Archivo de la categoría: Buenos Aires

Oleada modernista de edificios inaccesibles

Razones circunstanciales me llevaron a concurrir a uno de los modernos edificios que se encuentran en la calle Salguero, antes de las vías del ferrocarril Mitre.
Debo confesar que en los últimos diez o más años, sólo fui por allí al centro comercial de la zona circundante al Malba, el reconocido Museo de Arte Latinoamericano. Ese espacio cultural lo he frecuentado con mayor habitualidad, pero en ambos casos no me adentré en las laberínticas calles del Barrio Parque, al que suponía todavía un reducto recoleto de residencias y embajadas, exclusivo para habitués de la zona o usuarios de confiables GPS.

Ante mi sorpresa existe un despligue notable de la actividad inmobiliaria en esta zona, donde el metro cuadrado debe ser uno de los más caros de la Ciudad.
Los desarrollos urbanísticos son de estilo estadounidense: torres de variada magnitud, algunas de ellas superando alturas convenientes, que transforman el área en una suerte de fortín amurallado, negocios diversos en la zona de ingreso, con lugares para espera y amplias cocheras. Un fenómeno similar es posible advertir en la los edificios que integran la nueva costanera de Vicente López, en la continuidad provincial de la franja ribereña.

ESCALINATAS DE TERROR

Pero una de las características que más despierta la atención son las empinadas y extensas escalinatas que permiten el ingreso a las torres. El ángulo y largo de las mismas parece haber sido elaborado por un equilibrista, ya que exigen además de un esfuerzo sólo apto para cuerpos entrenados, mantener una atención sin margen de error alguno, tanto para ascender como para descender.

En este último caso, ya se cuentan con algunos antecedentes de consideración, con caídas, torceduras, esguinces e incluso una tragedia como la ocurrida hace un par de años en Puerto Madero, cuando la integrante de un estudio jurídico falleció al tropezar en su salida de una fiesta de fin de año celebrada en el Faena Art, reducto iconoclasta y de moda en el barrio más nuevo de la Ciudad. Esa misma sensación de vértigo e inseguridad que habrá sentido la víctima antes de caer, se está trasladando a toda la Ciudad de la mano de diseñadores y arquitectos de estas modernas moles, tal vez propiciadas por el permisivo y flamante Código Urbanístico porteño de reciente sanción.

Aún recuerdo las arduas y laboriosas negociaciones que debió afrontar el numen del Malba, Eduardo Constantini, para lograr una normativa de excepción del tan vilipendiado Concejo Deliberante, luego Legislatura, para lograr la aprobación de su proyecto, porque excedía los dos pisos permitidos en la zona.
Finalmente, esta nueva oleada modernista de edificios inaccesibles, que se complementa con controles a distancia, verificaciones diversas y otras exquisiteces futuristas, deja nuevamente de lado a un amplio espectro de la población: los discapacitados (transitorios y permanentes), que circulan cotidianamente por la Ciudad.

PARAISO CON AMENITES

¿Durante tantos años se debatió la construcción de rampas en los edificios de propiedad horizontal, para llegar a este panorama de nuevas barreras arquitectónicas? “Cuando bajan al subsuelo con el auto, desde la cochera hay ascensor directo”, me informa el habitante de una de estas viviendas paraíso con amenites, como rezan las publicidades inmobiliarias.

La ciudad es de todos, no solo de quienes pueden vivir en estos paraísos artificiales postergando a los demás pero especialmente a quienes por algún motivo tienen dificultadas para trasladarse.
Quizá sea tiempo de revisar los planes del gobierno de la ciudad para la compra y categorización de terrenos públicos, el otorgamiento de concesiones en materia de desarrollo urbano, y finalmente, el mismo Código Urbanístico.

Sin olvidar las normas transgredidas con el sector de discapacidad, como la integración del 10 por ciento de la planta de empleados públicos, cuestión jamás respetada por autoridad de administración alguna. Mientras tanto, amigo rengo, fracturado o en silla de ruedas, abstenerse de concurrir a algunos barrios porteños, con acceso restringido. Al menos que tenga automóvil. Cruel paradoja en estos tiempos tan estrepitosamente inclusivos.

 

Origen: LaPrensa

Joyas bibliográficas al alcance de la comunidad

Además de respaldar la labor parlamentaria, la Biblioteca de la Legislatura es un espacio abierto a investigadores, docentes, estudiantes y vecinos, que consultan a diario su vasta colección.

Más de 38 mil ejemplares constituyen el acervo de la Biblioteca Pública Esteban Echeverría, también conocida como Biblioteca de la Legislatura, que cumple la doble función de respaldar la labor parlamentaria y ser un espacio abierto a la comunidad.

Estudiantes, vecinos, investigadores y docentes consultan diariamente su importante colección de textos de interés jurídico, histórico, político y filosófico, y la amplia variedad de volúmenes que tratan sobre la Ciudad de Buenos Aires, desde sus orígenes hasta la actualidad, repasando su desarrollo urbanístico, demográfico, institucional y la historia de los barrios que la constituyen.

Entre los servicios que ofrece la Biblioteca -creada en 1884- se encuentran el de asesoramiento y búsqueda, mediante el cual los referencistas orientan a los usuarios en la utilización del catálogo con el fin de hallar rápidamente el material requerido; de lectura in situ, que se realiza en la Sala No Parlante y en la Sala de Referencia, en caso de grupos de estudio; de préstamo domiciliario -reservado exclusivamente a las autoridades y personal de la Legislatura-; de enlace con otros centros documentales, para ubicar en otros archivos materiales inexistentes en la Biblioteca; de fotocopias y digitalización de acuerdo con los términos establecidos por Convenio con CADRA, y de referencia anticipada, cuyo objeto es poner a disposición de los usuarios el material vinculado con el tratamiento de los temas incluidos en el Boletín de Asuntos Cerrados.

El material existente en la Biblioteca se puede consultar a través de su Catálogo Bibliográfico, que contiene registros de los libros, revistas, fotografías, partituras, folletos y demás piezas comunicativas que se incorporan diariamente, proporcionando descripción y localización de todos estos recursos.

Cuenta además con una colección de libros digitalizados, pertenecientes a la Biblioteca, ordenados en forma temática, que incluye obras sobre los barrios de Buenos Aires, arquitectura y urbanismo, emblemas de la Ciudad, literatura, sociedades secretas y masonería, trabajo y empleo en Argentina, entre otras numerosas categorías.

ARCHIVO DEL PERONISMO

A partir de 2002, se creó en la Biblioteca el “Archivo del Peronismo”, con el objeto de acopiar toda información que refleje la presencia de Eva Perón en el Palacio Legislativo.

Hoy reúne documentación de las instituciones que llevaron a cabo las políticas sociales del peronismo entre 1943 y 1955. Cuenta con libros, revistas, folletos, videos, fotografías y testimonios orales. Incluye también negativos fotográficos de Juan D. Perón y Eva Perón cuando se desempeñaron al frente de la Secretaría de Trabajo y Previsión Social y de la Fundación de Ayuda Social respectivamente, ya que ambas instituciones funcionaron en la Sede del Concejo Deliberante, hoy Palacio Legislativo. Estos álbumes están complementados por fotografías y negativos referidos al doctor Ramón Carrillo, dedicado a la Salud Pública durante el gobierno de Perón.

BIBLIOTECA TESORO

Una mención aparte merece la “biblioteca tesoro”, instalada en la sala de lectura silenciosa y albergada en armarios de estilo con puertas vitrina. Esta colección se conformó con folletos, libros y revistas impresos en el siglo XIX y la primera mitad del siglo XX, además de otros volúmenes de los siglos XVII y XVIII, estos últimos, fruto de donaciones realizadas a la Biblioteca. Entre las obras periodísticas están las colecciones de la “Revista Municipal”, “La Ilustración Argentina”, “La Ilustración Sudamericana” y la “Revista del Río de la Plata”. Otra sección está dedicada a obras sobre urbanismo, proyectos presentados por particulares y concejales, trabajos sobre historia social y urbana, y derecho argentino, público, municipal e internacional, complementado por compilaciones de leyes de la Provincia de Buenos Aires, entre otras muchas temáticas.

Sigue…

Origen: LaPrensa

El medio maratón más convocante de Latinoamérica

Mas de 20 mil participantes corren los “21k de Buenos Aires/Naranja”, el medio maratón más convocante de Latinoamérica con largada y llegada a la Avenida Figueroa Alcorta y Monroe.

Sigue…

Origen: Clarin.com

Un bailarín ruso y una argentina ganaron el Mundial de Tango 2019

Maksim Gerasimov y Agustina Piaggio, los ganadores en Tango de Pista 2019. Foto Gentileza de Festivales BA.

El ruso Maksim Gerasimov y la argentina Agustina Piaggio se consagraron como la pareja ganadora del Mundial de Tango 2019 en la categoría “pista”. Los bailarines, que en la edición 2018 habían quedado terceros, este año tuvieron su revancha y se alzaron con el título de campeones. Fueron elegidos de un total de 1500 parejas que participaron en 27 rondas que se realizaron alrededor del mundo.

En el cierre de la competencia, Gersimov y Piaggio recibieron el máximo galardón, un premio de 100 mil pesos (unos 1.700 dólares) y dos pasajes a Madrid. Además, los argentinos Diego Chandía y Suyay quedaron segundos, y los rusos Irina Ponomarev y Dimitri Astafev, en tercera posición.

A la final en el estadio cubierto Luna Park de Buenos Aires llegaron 40 parejas, entre locales y otras procedentes de Rusia, Gran Bretaña, Colombia, España, Holanda, Uruguay y China. Divididos en cuatro rondas de diez parejas cada una, bailaron tres temas frente a un jurado de siete miembros, todos reconocidos bailarines y coreógrafos.

La final de tango escenario se celebrará este miércoles por la noche en el mismo escenario. Una vez más, el Mundial de Tango 2019 logró una impresionante convocatoria de talentos de distintos rincones del planeta.

Origen: LaPrensa

La Casa Rosada amaneció con una gigantografía de la famosa pisada humana en la luna

La Casa Rosada amaneció hoy con una gigantografia de la famosa pisada humana en la luna, en recuerdo de la hazaña conseguida hace 50 años por el hombre, cuando el 20 de julio de 1969 el astronauta Neil Armstrong, tripulante de la misión espacial Apolo XI, dejó la primera huella humana en la superficie lunar.

“El 20/07 se cumple medio siglo del histórico día en que el ser humano pisó por primera vez la Luna. A partir de hoy, la Casa despliega una bandera como homenaje a esta hazaña que cambió para siempre la historia de la humanidad”, dice el posteo de la cuenta Casa Rosada, en las redes sociales.

Apolo XI fue una misión espacial desplegada por los Estados Unidos de la que además de Armstrong participaron los astronautas Edwin E. Aldrin Jr. y Michael Collins.

Origen: LaPrensa

Demolidas: 5 residencias que Buenos Aires perdió

Además de palacios, petit hôteles y fábricas, durante el siglo XX y en nombre del progreso, cayeron también varias residencias familiares.

1) Villa Mihanovich

Juramento 1992 | Circa 1889-1940

Fue su comitente Nicholas Bouwer, llegado al país como agente de la Baring Brothers, y luego director de los Ferrocarriles Central Argentino y Oeste. Levantada entre 1889 y 1890, fue proyectada por los arquitectos Alejandro Christophersen y Carlos Kihlberg y construida por el empresario Giuseppe Maranesi. De carácter pintoresquista, constaba de dos niveles en una planta muy articulada y se destacaba su torre-mirador, visible a la distancia. Era un ejemplo de la fusión de orígenes en la arquitectura argentina de la época: Christophersen, noruego nacido en Cádiz, formado en Amberes y París; Kihlberg sueco formado en su tierra, y Maranesi, italiano, además del mandante, británico nacido en las Antillas Holandesas. Fallecido Bouwer en 1898, fue adquirida por el naviero croata Nicolás Mihanovich. En 1914 fue adquirida por la familia Quesada-Piñeyro, y en 1923 por los Detry. A pesar de haber sido un hito en Belgrano durante medio siglo, se demolió a fines de 1940.

La quinta de Bouwer ya siendo Villa Mihanovich,circa-1900.
La quinta de Bouwer ya siendo Villa Mihanovich,circa-1900. Fuente: Lugares – Crédito: Archivo General de la Nación

2) Residencia Cobo-Unzué

Suipacha 1270 |1909- circa 1960

Héctor Cobo, casado con Josefina Unzué en 1896, vivía en la calle Arenales 993 y Carlos Pellegrini. Decía su sobrino, Alfredo Aldao Unzué, que toda esa manzana había pertenecido a Manuel José Cobo, padre de Héctor. Tras la muerte de su madre, Clara Ocampo, en 1905, y de Mariano Unzué (padre de Josefina), en 1906, los Cobo-Unzué, que no tenían hijos, decidieron construir una nueva casa en la esquina de Suipacha y Juncal, ocupando casi un cuarto de la manzana. Recurrieron al arquitecto Alejandro Christophersen, que proyectó una gran residencia beaux-arts, con cierta inspiración en el Château de Bagatelle, y fue inaugurada hacia 1909.

Salas de recibo de la residencia Cobo-Unzué, circa1915.
Salas de recibo de la residencia Cobo-Unzué, circa1915. Fuente: Lugares – Crédito: Biblioteca Central de Arquitectos

El edificio, exento, cercano a la medianera de Suipacha, tenía mucho jardín sobre Juncal. De planta compacta, se componía de sótano, dos niveles principales, más otro de servicio. El espacio central era un gran hall de doble altura rematado por una claraboya. También era notoria la escalera, de caja oval. Fallecida Josefina Unzué en 1958, se subastaron sus colecciones y su casa, de lo mejor de la producción christopherseniana, se demolió a principios de los 60.

3) Residencia Ortiz Basualdo

Arenales 733 | 1904-1969

Emplazada en el extremo de una manzana irregular frente a la Plaza San Martín, delimitada por las calles Basavilbaso, Arenales y Maipú, fue construida por el arquitecto belga Julio Dormal y terminada en 1904. Ese año ganó el premio municipal a la mejor fachada.Su comitente fue la señora Magdalena Dorrego de Ortiz Basualdo, quien la encargó para sus hijos Inés y Carlos. La casa, que presentaba unidad compositiva en sus frentes, por dentro estaba dividida en dos áreas independientes para preservar la intimidad de cada grupo familiar.

Residencia Ortíz Basualdo, frente a la Plaza San Martín.
Residencia Ortíz Basualdo, frente a la Plaza San Martín. Fuente: Lugares – Crédito: Archivo General de la Nación

Con ingreso por la calle Arenales se encontraba la residencia de Inés, viuda de Estanislao Peña Lezica, donde habitaba junto a su hija, Elisa Peña de Uribelarrea, y su marido Manuel Adrián de Uribelarrea Anchorena, más su descendencia. Con acceso sobre la calle Maipú se situaba la casa del matrimonio de Carlos Ortiz Basualdo y Matilde de Anchorena, que vivían con sus cinco hijos. Fallecido Carlos en 1910, cuatro años más tarde Matilde se casó en segundas nupcias con François Pierre Verstraeten, con quien tuvo otros dos hijos. El complejo residencial fue demolido en dos etapas, en 1945 el sector sobre Arenales, y el resto en 1969.

4) Residencia Unzué

1914-1968 | Cerrito 941

Encargada por Saturnino J. Unzué al prestigioso arquitecto francés René Sergent, fue construida entre 1914 y 1916, y se ubicaba frente a la Plaza Libertad. Allí habitó junto a su mujer Inés Dorrego Lezica (sobrina de Magdalena, la propietaria de la residencia Ortiz Basualdo) y su hija Juana Díaz Unzué, quien en 1934 contrajo matrimonio con el duque de Luynes y se trasladó a Francia. Siguiendo el estilo que Sergent adoptó con maestría en otras obras de su autoría, las fachadas recreaban el neoclasicismo francés del siglo XVIII.

Vista de la fachada principal de la residencia de Saturnino J. Unzué sobre la calle Cerrito.
Vista de la fachada principal de la residencia de Saturnino J. Unzué sobre la calle Cerrito. Fuente: Lugares – Crédito: Museo histórico Nacional de Arte Decorativo.

Los interiores fueron modelados según los estilos borbónicos, trabajo de la reconocida Maison Jansen de París, destacando el comedor con su decoración inspirada en los salones de Hércules y Apolo del Palacio de Versalles. Compuesta de dos niveles y un subsuelo, en la planta noble se situaban los salones de recepción y, en el primer piso, las habitaciones familiares. Ya fallecido el matrimonio, la residencia fue ocupada algunos años por Radio Belgrano y luego demolida a finales de la década de 1960 debido a la construcción de la avenida 9 de Julio.

Vista del hall principal de la residencia de Saturnino J. Unzué.
Vista del hall principal de la residencia de Saturnino J. Unzué. Fuente: Lugares – Crédito: Biblioteca Central de Arquitectos

5) Quinta Loreley

Av. Luis María Campos y Maure | 1890-1968

Esta casa-homenaje a la cultura germana fue encargada a comienzos de la última década del siglo XIX por Don Gustavo Napp, destacado hombre de negocios nacido en Alemania en 1825. Autores de los planos fueron los arquitectos Carlos A. y Hans Altgelt, primos segundos entre sí, nacido el primero en Buenos Aires en 1855 y fallecido en Berlín en 1937, en tanto que Hans nació en Berlín en 1855 y murió en Buenos Aires en 1897. Ambos estudiaron arquitectura en Alemania.

Loreley presentaba un medievalismo neogótico, construido en la cima de la barranca de un terreno muy profundo que empezaba siendo angosto al 451 de la avenida Cabildo -por donde se accedía- para irse ensanchando hacia el Camino de las Cañitas (hoy Av. Luis María Campos), donde terminaba. Era un gran volumen de planta compacta, compuesto por dos pisos, más un tercero de menor superficie que lo remataba. Su fachada principal, orientada hacia el río, era perfectamente simétrica, destacándose en planta baja los bay windows que flanqueaban una galería abierta a la barranca.

Vista de la fachada principal de la Quinta Loreley desde la Avenida Luis María Campos.
Vista de la fachada principal de la Quinta Loreley desde la Avenida Luis María Campos. Fuente: Lugares – Crédito: Archivo General de la Nación

También era notorio el tercer nivel, con un enorme ventanal ojival, coronado por una linterna-mirador. El nombre se debe a una leyenda germánica: cercana a Sankt Goar, lugar natal del señor Napp, hay un peñasco a orillas del Rin (la Roca de Loreley) en cuya cima posa en las noches de luna una sirena rubia, con ese mismo nombre, que atrae a los barqueros.

Por testimonio de Tomás Vallée (1918-2019), sabemos que la mayoría de los muebles de la casa eran holandeses. En la quinta, utilizada como residencia permanente, fallecieron Gustavo Napp y su mujer Emma Van Praet, en 1901 él y en 1917 ella. El “castillo” fue comprado en 1925 por la Congregación Esclavas del Sagrado Corazón de Jesús para establecer allí su colegio. Entre 1929 y 1934 construyeron el nuevo edificio escolar, obra del arquitecto Luis J. Fourcade, por delante de Loreley, literalmente ocultando su fachada principal. Se demolió en 1968 para ampliar las instalaciones del establecimiento. De la vieja quinta sólo queda la gruta dedicada a la Virgen de Lourdes.

Mirá en el mapa dónde se encontraba cada residencia.

Origen: LaNación

La escuela técnica Otto Krause cumple 120 años

Es el primer colegio industrial de la Nación, que nació como respuesta a la industrialización del país y hoy tiene como desafío repensarse en un sistema productivo atravesado por las nuevas tecnologías.

La historia de la Escuela Técnica Nø 1 Otto Krause, considerada una de las mejores secundarias de la Argentina, está ligada al desarrollo productivo del país y a los avances de la ciencia aplicada durante el siglo XX. Hoy, en un presente signado por el cambio, diseña su futuro incorporando las nuevas tecnologías para adaptarse a la realidad económica.

Mientras el ferrocarril avanzaba sobre la Patria y todas las ciudades se llenaban de chimeneas, la demanda de obreros especializados y altamente calificados alentó su creación, el 15 de marzo de 1897, como anexo de la Escuela de Comercio, actualmente el colegio Carlos Pellegrini. Fue tanta la demanda que dos años después, el 17 de marzo de 1899, se independizó como la primera Escuela Industrial de la Nación.

Diez años más tarde, el 24 de mayo de 1909, el ingeniero Otto Krause diseñó y construyó el monumental edificio de Paseo Colón y Chile, con talleres para Mecánica, Química y Construcciones. Más tarde, en consonancia con los avances tecnológicos, se agregarían Electricidad, Computación y Electrónica.
“Cumplimos 100 años de la construcción del edificio y 120 de la fundación de la escuela -contó Claudia Rey, rectora del colegio Otto Krause-, pero lo que celebramos es lo que le pasó al país y a la educación por la creación de esta nueva modalidad de estudio en manos de este prohombre adelantadísimo a su tiempo que era Otto Krause”.

“El entendía que no había que formar simplemente operarios, mano de obra para la industria, sino personas que tenían los conocimientos técnicos y científicos suficientes para poder interpretar lo que los ingenieros proyectaban -señaló la rectora-. El egresado de nuestra escuela sabía hacer el trabajo manual, pero además conocía los fundamentos teóricos y científicos del funcionamiento de las máquinas. Este técnico se fue transformando en un ingeniero en miniatura”.

Sigue…

Origen: LaPrensa

Secuestran más de 3.000 dosis de LSD en la estación de trenes de Constitución

El procedimiento fue realizado durante las últimas horas por personal de la Policía Federal (PFA) en el hall central de la estación, donde advirtieron una situación sospechosa, en la que los acusados se entregaban algunos paquetes entre sí.

Según los voceros, los policías impartieron la voz de alto, que fue acatada por uno de los involucrados, mientras que los otros tres escaparon corriendo con intenciones de abordar el tren.

Durante la huida, los ahora detenidos, dos hombres y dos mujeres de entre 23 y 27 años, arrojaron los estupefacientes hacia las vías del tren y descartaron otros elementos vinculados con la transacción.

Luego de interceptarlos, los agentes les secuestraron 3.375 dosis de LSD, 15 pastillas de éxtasis, cuatro teléfonos celulares y dinero en efectivo, agregaron las fuentes.

Los detenidos fueron puestos a disposición del Juzgado Nacional de Primera Instancia en lo Criminal y Correccional Federal 2, a cargo de Sebastián Ramos, quien dispuso las diligencias correspondientes para avanzar con la causa.

Origen: LaPrensa

La Legislatura aprobó multas de hasta 42.000 pesos a quienes maltraten a animales domésticos

La norma contó con 41 votos positivos del bloque oficialista, Evolución, el Gen y Mejor Ciudad y 15 abstenciones de Unidad Ciudadana, el bloque Peronista y la Izquierda.

Sigue…

Origen: LaPrensa

La Torre de los Ingleses y la experiencia de volver a asomarse al mirador: cómo quedó tras los arreglos y cuánto costará subir

Torre Monumental, o Torre de los Ingleses, a partir del proximo lunes podra ser visitada. Foto: German Garcia Adrast

Es Monumento Histórico Nacional. Se restauró el interior y se puso en funcionamiento un ascensor para llegar hasta el piso sexto.

Desde este mirador, la Ciudad es toda una postal. Hacia el frente, la histórica barranca de la Plaza San Martín; mas atrás asoma el nuevo ícono barrial, el edificio WeWork. Hacia la izquierda, el Kavanagh y sus balcones aterrazados que componen una magnífica y modernísima proa de cemento. Hacia la derecha, la cúpula, la espacialidad y la bóveda de hierro y vidrio de la Estación de Retiro. Y hacia el Río de la Plata una sucesión interminable de sitios para ver y descubrir: el Hotel de los Inmigrantes, el nuevo Paseo del Bajo, la costa de Uruguay, los dos templetes de la Súper Usina de Puerto Nuevo como telón de fondo, las Villas 31 y 31 Bis. Hay tantas cosas que ver desde este balcón que recorre todo el perímetro de la Torre Monumental, que se aplaude el acierto del arquitecto británico Ambrose Macdonald Poynter: no sabemos si con intención o no, en cada uno de los lados de la torre diseñó una suerte de bancos. Bien vale la pena usarlos.

El jueves habrá una inauguración oficial y a partir del lunes, la torre abrirá como un mirador y podrá ser visitado por vecinos y turistas.

Sigue…

Origen: Clarin.com