Archivo de la categoría: Sociologia

La psiquiatría en el nacionalsocialismo

Una muestra señala la acción de médicos en la persecución a enfermos y minusválidos bajo el hitlerismo; se estima que más que 200.000 fueron asesinados en instituciones psiquiátricas

Con el título Registrados, perseguidos, aniquilados se realizará el viernes 6 de marzo, de 10 a 13, un simposio sobre Psiquiatría en el nacionalsocialismo en el Museo Judío de Buenos Aires, Libertad 769.

Allí podrá visitarse hasta ese día, de 10 a 18, una muestra sobre la actuación de médicos, enfermeras y otro personal sanitario en la persecución a enfermos y minusválidos que eran considerados por el régimen nacionalsocialista “una carga para la comunidad del pueblo alemán”. Se estima que desde 1934 unas 400.000 personas fueron esterilizadas contra su voluntad y más de 200.000 fueron asesinadas en hospitales e instituciones psiquiátricas.

Sobre Eutanasia nacionalsocialista hablará en el simposio el médico Fernando Palacios, especialista en terapia intensiva. A su vez, el constitucionalista Daniel Sabsay disertará sobre El revés del Derecho: Reflexiones sobre el entrecruzamiento entre la Bioética y el Derecho.

También expondrán la psiquiatra y psicoterapeuta Elena Levin, magister en Historia Política y Social, coordinadora del simposio; el rabino Simón Moguilevsky, director del Museo; la antropóloga cultural Bárbara Grunenfelder-Elliker; la historiadorda María Victoria Grillo y la curadora de la muestra Liliana Olmeda de Flugelman.

La exposición saca a luz lo investigado trabajosamente años después sobre el papel que jugaron psiquiatras, neurólogos, pediatras, enfermeras, administrativos en la esterilización y asesinato de personas con discapacidades -de modo especial , mentales- en institutos que oficialmente debían estar destinados a su cuidado y curación. Esa acción se extendió también a decenas de miles de polacos o soviéticos en territorios ocupados.

La muestra incluye fotografías de instituciones y personas, víctimas y victimarios, cartas, documentos, citas de partes médicos y comunicaciones -falsas- a las familias, etc. A los paneles realizados originariamente en inglés y en alemán, se añadieron otros más pequeños en castellano, que facilitan el acceso a la información para quienes no dominen esos idiomas.

MUCHO POR CONOCER

Es mucho lo que puede conocerse en una recorrida. Por ejemplo, la central T4 dirigía el asesinato de niños y adolescentes mediante la Comisión del Reich para el registro de enfermedades hereditarias graves durante la operación 14f13. Sus médicos seleccionaron más de 20.000 presos en campos de concentración y los mandaron a morir en las cámaras de gas de tres instituciones de exterminio.

La política de higiene racial favorecía los asesinatos eutanásicos. La muestra da cuenta de que en el siglo XIX surgió la idea de que la suerte y el destino de los pueblos se determinan por factores hereditarios. La eugenesia se fundamentó, por lo tanto, en la premisa de que la reproducción podía y debía ser controlada, tanto para evitar la decadencia hereditaria biológica de una nación, como para fomentar el desarrollo progresivo de la humanidad. A la vez se fomentó la idea de que la vida humana puede tener un valor de mayor o menor rango, y hasta ser considerada “inviable”, es decir, había seres que no eran considerados dignos de vivir. Rápidamente el valor de la vida fue contrapuesto con la utilidad que el individuo puede aportar a la sociedad.

Estas premisas fueron llevadas hasta el horror del exterminio masivo en el régimen totalitario nazi, pero no dejaron de influir en otras sociedades. Sin ir más lejos, la no punibilidad del aborto “cuando el embarazo sea producto de una violación o del atentado al pudor sobre una mujer idiota o demente” del Código Penal argentino de 1921 está originada en razones de eugenesia, al considerarse que podrían transmitir deficiencias a su descendencia.

Además de dar cuenta de la trayectoria de médicos involucrados en la selección de enfermos para ser eliminados, la exposición también se refiere a las familias, a las que se les daba información falsa sobre el destino de sus familiares enfermos. Así constan informes con apariencia de preocupación por el estado de salud de los pacientes.

REACCIONES

También se da cuenta de casos de médicos y otro personal que no se plegaron a estas disposiciones criminales. Así como de la preocupación suscitada en la población civil alrededor de algunos centros donde se mataba a enfermos neuropsiquiátricos, por gas, desnutrición, envenenamiento, etc. Los vecinos advertían indicios intranquilizadores, como los frecuentes traslados de personas, el humo, etc.
Hubo hospitales protestantes que evitaron ser incluidos en programas que les despertaban serios reparos, aunque toda esta política se desarrollaba subrepticiamente y sólo pudo ser conocida en su magnitud mucho tiempo después. Pero el 3 agosto de 1941 hubo una protesta abierta, la del obispo católico de Munster, Clemens August von Galen.

En su sermón habló abiertamente de asesinato y reclamó por pacientes a quienes se los mataba porque algún médico los consideraba “vida no digna” o “ciudadanos no productivos”. Ante las inquietudes surgidas entonces en la población, y esa clara denuncia, ese operativo T4 se dio por terminado el 24 de agosto de 1941. Sin embargo los asesinatos de pacientes continuaron de modo más sigiloso.

La muestra merece ser visitada, por la abundante y precisa información contenida sobre la conducta criminal de médicos que en algunos casos habían tenido un alto reconocimiento social por su labor científica de investigación. En sentido contrario, en una vitrina pueden verse los viejos mandamientos de Hipócrates para los médicos. Entre otras cosas, puede leerse: “A nadie daré, aun cuando me lo pida, fármaco letal alguno, ni haré semejante sugerencia. Igualmente, tampoco a ninguna mujer proporcionaré un pesario abortivo”.

Innumerables familias perdieron a sus seres queridos, y a algunas de esas personas el visitante puede acercarse en esta muestra, ver sus rostros, en sus circunstancias, sin conocer el final que tendrían. Por un largo tiempo muchos no quisieron recordar a estas víctimas, aun finalizada la guerra con la derrota de Alemania y la ocupación por los aliados. Inclusive numerosas familias afectadas no hablaron sobre estos hechos. Muchos perpetradores y sus ayudantes pudieron continuar sus carreras en la Alemania de posguerra.

En el programa se señala que esta exposición “cuestiona los modos de pensar y los patrones de comportamiento que hicieron posible semejante asesinato en masa”.

El simposio es de asistencia libre. Los interesados pueden inscribirse escribiendo a: elenalevin42@gmail.com

Origen: LaPrensa

El zumo de la vida 

Por

 Juan Tomás Frutos

Nos explicamos a menudo con esas dosis de atrevimiento que nos llevan a perder o a ganar. Es ese aquí y ahora que nos aconsejamos, pero que no siempre

Nos abordamos recurrentemente con dudas que no terminan de sanar porque no las resolvemos, aunque sea desde el equívoco. Las presencias nos deben permitir olvidar aquello que no aporta, que no sana.

Hemos de cumplimentarnos en tramos de felicidad. Nos debemos acostumbrar a los buenos ratos. A veces vienen, pero parece que no queremos otearlos por si pasa algo.

No suframos por un sí poco auténtico. Tampoco por un mal no intencionado. Hemos de vislumbrar lo que nos dicen los corazones y sus porqués. Los que no quieran aportar decididamente, incluso antes de conocernos convenientemente, han de quedar atrás o a un lado.

No nos mintamos experimentando con quien no conviene. Las obligaciones, las justas, las que marcan las leyes de la convivencia desde el respeto a lo individual. Empleemos tiempo en conocernos y en saber de los demás para implicarnos en el camino maravilloso que tanto anhelamos tener o conservar a lo largo de nuestras historias.

Platiquemos con quienes aportan buenas vibraciones y no hagamos caso a los chismosos y envidiosos que se esfuerzan a fondo, demasiado, por conseguir lo que seguramente ya albergan, aunque sea de otro modo.

Nada es un fracaso rotundo, como tampoco es un éxito total. Saquemos el zumo de la vida como si ésta se acabara y conservando un poco de jovialidad para que no falte en el comienzo de un nuevo día. Que así sea incluso para los que se consideran adversarios.

Origen: Periodistas en Español

Síndrome de Peter Pan en el auge de las protestas

Conseguimos al eterno adolescente en personas que parecen estar en constante forcejeo con el tiempo y con su propia edad. (Foto: Flickr)

Por Asier Morales

Como todos los elementos arquetípicos que hacen vida en la psique, el púber no está llamado a ser negativo. Pero si se infla, se hace dictatorial

La infancia ha probado ser de las áreas más importantes para la psicología moderna. En primer lugar porque nos preocupamos por el bienestar de nuestros hijos, deseamos entenderlos, ayudarlos y colaborar en su desarrollo tanto como sea posible, algo natural, (aunque tal vez lo hayamos exagerado en los últimos tiempos). Por otro lado, la etapa infantil cobró especial relevancia desde principios del siglo pasado, dado el surgimiento de teorías que ubican la fuente de nuestras complicaciones en las vivencias de los primeros años de vida.

Sigue…

Origen: Panampost

La compleja soledad 

Quien elige alejarse del ruido y de las prisas saborea la soledad, pero no es gratis. Se trata de un ejercicio que exige aptitudes ante la vida.

Por

José Antonio Gabelas

El negocio de alquilar amigos falsos para las vacaciones y posar en lugares exóticos con Instagram funciona, es tan fácil como contratar amigos a través de Internet para presumir de ser el más popular en Facebook y otros patios sociales de recreo posmoderno. Pero si quieres fardar de novia o novio un fin de semana, lo llevas a casa de los padres o al último restaurante de moda. O sea “con Uber alquilas un coche; con Airnrnb una casa, y con Ameego, una persona que te acompañe para el viaje”, así sintetiza la cosa el norteamericano Clay Kohut, creador de la aplicación.

Origen: Disidentia

Los desechables

 

Grafiti de Pablo Escobar en una calle de la zona llamada popularmente el Bronx, en Bogotá (Daniel Garzen Herazo/Pacific Press Via Zuma Wire/Shutterstock)

Grafiti de Pablo Escobar en una calle de la zona llamada popularmente el Bronx, en Bogotá (Daniel Garzen Herazo/Pacific Press Via Zuma Wire/Shutterstock)

Desechables es el nombre que en Bogotá reciben indigentes, habitantes de la calle y sobrevivientes de la violencia y la droga: hombres y mujeres que para muchos ya no sirven para nada. Este texto habla de ellos y de las preguntas que pueden llegar a hacerle a un escritor en un encuentro inusual, potente y profundamente enriquecedor

Sigue…

Origen: Infobae

Así torturan los islamistas iraníes a las mujeres que se niegan a llevar velo 

Imagen: Amnistía Internacional.

Mientras la Unión Europea en general, y la izquierda política del viejo continente en articular, no dudan en defender a Irán de «los ataques de Donald Trump», las autoridades islamistas de este país están usando la detención en régimen de incomunicación, la reclusión prolongada en régimen de aislamiento y las amenazas a […]

Origen:  – Libertad USA

Primero limpia tu habitación y luego cambia el mundo 

 

Dan Sánchez

¿Qué tipo de orientación se puede esperar de alguien que ni siquiera puede planificar centralmente su propio armario? En una aparición ahora famosa en el podcast de Joe Rogan, el psicólogo Jordan B. Peterson señaló lo extraño que es que muchos jóvenes comprometidos políticamente estén preocupados por reorganizar  la sociedad y el sistema económico cuando ni siquiera pueden organizar sus propios dormitorios. Él dijo:

Jóvenes de 18 años, no estén arreglando la economía, no saben nada de la economía. Es una máquina compleja masiva que va más allá de la comprensión de cualquiera y se meten en riesgo. Entonces, ¿pueden incluso limpiar su propia habitación? No. Bueno, piensen en eso. Deben pensar en eso, porque si ni siquiera pueden limpiar su propia habitación, ¿quién diablos son para dar consejos al mundo?

Sigue…

Origen: Mises Report

Cuca Casado-La deshumanización del varón 

 

Ya no había hombres malvados, sino que el hombre como categoría era malvado, y por tanto era difícil tener simpatía hacia sus problemas.

Cuando desde la perspectiva de género se juzga al hombre parece que tienen claro el veredicto: culpable de todos los males que le ocurre a la humanidad.  Supuestamente se debe a una cuestión sociocultural, el patriarcado, como si tal estructura pudiese afectar tan solo al 50% de la población. Lo cierto es que el hombre también sufre esas desgracias, desigualdades y violencias. Por ejemplo, la mayor parte de los suicidios se dan entre hombres, lo mismo ocurre en las muertes laborales y homicidios. Sin olvidar que encabezan el fracaso escolar o que son mayoría entre los sin techo.

Si entramos en las discriminaciones, además de la conocida Ley Integral de Violencia de Género, nos encontramos con que el hombre permanece invisible en otras cuestiones legales como la trata de personas, la integridad genital o las políticas migratorias, entre otras.

Sigue…

Origen:  Disidentia

Libertad no es Libertinaje 

John Alejandro Bermeo

El libertinaje consiste en una degradación de la libertad. Kant pensaba que el hombre solo era libre cuando se guiaba con la razón pura, esto quiere decir que un libertino es aquella persona que no guía su vida por su razón sino por sus instintos, placeres y pasiones. Precisamente […]

Origen: Mises Report

Las “manadas”: las drogas y las violaciones

 

Regresión destructiva
Por

Juan Alberto Yaria 

“Vivimos la época del Ultimo Hombre de Nietzsche que es individualista, ultra-hedonista, aburrido, sin rumbo, con un tiempo vacío”. Byung-ChulHan-filosofo.

Las “manadas” adolescentes son una realidad. Miramar, City Bell, fiestas no autorizadas en el espacio público con conductas vandálicas son una realidad. El sexo en bandas y las violaciones grupales pasan a ser comunes y se oculta un fenómeno que se da en todos esos hechos delictivos sexuales como lo es elconsumo masivo de drogas incluidos los diversos alcoholes. Lo veo en la clínica cotidiana y en el relato de los residentes que han vivido y sobrevivido a estas conductas tribales y de disputas entre clanes.

El maestro en filosofía y sociólogo Edgard Morín en sus 90 años manda un saludo de fin de año a sus discípulos en donde pide rescatar un “oasis en donde reine la pasión y la poesía ante tamaña regresión destructiva”.

Los chats y los Facebook e Instagram describen las “manadas” con sus puntos de encuentro en donde ninguna Ley ni autoridad este presente para que una venta libre de sustancias y una libertad anómica (“anémica” de normas) este reinando. Se convocan por redes sociales y así surgen nuevas formas de organizaciones tribales adolescentes en donde se nota la disociación y la distancia educativa y normativa entre las instituciones, las familias, las escuelas y el propio mundo adolescente. Ahí todo parece valer.

En España se lucha contra el “botellón” en espacios públicos como una tarea preventiva permanente desde los municipios. Aquí esto nos pasa por encima y las fiestas privadas en quintas y en espacios públicos se suceden por doquier. En las previas de navidad había 50 de ellas en la Ciudad de La Plata según dicen las propias autoridades municipales.

Dos fenómenos se conjugan por un lado la presión grupal con cabecillas en unmarco tribal con competencia por el consumo y una sexualidad ligada a una agonía del Eros como Amor y despojada de todo rasgo humano culmina en un exceso lindante con la tragedia en un escenario “porno” en donde la misma agonía del Amor citada anteriormente refleja una sociedad des-vinculada y en donde la mera descarga impulsiva por los distintos agujeros (boca, ano, vagina) llevan la marca del primitivismo salvaje. En ese marco de presión tribal lo imitativo domina y las conductas van inter-retroactuando entre sí.

Por otro lado, por datos que recogí de distintos grupos que traté y que luego iniciaron una rehabilitación el consumo de drogas y alcohol, es un dato fundamental la ceguera frontal(zona cerebral de frenos a los impulsos y de registro del Otro y de los códigos morales) se une a la intoxicación del momento junto a un consumo pertinaz incluso desde años atrás. Esta “ceguera” moral está en la base del desborde perverso y sociopático que constituye aquello que el gran maestro francés de Psiquiatría H. Ey llamaba las patologías de la “maldad moral”.

La hipo-frontalización del adolescente más la creada por el consumo de drogas con un desborde impulsivo asegurado son un seguro para la eclosión de estas perversiones

 

El camino a la “maldad moral”

Nuestras ciudades han perdido el sendero de la prevención como alerta temprana en la adolescencia y la detección precoz ante los primeros consumos en edades de máxima vulnerabilidad y me permito destacar los siguientes hechos:

1.     Plena aceptación social del consumo de alcohol y drogas; fiesta hoy es sinónimo de exceso.

2.     Caída de la vida familiar y de los limites pacificantes quedando superada la familia extensa, la familia nuclear, la ensamblada o la monoparental condenando al joven a la soledad y al mercado de venta de sustancias prometedoras de la farmacoterapia de la soledad, la intemperie y la depresión.

3.     Caída de la escuela en su filosofía preventiva en donde la educación del amor, el no uso de drogas, las tareas solidarias, el deporte y la cultura son los pilares de un tránsito adolescente hacia la juventud.

4.     Desconocimiento de la vulnerabilidad del adolescente en su desarrollo psicológico y cerebral que lo expone rápidamente al exceso y a la cronicidad del consumo.

5.     Una inundación de drogas y alcohol en la adolescencia es letal para el desarrollo futuro en los planos sociales, afectivos y laborales aumentando rápidamente el descontrol en el consumo ante esta “intemperie biológica y psicológica.

6.     La amplia disponibilidad de drogas junto a la aceptación social de las mismas son un “combo” que potencia alteraciones cerebrales irreversibles y además éstas actúan en dosis bajas sobre el cerebro y las intoxicaciones que vemos en la clínica cotidiana generan en muchos casos una muerte en pleno éxtasis.

La formación de fenómenos tribales con lucha entre clanes y el “default humanístico” que preside los desarrollos educativos precipita al “joven solo” a un aprendizaje de la vida bajo sostenes alucinatorios que le proporciona la dosis diaria y el “dealer o transa” es el nuevo explotador prestigiado que vende el nuevo “opio para los pueblos”. 

Origen: Periódico Tribuna de Periodistas