sostiene. La bondad de lo que queda de la familia es que le pagan el servicio de apoyo social. De lo contrario ejecutarían la eutanasia de alguna manera buscada.

Jorge en sus 18 años denuncia a sus padres (consumidores de drogas) y él aún embebido en sus delirios y alucinaciones con marihuana y otras drogas va a un Juzgado de Familias y pide ayuda. El Juez asiste atónito ante la debacle social y le pide un familiar que se haga cargo. Esta no puede, solo lo aloja porque necesita trabajar. El barrio, los “pungas” y los “dealers” se transforman en la familia faltante hasta que un “Ángel Humano” lo contiene (una vecina) y con el Juez le hacen cambiar de familia y hoy se educa en una comunidad terapéutica. Cambió drásticamente, llora sus penas, celebra los encuentros afectivos. Crece en salud.

 

Fractura de la familia nuclear

Tengo cientos de historias así. Caída la familia ampliada (la gran familia de abuelos, tíos, etc.) quedó la familia nuclear (padre-madre-hijos). Esta se hundió y fracturo.

Las causas son muchas: cambio en los sistemas productivos (la industrialización, urbanización y tecnologización de todo), cambios en los valores sociales con el hiperindividualismo como eje de la existencia y la Tecnología a la mano. Antes disfrutábamos de las tertulias en la sobremesa, luego ante un televisor y ahora cada uno tiene su portátil en la mano (celular) desvinculándonos del resto.

Aumenta la gente sola en donde los viejos y los niños son los más perjudicados. Anteriormente el grupo ampliado (la familia extensa) era cuidadora, contenedora, apoyo escolar, control de conducta, etc. Ahora solo los más pudientes compran compañía desde terapias, juegos, clubes, etc. Muchos quedan solos a la intemperie de la incertidumbre de la calle y los barrios.

El hiperindividualismo está ligado a la “Agonía del Amor” en las sociedades actuales (crisis de las fidelidades y el desasimiento de si por el otro). Byun ChulHan lo muestra con claridad ya que es la sociedad del rendimiento lo que se impone y ahí aumentan las adicciones, el “Burnout” (agotamiento), la depresión y la hiperactividad inútil y estéril que parecen ser las compañeras psiquiátricas de este modo de vivir.

Asistimos al fin de los vínculos con los hombres entregados al multi-tasking (multitarea) improductivo y maníaco en el medio de ruidos incesantes como es la vida actual sin meditación y ensimismamiento como ejes de la Libertad interior.

Todos buscamos “combustibles” adicionales, ya no está más la Sociedad de la Vigilancia que denuncio Foucault ahora estamos en la sociedad donde todo se puede basada en el Poder hacer lo que quieras. La fatiga y la eutanasia están ahí.

Abandonar a otro más débil es un ejercicio de eutanasia. Viejos y niños asisten impávidos a esta situación. La familia nuclear se ha ido desmoronando desde mediados de la década del 60 y ya lo había hecho la familia ampliada pero también es cierto que esto trajo severos problemas en la educación de los más vulnerables, abandonos, perdida de calidad de la fuerza laboral y un aumento importante de las enfermedades mentales y las adicciones. A veces la Pandilla es la familia patológica encontrada. Es hora de recuperar las “grandes mesas”.

Pero hay un “hambre” de vivir en familias extensas y esto se observa en todo el mundo en organizaciones de ayuda social y terapéutica. Los agrupamientos sociales amplios son un factor de resiliencia (apuntalan ante la adversidad y ayudan a superarla).

Se cayó el Hogar Victoriano en donde todos reposaban ante el fuego de los Dioses de la casa; se criticó ese enfoque, pero el fuego no solo sofocaba, sino que contenía y daba calor humano. Cae la natalidad en los países desarrollados salvo en el mundo musulmán que en poco tiempo gobernará parte de Europa (Francia está cerca).

Se acabaron los tiempos dorados del “50 al 65” en la Historia del Mundo en donde la sindicalización, la asistencia a la Iglesia, la confianza social y la prosperidad masiva triunfaba (nuestro país asistió a eso). El trabajo era fácil de conseguir. Otro mundo. Desde ahí cambian las formas familiares y también aumentan los problemas de salud mental.

 

“Apagones” emocionales en los niños

Apareció, luego, la familia stressada y los niños, mundialmente en un gran porcentaje, observa en sus primeros quince años tres asociaciones de padres ensamblados. Hay menos parientes válidos para superar adversidades. En muchos casos los chicos no pueden soportar los “apagones emocionales” que suponen estos cambios tan bruscos.

Hoy todos tenemos menos familia que nunca. El 30 % de los hogares de todo el mundo es de una sola persona (monoparental). Solo el 10 % de las familias tiene más de 3 hijos. Tener familia hoy es un factor menos para caer en la pobreza no solo por factores emocionales sino por la red de contactos que permite la inserción social (Generation Unbound-Isabel Swahili economista de la Brookings Instit.).

En 1960, aproximadamente el 5 por ciento de los niños nacieron de mujeres solteras. Ahora alrededor del 40 por ciento lo son. Muchos de ellos no tienen contacto con el padre biológico. Conozco muchas situaciones a las que narró el New York Times en 2015 y que fue tema mediático: “la muerte solitaria de George Bell”, hombre de 72 años, sin familia y que se pudrió en un apartamento de Queens. Su cuerpo era irreconocible. Hoy se considera que el 35 % de los mayores de 45 años se sienten crónicamente solitarios.

Mientras tanto sorprende Vladimir Putin en la Nueva Constitución que se va a hacer diciendo: “Mientras sea presidente debemos promover familia de padre y madre”.

Origen: Periódico Tribuna de Periodistas

Seis carteles mexicanos dominan el tráfico de drogas en EE.UU., según la DEA

Infantes de marina mexicanos escoltan a cinco presuntos narcotraficantes del cártel de Zetas frente a granadas, armas de fuego, cocaína y uniformes militares incautados en la Ciudad de México el 9 de junio de 2011. (Yuri Cortez/AFP/Getty Images)

POR ANASTASIA GUBIN

El tráfico mundial de drogas ilícitas plantea un grave problema para la seguridad de Estados Unidos y los carteles mexicanos, al igual que los años precedentes, siguen siendo la mayor amenaza criminal para Estados Unidos, seguidos por los carteles colombianos, dominicanos y asiáticos, según la Administración para el Control de Drogas (DEA).

El Cártel de Sinaloa mantiene la mayor huella expansiva en los Estados Unidos, mientras que el emergente Cártel de Nueva Generación de Jalisco Generación o CJNG, se ha convertido con en menos tiempo en la segunda presencia doméstica más dominante, dice el informe de la DEA: ‘Informe de Evaluación Nacional de Amenazas de Drogas 2019’.

Tras ellos se imponen la Organización Beltran Leyva, el Cártel de Juárez, el Cártel del Golfo, y el cártel de Los Zetas.

La actividad de estos carteles de drogas es supervisada generalmente por ciudadanos mexicanos que se encuentran en situación ilegal en la comunidad latina de Estados Unidos o ciudadanos estadounidenses originarios de México.

Sigue…

Origen: lagranepoca

Conoce a las narcotraficantes mexicanas más buscadas por la DEA

Foto Infobae

La Agencia Antidrogas Estadounidense (DEA, por sus siglas en inglés) tiene entre sus 181 objetivos prioritarios a seis mujeres de origen mexicano que están identificadas por el gobierno de ese país por traficar grandes cantidades de drogas, principalmente en el estado de California, publica Infobae.

Además de traficar con estupefacientes, están identificadas también por ser peligrosas a la par de narcotraficantes como Rafael Caro Quintero, el mexicano por el que la DEA ofrece la histórica cifra de USD 20 millones.

Sigue…

Origen: Conoce a las narcotraficantes mexicanas más buscadas por la DEA

Fin de año: la cocaína y las guardias médicas

Por

Juan Alberto Yaria 

“A raíz de los problemas que viven las sociedades occidentales y que dañan a las personas y a las instituciones es la desvinculación”. (La sociedad de la desvinculación-Joseph Miro –filosofo-España).

Las fiestas son el signo del descontrol para muchos; ahí las drogas ocupan un lugar central. Se preparan desde muchos días antes como quien preparaba un casamiento en la década del 70 o del 80. Se aseguran provisiones, tipos de drogas, determinados alcoholes, lugares. Es un verdadero “ritual con giras” de varios días. También se prepara el “sexo” en manada, también verdadero rito hoy como signo del descontrol y de la agonía del amor romántico.

La marihuana ya es un “aperitivo “inicial y, a la vez, un ritual “iniciático” en el mundo de las drogas. El “postre” en avance raudo es la cocaína. Me detengo en lo que vivo en las Guardias de emergencia. Ahí recuerdo lo que enseña el filósofo español Miro sobre los seres desvinculados y solo ligados a un estupefaciente.

Es para mí terapéutico detenerme y pensar lo que vivo en ese fragor en donde la muerte convive con la locura. Me hace bien para poder devolverles a ellos que serán los pacientes un posterior sentido a sus vidas que no pase por el consumo suicida.

Todos corren en las guardias de hospitales y clínicas de emergencias en adicciones y mientras tanto exaltados algunos, dormidos otros, gritando algunos familiares mientras el dolor se va haciendo queja, la abstinencia en impotencia y el síntoma parece ser una venganza contra uno mismo o imaginariamente contra otros. Estoy ahí frente a ellos en Gradiva. Unos quieren matar al padre por querellas familiares manejadas con sustancias y violencias pero se están matando unos con otros, otros lloran por una mujer infiel; en fin todos muestran la impotencia para conducir la propia vida sin sustancias.

Caída de la palabra. Triunfo de la omnipotencia. Es el mundo de la cocaína que hoy parece ser la droga “estrella” ya que promete aquello que la Biblia pone en boca de la Serpiente: ”Seréis como Dioses”; el shock de omnipotencia y grandiosidad que sienten ante el primer contacto nasal los pone en contacto con lo que llaman el “Paraíso”. Ya somos Dioses, así constituimos nuestro propio altar, somos nuestros propios adoradores. Vamos de a poco o rápidamente llegando a nuestro “Infierno”. La guardia que observo un jueves a la tarde entre ambulancias y sonidos quejosos es una muestra de esto en la Tierra.

Ahí en la Guardia la vida se transforma en una urgencia, las demandas son imperiosas mientras el “nosotros mismos” de nuestra mismidad parecer haber “perdido por goleada” ya que no tenemos tiempo para nosotros mismos, y esta falta de tiempo resulta ser porque le tenemos, precisamente, miedo al tiempo o sea a la conciencia ya que ésta me deja solo y me obliga a pensar. Por algo en la Biblia se manda descansar un día o sea a meditar, encontrarse con otros, contemplar. Pensar. Encuentros. Esto parece faltar hoy.

Las drogas y el “grotesco”

La cocaína resulta ser la “caricatura” de este tiempo tan presuroso e incluso le agrega más “gasolina “a este momento cultural. Más velocidad hacia la nada del vacío. Del vacío al vacío pero huimos que parece ser lo esencial. Huir parece ser la clave cuando aprender a vivir es aprender a detenerse. Ya lo enseñaba Antonio Machado (Sevilla, 26 de julio de 1875-Colliure, 22 de febrero de 1939): ”Ni el trabajo por el trabajo, ni el juego por el juego, ni la lucha por la lucha misma; la gracia está en pararse…a contemplar, meditar “.

Todos se pelean por el plato lleno de cocaína porque como dicen los nuevos pacientes ya no es la bolsa lo buscado sino el plato repleto de estimulantes con un buen vino blanco, cerveza o wiski más Viagra. El “dealer” es muy buscado ya que es el “dueño” de las recetas de la huida y es casi el personaje central de estas historias de vacío y remordimiento posterior. Para muchos es el nuevo “Dios” (así lo llaman).

Todo vale. El exceso trata de llenar el vacío que preside muchas vidas. La huida la proporciona la sustancia y el placer conseguido es solo un goce con técnicas sexuales, múltiples parejas, indistinción de sexos, e incluso ejercicios de pederastia. La cocaína inhibe por un momento la culpa y la responsabilidad.

La “ceguera” frontal (el lóbulo frontal es el signo de la humanización) que promueve el consumo de estimulantes hace que los procesos de control de impulsos y lo que hoy se denomina la “neuro-moral” queden suspendidos. Pero ésta vuelve como conciencia luego con culpas y enfermedades asociadas (hipertensión, procesos cancerosos, etc.).

Para mí la Guardia es una “pintura caricaturesca” de la vida que hoy vivimos. Es la escala final de un largo desencuentro de la civilización actual que tiene en grandes filósofos como Zygmun Bauman (Poznań, 19 de noviembre de 1925-Leeds, 9 de enero de 2017) uno de sus lectores centrales y que precisamente nos dice en sus lecturas sobre este tiempo:”…hoy no hay solidez ni peñasco…hay solo arena y viento”.

El maestro Francés Edgard Morín (París, 8 de julio de 1921), nos enseñaba que cuando los problemas de drogas son masivos se transforman en “políticos” entendiendo por políticos los problemas de la “polis” (en el sentido que la entendían los griegos) o sea de las ciudades. Las ciudades de hoy están llenas de problemas de drogas. Desde el adolescente hasta el jubilado, desde el empresario hasta el ama de casa. Las drogas son el complemento “mortífero” para soportar lo que la maestra francesa François Dolto(6 de noviembre de 1908 – 25 de agosto de 1988), llamó “la dificultad de vivir”.

 

Caída de un mundo

Cayó un mundo vertical y aparece este mundo más frágil con vínculos inexistentes o muy débiles. Es el mundo de la técnica y de los aparatos, la imagen, la publicidad, el dinero y de una ética relativista en donde el bien deja de ser un atributo colectivo basado en un “deber ser” y en un bien común para ser fruto de una preferencia personal. Caen transmisores de la cultura como las familias, el barrio, las instituciones de la espiritualidad y la política parece estar ligada a negocios y no al bien de todos. No se ve todavía una salida para el Hombre y su destino ya que parecería que estamos en un interregno como dice Z.Bauman en donde la incertidumbre reina.

Donde están los padres pregunto en la Guardia. Muchos me miran como diciéndome que es eso. Caída de los encuentros. De la transmisión de la Palabra y la Cultura. Sin eso ¿Qué es la vida?; así las drogas son el complemento secreto de la autodestrucción.

Las drogas parecen ser tratadas como personas para el consumidor dependiente. Ocupan el lugar de una amante, de un “bombón asesino” como dice la cumbia, pero un bombón al fin, de un “par” siniestro que ocupa un lugar “impar” en realidad o sea de dominación y como dije antes por los dichos de varios pacientes: ”La droga y el dealer son Dios”.

Pero las sustancias al mismo tiempo liberan (encadenándolo) al paciente de ejercitar la libertad. W. James (Nueva York11 de enero de 1842Nueva Hampshire26 de agosto de 1910nos enseñaba sobre el miedo a ser libres:”…La guerra es un momento de felicidad para las naciones,” libera de la libertad” ya que se sabe quiénes son los amigos y quienes los enemigos”. Cumplir órdenes o estar bajo las órdenes de las sustancias es un descanso para la libertad. Tenemos miedo a la libertad porque no nos han transmitido herramientas para ejercitar la capacidad de elegir y los valores sobre los cuales estos se construyen.

La crisis de la constitución de personas o sea de seres libres en contacto empático y solidario con el medio humano y sin la capacidad para estar en contacto con su si-mismo o sea con su conciencia lleva a la construcción en masa de seres anónimos y manipulables.

A. Huxley como un lector de lo que se venía lo predijo en su libro “Un mundo Feliz” en donde muestra cómo se genera un ser anónimo en el mundo de la técnica y de la licuación de vínculos humanos:” …cien repeticiones, tres noches por semana, durante cuatro años y setenta y dos cuatrocientas repeticiones crean una Verdad”. El hombre así va a ser manipulado. Lo que él llama la Hipnosis social (encantamiento colectivo) que recibe el nombre de Hipnopedia. Es un puro exterior sin intimidad. Un robot sin encuentros y agregaríamos como Huxley lo sugiere con la “gasolina” de las drogas.

Como profesionales no podemos permitir que nos transformemos en Técnicos de la “sepultura social” y quedando nuestra actividad centrada a ser meramente toxicólogos que “lavan” a pacientes casi moribundos. Si no trabajamos para devolver un sentido a las vidas nuestra profesión entrará en el grotesco actual. Este es para mí un mandamiento ético en estos tiempos.

Origen: Periódico Tribuna de Periodistas

Sale mas barato fabricar un narcosubmarino que contratar “mulas” para ingresar cocaina en Europa 

Las mafias de Colombia y Rusia estarían detrás del envío de cocaína a Europa en narcosubmarinos segun investigaciones realizadas por oficiales de inteligencia colombianos quienes aseguran tener evidencia de que expertos rusos han contribuido a mejorar la navegabilidad de los narcosubmarinos. El Político El narcosubmarino que fue interceptado en España con tres toneladas de cocaína […]

Origen:  El Politico

Cómo el tramadol, promocionado como opioide más seguro, se convirtió en un peligro del tercer mundo

Por EMILY SCHMALL y CLAIRE GALOFARO

KAPURTHALA, India (AP) – Los informes llegaron con una urgencia creciente: píldoras incautadas por el camión, píldoras ingeridas por escolares, píldoras en los bolsillos de terroristas muertos.

Estas píldoras, según se ha dicho al mundo, son más seguras que los OxyContins, los Vicodin, los fentanilos que han causado tanta devastación. Pero ahora son la raíz de lo que las Naciones Unidas llamaron “la otra crisis de opioides”, una epidemia que aparece en menos titulares que la estadounidense, ya que se extiende por los países más vulnerables del planeta.

El abuso masivo del opioide tramadol se extiende por continentes, desde India hasta África y Medio Oriente, creando estragos internacionales que algunos expertos culpan de una laguna en la regulación de narcóticos y un error de cálculo del peligro de la droga. El opioide hecho por el hombre fue promocionado como una forma de aliviar el dolor con poco riesgo de abuso. A diferencia de otros opioides, el tramadol fluía libremente por todo el mundo, sin la carga de controles internacionales que rastrean las drogas más peligrosas.

Pero el abuso ahora es tan desenfrenado que algunos países están pidiendo a las autoridades internacionales que intervengan.

___

Esta historia fue producida con el apoyo del Centro Pulitzer sobre informes de crisis.

___

Grunenthal, la compañía alemana que originalmente fabricó la droga, está haciendo campaña por el status quo, argumentando que en gran medida las píldoras falsificadas ilícitas causan problemas. Las regulaciones internacionales hacen que sea difícil obtener narcóticos en países con sistemas de salud desorganizados, dice la compañía, y agregar tramadol a la lista privaría a los pacientes que sufren el acceso a cualquier opioide.

“Este es un gran dilema de salud pública”, dijo el Dr. Gilles Forte, secretario del comité de la Organización Mundial de la Salud que recomienda cómo deben regularse los medicamentos. El tramadol está disponible en zonas de guerra y naciones empobrecidas porque no está regulado. Pero es ampliamente abusado por la misma razón exacta. “Es un equilibrio realmente muy complicado de alcanzar”.

El tramadol no ha sido tan mortal como otros opioides , y la crisis no está matando con la ferocidad de la lucha de Estados Unidos con las drogas. Aún así, los gobiernos individuales desde los Estados Unidos hasta Egipto y Ucrania se han dado cuenta de que los peligros de la droga son mayores de lo que se creía y han trabajado para controlar el comercio de tramadol. El estado de Punjab, en el norte de la India, el centro de la epidemia de opioides de la India, fue el último en tomar medidas enérgicas. Las píldoras estaban en todas partes, como medicamentos legítimos vendidos en farmacias, pero también falsificaciones ilícitas vendidas por vendedores ambulantes.

Este año, las autoridades incautaron cientos de miles de tabletas, prohibieron la mayoría de las ventas de farmacias y cerraron las fábricas de píldoras, elevando el precio de 35 centavos por un paquete de 10 a $ 14. El gobierno abrió una red de centros de tratamiento, temiendo que aquellos que se habían vuelto adictos a los opioides recurrieran a la heroína por desesperación. Hordas de personas se apresuraron a buscar ayuda para manejar un retiro insoportable.

Para algunos, el tramadol se había vuelto tan esencial como la comida.

“Como si no comes, comienzas a sentir hambre. Similar es el caso de no tomarlo ”, dijo el soldador de la tienda de autos Deepak Arora, un joven de 30 años que tomó 15 tabletas al día, tanto que tuvo que robarle a su familia para pagar las píldoras. “Eres como una persona muerta”.

___

Jeffery Bawa, un oficial de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, se dio cuenta de lo que estaba sucediendo en 2016, cuando viajó a Malí en África occidental, uno de los países más pobres del mundo, atrapado por la guerra civil y el terrorismo. Le preguntaron a la gente por sus preocupaciones más apremiantes. La mayoría no dijo hambre o violencia. Dijeron tramadol.

Una mujer dijo que los niños se tambalean por las calles, en lo alto del opioide; los padres lo agregan al té para calmar el dolor del hambre. Funcionarios nigerianos dijeron en una reunión de las Naciones Unidas sobre el tráfico de tramadol que el número de personas que viven con adicción es ahora mucho mayor que el número de personas con SIDA o VIH.

El tramadol es tan generalizado en los científicos de Camerún que hace unos años creían que habían descubierto una versión natural en las raíces de los árboles. Pero no era natural en absoluto: los agricultores compraron píldoras y se las dieron a su ganado para evitar los efectos del calor debilitante. Sus desechos contaminaron el suelo y la sustancia química se filtró en los árboles.

La policía comenzó a encontrar píldoras contra terroristas, quienes lo trafican para financiar sus redes y lo toman para reforzar su capacidad de violencia, dijo Bawa.

La mayor parte provenía de la India. La extensa industria farmacéutica del país está impulsada por genéricos baratos. Las fábricas de píldoras producen imitaciones y las envían a granel a todo el mundo, en dosis que exceden los límites médicos.

En 2017, la policía informó que se confiscó el tramadol de la India por un valor de $ 75 millones en el camino hacia el grupo terrorista Estado Islámico. Las autoridades interceptaron 600,000 tabletas dirigidas a Boko Haram. Otros 3 millones fueron encontrados en una camioneta en Níger, en cajas disfrazadas con logotipos de la ONU. La agencia advirtió que el tramadol estaba jugando “un papel directo en la desestabilización de la región”.

“No podemos permitir que la situación se salga de control”, decía la alerta.

Grunenthal sostiene que el tramadol tiene un bajo riesgo de abuso; La mayoría de las píldoras que causan problemas son imitaciones, no productos farmacéuticos legítimos, y las encuestas estadounidenses han mostrado niveles más bajos de abuso que otros analgésicos recetados. La compañía presentó un informe a la OMS en 2014, diciendo que el abuso evidente en “un número limitado de países” debería verse “en el contexto de las inestabilidades políticas y sociales en la región”.

Pero algunos países ricos preocupados por el aumento del abuso también han actuado para contener la droga.

El Reino Unido y los Estados Unidos lo reglamentaron en 2014. Tramadol no estaba controlado en Dinamarca hasta 2017, cuando los periodistas pidieron a los médicos que revisaran los estudios presentados a los reguladores para respaldar la afirmación de que tiene un bajo riesgo de adicción, dijo el Dr. Karsten Juhl Jorgensen. director interino del Nordic Cochrane Center y uno de los médicos que analizaron los materiales. Todos acordaron que los documentos no prueban que es más seguro.

“Sabemos que los opioides son algunas de las drogas más adictivas en la faz del planeta, por lo que la afirmación de que has desarrollado una que no es adictiva, es una afirmación extraordinaria, y las afirmaciones extraordinarias requieren evidencia. Y simplemente no estaba allí ”, dijo Jorgensen. “Todos hemos sido engañados, y la gente está enojada por eso”.

Jorgensen compara las afirmaciones de que el tramadol es de bajo riesgo con el de las compañías estadounidenses que ahora enfrentan miles de demandas alegando que las campañas engañosas que promocionan la seguridad de los opioides desataron la epidemia de adicción en los Estados Unidos.

Stefano Berterame, jefe de la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes, dijo que hay una diferencia crítica: la crisis no es tan mortal como la estadounidense, que comenzó con los opioides recetados y pasó a la heroína y el fentanilo. Tramadol no causa de manera rutinaria la depresión respiratoria que conduce a la muerte por sobredosis.

Pero está afectando principalmente a las naciones pobres, donde las estadísticas de sobredosis son erráticas, dijo, por lo que se desconoce el verdadero costo del tramadol.

___

Las Naciones Unidas establecieron la Junta Internacional de Control de Narcóticos en 1961 para evitar al mundo el “mal grave” de la adicción. Desde entonces ha rastreado la mayoría de los opioides.

La exención de Tramadol significa que no se requiere autorización ya que la droga se mueve a través de las fronteras. Según los expertos, su fácil disponibilidad también genera confusión sobre qué es incluso el tramadol. En muchos países, se cree que mejora el estado de ánimo o el tratamiento de la depresión y el estrés postraumático. Algunos lo toman para mejorar la resistencia sexual o soportar un trabajo agotador.

Grunenthal sintetizó tramadol en la década de 1960, ya que la compañía se vio envuelta en un escándalo por su comercialización del sedante talidomida, que causó defectos de nacimiento extremos en miles de bebés cuyas madres lo tomaron. Inicialmente, se creía que el tramadol tenía un bajo riesgo de abuso porque los ensayos iniciales estudiaron el tramadol inyectado, la ruta más potente para la mayoría de los opioides. Pero los investigadores descubrieron más tarde que el tramadol libera una dosis mucho más potente que se toma por vía oral debido a la forma en que el hígado la metaboliza.

El mercado mundial de Tramadol se expandió rápidamente en la década de 1990. En 2000, la OMS, que evalúa los medicamentos y recomienda la programación, notificó informes de dependencia. Un comité ha revisado el medicamento varias veces desde entonces, recomendó que permanezca bajo vigilancia, pero se negó a agregar regulación internacional.

No hay alternativa al tramadol, dijo Forte, el secretario del comité. Es el único opioide disponible en algunos de los lugares más desesperados del mundo; Las organizaciones de ayuda dependen de ello en zonas de guerra y desastres naturales. Se usa ampliamente, no porque sea un medicamento particularmente bueno, dijo. El opioide más efectivo es la morfina, pero la morfina está estrictamente controlada y los países en crisis temen el abuso. Tramadol se convirtió en el valor predeterminado precisamente porque no está controlado.

La OMS está analizando si algún otro medicamento podría ocupar su lugar, pero hasta ahora no ha encontrado ninguno. Mientras tanto, dijo Forte, la agencia está trabajando con naciones maltratadas para descubrir falsificaciones.

El tramadol legítimo sigue siendo un negocio lucrativo: la investigación de mercado estima que el mercado global asciende a alrededor de $ 1.4 mil millones, según Grunenthal. El medicamento perdió hace mucho tiempo su protección de patente. Ahora es fabricado por muchas compañías y vendido bajo unas 500 marcas. Grunenthal lo comercializa como Tramal y Zaldiar, tramadol combinado con paracetamol. En 2018, esos productos aportaron 174 millones de euros ($ 191 millones), según el informe anual de la compañía.

“Nuestro propósito en Grunenthal es desarrollar y entregar medicamentos y soluciones que aborden las necesidades no satisfechas de los pacientes con el objetivo de mejorar su calidad de vida”, escribió la compañía en un comunicado que dijo que reconoce que los opioides representan un riesgo de abuso y adicción. “” Lo hacemos con los más altos estándares éticos “.

Grunenthal también vende otros opioides y se está expandiendo por todo el mundo. Associated Press de este año reveló que los ejecutivos se vieron envueltos en un caso de corrupción italiano alegando que le pagaron ilegalmente a un médico para promover el uso de opioides.

La compañía ha hecho campaña para mantener el tramadol sin regular. Financiaron encuestas que encontraron que la regulación impediría el tratamiento del dolor y pagó a consultores para que viajen a la OMS para defender que es más seguro que otros opioides.

El portavoz Stepan Kracala dijo que la regulación no necesariamente reduciría el comercio ilícito y podría ser contraproducente: algunos pacientes con dolor desesperado recurren al mercado negro si no existen opciones legales. La larga lucha de Egipto con el abuso de tramadol es un ejemplo, dijo. El país promulgó una regulación estricta en 2012 y una encuesta posterior descubrió que algunos padecían cáncer usando tramadol falsificado para alivio.

Kracala también señaló las decisiones regulatorias como prueba de la seguridad comparable del tramadol: los EE. UU. En 2014 agregaron el tramadol a su lista de sustancias controladas, pero lo incluyeron en una categoría menor que los opioides como la oxicodona o la morfina, lo que indica que es menos riesgoso.

Hay cada vez más llamadas para cambiar eso.

El hospital de la Clínica Mayo en Minnesota trabajó para reducir los opioides recetados después de la cirugía a medida que la epidemia estadounidense se intensificó, dijo el cirujano Cornelius Thiels. Los médicos allí comenzaron a cambiar a los pacientes a tramadol porque se facturaba como más seguro. Pero Thiels y sus colegas analizaron los datos de prescripción y se sorprendieron al descubrir que los pacientes a los que se les recetó tramadol tenían la misma probabilidad de pasar a un uso a largo plazo.

Publicaron sus hallazgos este año para alertar a las autoridades, dijo: “No existe un opioide seguro. Tramadol no es una alternativa segura. Es un error que no lo resolvimos antes. Es lamentable que nos haya tomado tanto tiempo. Hay mucho más que necesitamos aprender al respecto, pero creo que sabemos lo suficiente como para que tampoco podamos esperar para actuar sobre esto ”.

___

Los reguladores indios sabían que las cantidades masivas fabricadas en el país se estaban derramando a nivel nacional e innumerables indios eran adictos. Pero SK Jha, responsable de la región norte de la Oficina de Control de Narcóticos de la India, dijo que se sorprendió al saber en 2018 que el tramadol de la India estaba devastando las naciones africanas. Entonces se dieron cuenta de que tenían que actuar, dijo.

India reguló el tramadol en abril de 2018. Los reguladores dicen que las exportaciones al extranjero y el abuso en el hogar disminuyeron. Pero reconocen que la inmensidad de la industria farmacéutica y el ingenio de los traficantes hacen que reducir el abuso y las exportaciones ilegales sea casi imposible. Tramadol sigue siendo fácil de encontrar.

Jyoti Rani se paró en sus escalones delanteros y señaló casa tras casa donde dijo que el tramadol todavía se vende en su vecindario de calles estrechas y desagües abiertos, donde los niños en edad escolar se sientan encorvados sobre la calle en medio de un día laborable.

La adicción de Rani comenzó con heroína. Cuando murió su hijo de 14 años, ella cayó en depresión.

“Quería suicidarme, pero terminé convirtiéndome en adicta”, exclamó. Un médico le recetó tramadol para ayudar a dejar el hábito; en cambio, ella formó uno nuevo. Se encerró en su habitación, sin comer ni cuidar a sus dos hijos. Rani usó tramadol hasta que se quedó sin dinero y entró en tratamiento. Ahora su familia le dice que es ella misma otra vez.

La ofensiva contra el tramadol coincidió con la apertura de docenas de clínicas de adicciones que administran medicamentos y asesoramiento a más de 30,000 cada día.

“Estamos haciendo nuestro mejor esfuerzo”, dijo Jha, “pero es un desafío para todos nosotros”.

Los esfuerzos de los países para controlar el tramadol por sí solos a menudo fracasan, particularmente en lugares donde la adicción se ha arraigado, según el Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales.

India tiene el doble del promedio mundial de consumo ilícito de opiáceos. Los investigadores estiman que 4 millones de indios usan heroína u otros opioides, y una cuarta parte de ellos viven en el Punjab, el corazón agrícola de la India que limita con Pakistán, donde algunos de los más vulnerables son expulsados ​​de la desesperación por drogas.

Amandeep Kaur estaba embarazada cuando su esposo murió de un ataque al corazón. Ella recurrió al comercio sexual para llegar a fin de mes. Ella no quería sentir, y una compañera trabajadora sexual sugirió tramadol. No tenía idea de que se volvería adicta, pero eventualmente necesitó tres píldoras para pasar el día.

“Si no lo tuviera, me sentía sin vida, me dolía el cuerpo como si fuera a morir”, dijo, y se unió a la línea que se extendía desde las puertas de la clínica de adicciones.

___

El proyecto Global Opioids se puede ver aquí. https://www.apnews.com/GlobalOpioids

___

El periodista de Associated Press Rishi Lekhi contribuyó a este informe.

Origen: apnews.com

Tramadol, el opioide devastador

or EMILY SCHMALL y CLAIRE GALOFARO

DESDE Kapurthala, India – AP

El panorama se hace cada vez más alarmante: Confiscan camiones llenos de pastillas, niños que toman las píldoras, encuentran pastillas en los bolsillos de terroristas muertos.

Se le dijo al mundo que las pastillas eran más seguras que el oxycontin, vicodin y los fentanilos, que han causado tantos estragos en Occidente. Pero ahora están en el epicentro de lo que las Naciones Unidas llama “la otra crisis de los opioides”, una epidemia que no genera tantos titulares como la de Estados Unidos pero que está teniendo efectos devastadores en los países más vulnerables del planeta.

El abuso del opioide tramadol abarca continentes, desde la India hasta Africa y el Medio Oriente, creando un descalabro internacional que los expertos atribuyen a lagunas en las regulaciones de los narcóticos y a malas evaluaciones de los riesgos de la droga.

Se dijo que este opioide producido por el hombre podía aliviar los dolores sin generar abusos. A diferencia de otros opioides, el tramadol es de venta libre y no está sujeto a los controles internacionales de medicamentos más peligrosos. Pero el abuso es tan grave hoy que algunas naciones están pidiendo la intervención de las autoridades internacionales.

EL LABORATORIO

Grunenthal, la compañía que produjo originalmente el medicamento, quiere que las cosas queden como están. Dice que las regulaciones internacionales dificultan el acceso a las medicinas en países con sistemas de salud desorganizados y que incorporar al tramadol a la lista de sustancias restringidas privará a los pacientes de esa droga.

“Es un gran dilema de salud pública”, dijo Gilles Forte, secretario del comité de la Organización Mundial de la Salud que recomienda qué sustancias deben ser reguladas. El tramadol está disponible en zonas de combate y en naciones pobres porque no está regulado. Y se lo usa ampliamente por las mismas razones. “Es muy difícil encontrar el equilibrio justo”, afirmó Forte.

Tramadol no es tan letal como otros analgésicos, pero numerosos gobiernos se han dado cuenta de que de todos modos conlleva riesgos y están tratando de controlar su venta. Punjab, estado del norte de la India, acaba de sumarse a esa batalla. Hay pastillas por todos lados. Se vende en farmacias y también abundan las imitaciones en la calle.

Este año las autoridades confiscaron cientos de miles de pastillas, prohibieron la mayor parte de las ventas en las farmacias y cerraron centros de producción de pastillas falsas, lo que hizo que el precio de diez pastillas suba de 35 centavos a 14 dólares. El gobierno abrió una red de centros de atención, temerosos de que quienes se hicieron adictos empiecen a usar heroína en un acto de desesperación. Cantidades de personas buscaron ayuda para lidiar con intensos síntomas de abstinencia.

COMO LA COMIDA

Para algunos, el tramadol es tan vital como la comida.

“Si no comes, te sientes hambriento. Lo mismo te pasa con esto”, dijo Deepak Arora, soldador de un taller mecánico de 30 años que llegó a consumir 15 pastillas diarias y a robarle a su familia para comprarlas. “Eres como un muerto”.

Jeffrey Bawa, funcionario de la Oficina de las Naciones Unidas sobre Drogas y Delincuencia, se dio cuenta de lo que estaba pasando en el 2016.

La policía empezó a encontrar pastillas en los terroristas, que las trafican para financiar sus actividades, según Bawa.

La mayoría provenían de la India, que tiene una pujante industria farmacéutica impulsada por medicamentos genéricos baratos. Los laboratorios producen imitaciones y las distribuyen por todo el mundo, en dosis que exceden por mucho los límites permitidos.

Las autoridades dijeron en el 2017 que habían confiscado un cargamento de tramadol valuado en 75 millones de dólares que estaba destinado a la organización Estado Islámico. También interceptaron 600.000 pastillas para Boko Haram. Otros 3 millones fueron encontradas en una camioneta en Níger, en cajas que tenían el logo de la ONU para disimular. El organismo advirtió que el tramadol estaba teniendo “efectos desestabilizadores en la región”.

Grunenthal, no obstante, hace fuerza para que el tramadol no sea regulado. Financió varios estudios según los cuales su regulación impediría combatir los dolores y envió gente a la OMS para exponer la tesis de que la pastilla es menos riesgosa que otros opioides.

El portavoz Stepan Kracala dijo que la regulación podría tener efectos contraproducentes y hacer que pacientes desesperados acudan al mercado negro si no hay opciones legales.

Eso es lo que pasó en la India, que reguló el tramadol en el 2018. Los reguladores dijeron que las exportaciones y el abuso a nivel interno mermaron. Pero reconocieron también que es prácticamente imposible contener el abuso y las exportaciones ilegales en un país con una industria farmacéutica enorme. Sigue siendo fácil encontrar tramadol.

Parada en la entrada de su casa, Jyoti Rani señaló hacia varias viviendas de su barrio de Kapurthala donde dijo que se vendía el medicamento. La adicción de Rani comenzó cuando falleció su hijo de 14 años y ella cayó en un estado de depresión.

“Me quería matar, pero terminé haciéndome adicta”, manifestó entre lágrimas. Un médico le recetaba tramadol para combatir sus adicciones, y lo único que hizo fue generar una nueva adicción. Ahora es una de unas 30.000 personas de Punjab que van a clínicas del gobierno a recibir tratamiento diario.

Información del Proyecto Opioides en el Mundo: https://www.apnews.com/GlobalOpioids

Los inversores de la ‘fiebre verde’ se vuelven inquietos

En lo que se llamaba en broma una “fiebre verde”, los inversores no hace mucho se precipitaron en Florida para ingresar a lo que se esperaba que fuera uno de los mercados de marihuana más lucrativos del país.

La competencia aumentó después de que los votantes de Florida legalizaron la marihuana medicinal hace tres años.

Pero incluso cuando la posibilidad de la marihuana recreativa legal se avecina en el horizonte, la guerra de ofertas por licencias de marihuana medicinal en el Estado del Sol ha fracasado.

“No hay nada malo con el mercado en Florida. Es solo que nadie quiere poner millones y millones de dólares en el suelo ”, dijo Alan Brochstein , socio gerente de New Cannabis Investors, al Servicio de Noticias de Florida en una entrevista telefónica reciente.

El zumbido proviene de una variedad de factores.

Sigue…

Origen: floridapolitics.com