Archivo de la categoría: Uncategorized

Contabilidad endiablada

Hay días en los que mejor sería no levantarse de la cama para evitar resfriados de una primavera empeñada en sobresaltarnos con sus cambios de humor o enmudecer al locutor de las noticias que se conjura para hacerme creer que estoy gobernado por buenos administradores, que solo saben subir impuestos y hacer el ridículo.

Y luego los números. Me rondan como pajarillos de un “teletoons” queriendo rematarme con sus cifras, a las que intento como otros muchos de mis convecinos europeos o norteamericanos y de otros muchos lugares del mundo líder evitar, voltear la vista. Imposible, debo tener en alguna de mis reencarnaciones anteriores algún estoico empeñado en hacerme tragar el mejunje de mi realidad como otrora mi madre me hacía tomar el “aceite de bacalao” sin siquiera poder rechistar.

Y todo esto porque hoy me han despertado las cifras del COVID19 que aunque quiera aislarme un poco de ellas, para evitar la obsesión que nos tiene desquiciados al punto de hacernos comprar test falsos a chinos de segunda categoría no puedo. Messenger, WhatsApp, Facebook, Twitter, Instagram y así doquiera que mires esta ahí, con sus falsas coronas porque los comunistas de Mao desterraron a la realeza hace mucho ya, para mantenerme tenso como las cuerdas de un violín. Basta! Decido dejar de seguirlo y seguirlos, está bien de tanta mariconería conceptual con lo que no es más que un catarro y sus a día de hoy, poco menos de 20 mil muertes de rubios de ojos azules que los chinos son muchos, y a Xi Jinpin no le quita el sueño unos pocos paisanos de menos.

Lo que pasa aquí es simple, en la balanza de los muertos el asunto no es la cantidad sino la calidad del finado en cuestión, que no es lo mismo que los muertos sean noruegos a que los anoten en la estadística de Burundi. Y si no me cree y vive usted en uno de nuestros abanderados países del G20, vaya y mire a ver si están hablándole de alguna de estas cosas:

Población mundial 7.7 mil millones.

Mas de 2 mil millones no tiene acceso a medicamentos. Así las cosas, del total de muertes por enfermedades infecciosas por año que son poco más de 3 millones, la Malaria se lleva al otro barrio a 232 mil casualmente casi todos negros como el carbón, que aunque no lo creas son tan humanos como usted.

Con los niños ya es un poco más difícil de asimilarlo, sobre todo porque desde aquí estoy escuchando a los míos hacer deberes en su habitación. Con menos de 5 años se mueren casi 1.8 millones cada año, de esa “estadística” por ejemplo, unos 7000 mueren cada día sin cumplir el mes de nacido.

Mientras rogamos a la Santa Madre de Dios porque aunque sean los propios chinos, se encuentre la vacuna del COVID19, la del sarampión que ya está inventada no puede impedir que en este mundo nuestro esa perfectamente prevenible enfermedad mate a 140·000 al año, algo así como 300 muertos por sarampión cada día de los que en su gran mayoría va a al capítulo niños. El Dengue ni se menciona porque aunque lo han padecido más de 3 millones en las Américas, solo ha contabilizado unos 1400 muertos y eso no “vende” en la televisión.

He parado un momento para evitar que mis hijos adolescentes desvalijen una alacena que he rellenado más allá de lo debido impulsado por la histeria acaparadora del estado de alarma en que nos encontramos. Y hablando de comida aquí les dejo otras estadísticas, y es que mientras en la televisión nacional y cadenas complementarias tengo a los gemelos cocineros o a un vasco como Arguiñano dándonos recetas sabrosas y saludables para mejorar nuestro estilo de vida, porque en este mundo avanzado ponemos unas 500 mil muertes al año por sobrepeso de estar engullendo grasas trans a tutiplén aunque tengamos chocolate sin azúcar para el té de las cinco o el café sin horario, soportado por algunas manitas de las más de 300 millones que con menos de 14 años nos garantizan un café y un cacao de calidad, miéntras en el barrio de enfrente se mueren por desnutrición aguda más de 100 millones lo que supone por ejemplo, la indecente medida de 1 niño muerto cada 5 segundos por pura y simple hambre. Eso sí, no nos crea usted desalmados si por un casual es usted un lector de la otra orilla que hemos inventado el UNICEF y la Ayuda Oficial al Desarrollo.

Nuestro COVID chino ya va por 24 mil muertos y aún seguirá un poco más su ascendente danza mortal, que será mucho menor que el total de los europeos muertos en cualquiera de las dos guerras mundiales o los muertos en la guerra de secesión americana y aún así, todavía me esperan muchos días de noticias, mensajes, memes y paisanos a los que tendré que escuchar ataviado con una mascarilla y gafas protectoras decirme: doctor, me duele la garganta.

No soy indolente o irreverente ante el COVID19, sé perfectamente su valor como pandemia, lo que pasa es que aún así no dejo de comprender que esta ola de histeria colectiva y muertes por Coronavirus, comparte para mí otros titulares aún más impactantes. Lo peor para mí es saberme parte de ese mundo que trocea a conveniencia la realidad para acomodarla a su estilo de vida y salvaguardar su “economía desarrollada”, mientras comercia con una moneda que reza en su reverso “en Dios confiamos” y su civilización se declara de raíces judeocristianas.

Y un mandamiento os dejo sobre todos los mandamientos: “amad a Dios sobre todas las cosas y al prójimo como a ti mismo”.

Nada más que agregar.

Origen:Prevaricador Anticastrista.

¿Por qué el coronavirus nos parece incluso más peligroso de lo que es?

En la información relativa al coronavirus ha habido fake news, pero también intentos de contextualizar los hechos y dar pautas de conducta proporcionadas. ¿Por qué ganan la partida las primeras?

“Hace una noche fantástica”. “Esta noche morirás”. Si oímos ambas frases, es sin duda esta última la que captará nuestra atención.

Del mismo modo, haremos más caso a las informaciones alarmantes sobre el coronavirus que a las informaciones tranquilizadoras. En un entorno de alta saturación informativa como el nuestro, atender preferentemente a determinados contenidos va en detrimento de otros y genera percepciones distorsionadas.

Biológicamente estamos programados para focalizarnos en aquello que constituye una amenaza o que percibimos como tal. Es una cuestión de mera supervivencia. Si no apreciamos que hace una noche fantástica, es una pena, pero no tiene mayores consecuencias. En cambio, si no detectamos un peligro mortal, nos exponemos a perecer.

La desinformación tiene consecuencias nefastas

Los medios de comunicación hace mucho tiempo que conocen y explotan este sesgo cognitivo para captar nuestra atención. Tienden a poner el foco en la parte más negativa de cuanto acontece hasta el punto que, en el entorno periodístico, rige el viejo axioma “No news is good news”. Que no haya noticias sobre una determinada cuestión es una buena noticia porque, cuando ocurra algo malo, ten la certeza de que te lo van a contar.

En muchos aspectos, las redes sociales han seguido este patrón. Aunque a menudo mostramos en ellas la cara más amable y edulcorada de nuestras vidas, solemos generar indiferencia, envidia o incluso rechazo. En cambio, cuando se produce un suceso trágico, la actividad en las redes se dispara. Lo mismo que el nivel de implicación de sus usuarios.

Hay un aspecto, no obstante, en el que redes sociales y medios de comunicación tradicionales difieren significativamente. En estos últimos, los contenidos son generados por profesionales que establecen con sus audiencias el compromiso tácito de factualidad, esto es, de ceñirse a los hechos (al menos, en teoría). Sin embargo, en las redes sociales hay un poco de todo: contenidos muy rigurosos, contenidos bienintencionados pero que presentan notables carencias e imprecisiones, y contenidos creados con la única y malévola finalidad de desinformar.

En ámbitos como la política o la salud, la desinformación resulta particularmente nefasta porque puede llevarnos a tomar decisiones contrarias a nuestros propios intereses sin tener conciencia de ello. Lo peor del caso es que, en las redes sociales, las informaciones falsas circulan más ampliamente y con mayor celeridad que las verídicas, de modo que su indeseable impacto resulta difícil de atajar.

Éste es el terreno de juego comunicativo en el que se ha movido toda la información relativa a la epidemia del coronavirus o, para ser más precisos, del Covid-19. Han abundado las fake news (noticias falsas con voluntad desinformadora), pero también han prosperado las iniciativas orientadas a desmentir falsedades, contextualizar e interpretar los hechos, verificar los datos, y ofrecer pautas de conducta apropiadas y proporcionadas.

Sensación de falta de control

Corona kisses. LIKIDARTECC BY-SA

¿Quién ha ganado la partida? Con toda probabilidad, la visión más tremendista. Vamos a analizar por qué.

De entrada, porque ciertamente este brote vírico conlleva un riesgo muy real. En el momento de escribir este artículo, las autoridades chinas ya habían cifrado en más de 2.200 los fallecidos y en 75.000 los infectados en aquel país. La potencial gravedad de las consecuencias es un factor crítico a la hora de percibir un riesgo como muy preocupante.

En segundo lugar, porque se trata de un virus prácticamente desconocido hasta la fecha. Al principio, incluso los especialistas lo ignoraban casi todo acerca del mismo. Un riesgo ignoto siempre es percibido como más peligroso que uno con el que ya estamos familiarizados.

Otro factor que incrementa la peligrosidad percibida de un riesgo es que nos venga dado. Si nos exponemos a él voluntariamente, generamos una sensación de control (no siempre justificada) que hace que nos sintamos más protegidos que cuando el riesgo se nos impone sin que hallamos decidido asumirlo. En el caso de un virus potencialmente letal y de fácil propagación, obviamente nadie lo percibirá como un riesgo libremente asumido.

Por otra parte, para una persona común, entender las vías de propagación del virus o su impacto sanitario es una tarea árdua. Se trata de un riesgo complejo. Nada que ver con riesgos tan fáciles de entender como el de circular contra-dirección por la autopista o el de pasear por un acantilado en pleno temporal. A mayor complejidad (y la cuestionable transparencia de las autoridades chinas tampoco ha ayudado), mayor también la percepción de peligro.

La controversia no ayuda

También la controversia provoca que percibamos mayor peligrosidad a la hora de evaluar un riesgo. Cuando alguien nos dice “blanco” y alguien nos dice “negro”, de lo único que podemos estar seguros es de que al menos uno de los dos miente. Y de la desconfianza al miedo hay solo un paso.

En lo referido al Mobile World Congress, por ejemplo, mientras organizadores, autoridades sanitarias e instituciones implicadas aseguraban que el evento podía celebrarse con plenas garantías, la lista de empresas que desertaban del congreso como precaución siguió creciendo hasta forzar su cancelación.

Precisamente, pueden parecernos exageradas medidas como la de cancelar el Mobile o la adoptada por Rusia para prohibir la entrada al país de toda persona de nacionalidad china. Sin embargo, conforme van produciéndose más presuntas sobreactuaciones como éstas, nos vamos convenciendo de que quizá sean decisiones razonables y proporcionadas. Lo cual equivale a maximizar el peligro percibido.

Sabiendo ya, además, que tendemos a prestar más atención a las informaciones alarmistas y que las noticias falsas pueden llegarnos con mayor facilidad que las fiables, todo este cóctel de factores agravantes generan una tormenta perfecta. Por más elevada que llegue a ser la peligrosidad del brote de coronavirus, nuestra percepción de dicha peligrosidad siempre será mayor.

Origen: theconversation.com

El policía de Benicasim denunciado por maltrato por su ex, la falsa hermana de Whitney Houston 

La cantante transexual ha arruinado la vida del agente al que conoció por Tinder: “Tengo miedo de ella”.

Jorge García Badía

Detrás de Wellington Stuart y Alexis Houston se esconde la misma persona que arrastra a sus espaldas una retahíla de escándalos y supuestas estafas que han afectado, entre otros, a la difunta diva del soul Whitney Houston; a un médico de Nueva York; al presentador de televisión Matt Lauer o al estilista de moda Phillip Bloch. La última víctima de la bella Alexis Houston -antes Wellington Stuart- ha sido César García: un policía local de Benicasim con el que mantuvo una relación sentimental y al que no dudó en denunciar por dos episodios falsos de supuestos malos tratos.

Alexis nació como Wellington en la capital de las Bahamas, en Nasáu, en el seno del matrimonio compuesto por Marjorie y Wendell Stuart. El padre de Wellington era un cantante muy popular entre los bahameños y el gusto por la música formó parte de la educación que siendo un niño recibió en el hogar familiar. Desde su más tierna infancia también convivió con un sentimiento: cuando se miraba al espejo veía a una chica atrapada en el cuerpo de un chico. Tal era su convicción con su identidad de género que en el mundo de la canción inició su carrera como artista travestido.

En este punto de su vida comenzó una relación sentimental con un hombre con el que se casó en las Cataratas del Niágara y que presuntamente le acabó financiando una operación de cambio de sexo. Ese día murió Wellington y nació Alexis Houston: la mujer que relanzó su carrera musical asegurando que era familia de Whitney Houston. En la última década, medios de comunicación de todo el mundo, como el New York Post o el Daily Mail, se han venido haciendo eco de la trayectoria de esta cantante transgénero que ha estado marcada por diversos episodios turbios.

Gospel ‘con’ Whitney

En su perfil de Linkedin se presenta como una cantante y compositora, natural de Nueva Jersey, que a los seis años aprendió a cantar gospel en la iglesia baptista New Hope de Newark. Justo en el mismo templo donde Whitney Houston dio a conocer al mundo su voz angelical cuando solo era una niña, con once añitos. También asegura que sus influencias van del Pop al Jazz y que en su proyecto musical cuenta con colaboraciones de compositores y productores nominados a los Grammy, algunos de los cuales están detrás del éxito de artistas internacionales como Justin Bieber.

Sigue…

Origen: EL ESPAÑOL

Ricardo Darín: ‘¿Por qué pagamos impuestos a una banda de incapaces?’

Ricardo Darín posa durante la promoción de ‘La odisea de los giles’, de Sebastian Borensztein (PIERRE-PHILIPPE MARCOU / AFP)

El actor argentino y su hijo Chino claman contra los abusos del poder al presentar ‘La odisea de los giles’, una tragicomedia sobre el corralito banacario en Argentina

Ricardo Darín está harto. Cree que los ciudadanos soportamos tontamente a unos dirigentes políticos que se ríen de nosotros a la cara. “Cumplimos las normas. Pagamos los impuestos, los peajes de las autopistas y lo que haga falta. ¿Y para qué? ¿Para que un ejército de incapaces se aproveche?”, se pregunta. Su hijo Chino lo secunda, pero al mismo tiempo trata de contenerle mediante delicadas interrupciones en su diálogo con un puñado de periodistas.

 

Origen:LaVanguardia

Las estafas online no paran de crecer: cómo protegerse

SE ESTIMA QUE SE COMETEN 53 FRAUDES O ENGAÑOS POR HORA EN EL COMERCIO POR INTERNET.

Por Mauricio Sepulveda, head of Business Development PayPal Latam

Internet y las compras en línea cada vez son más importantes en nuestro día a día. La Argentina no es la excepción. Vemos que en este país el 55.5 % de la población tiene acceso a internet, de acuerdo con un estudio elaborado por la Cámara Argentina de Internet en 2017. Además, según otro estudio elaborado por la Cámara Argentina de Informática y Comunicaciones (Cicomra), el comercio electrónico en Argentina registró un incremento del 41,7% en el 2017 respecto del año anterior. 

Y, respecto a las estafas, específicamente los comercios de América latina y el Caribe reportaron un índice de contracargos de 1.7%, un índice de revisión manual de 28%, y un índice de rechazo de órdenes de 9.2% durante 2017de acuerdo a un reporte el eCommerce Institute. “Esto significa que posiblemente los comercios estén sacrificando una parte importante de órdenes válidas, alejando así a los clientes genuinos y reduciendo potenciales ingresos”, se puede leer allí.

[Nota del editor: Según la 23º edición del Internet Security Threat Report (ISTR), informe anual de seguridad de Symantec que analiza 157 países, Argentina es el cuarto país con más ataques y amenazas cibernéticas de América latina. El podio en la región lo ocupan Brasil, México y Venezuela.

Sigue…

Origen: infotechnology.com

La aerolínea KLM provoca la polémica tras pedir a las madres que se cubran al dar el pecho

La aerolínea holandesa afirma que hay que “garantizar que pasajeros de todos los orígenes se sientan cómodos a bordo”.

Sigue…

Origen: publico.es

El juicio contra tres hermanas que mataron a su padre violador revela el problema de la violencia de género en Rusia

Acto de apoyo en Moscú a las tres hermanas Jachaturyan. / AP / PAVEL GOLOVKIN

Maria, Angelina y Kristina Kachaturyan fueron tratadas como esclavas sexuales durante años por su progenitor sin que la policía, alertada por la madre, interviniera

Mijaíl Jachaturyan tenía una campana que en cuanto la hacía sonar, obligaba a una de sus tres hijas, durante el día o incluso bien entrada la noche, a acudir ante su presencia para satisfacer sus deseos inmediatos, ya fuera traerle un vaso de agua, ya fuera cerrar una ventana próxima. Si el resultado de la tarea que les encomendaba no era de su agrado, podía llegar a rociarlas con aerosol irritante. Además, las golpeaba a diario, las violaba regularmente, e incluso en los útimos meses de vida les llegó a exigir practicar el sexo en grupo. Finalmente, un día de verano del 2018, KrestinaAngelina y Maria Jachaturyan asestaron 42 puñaladas a su padre mientras dormitaba en un sillón.

Tras reconocer los hechos ante la policía y denunciar al mismo tiempo los abusos de los que habían sido objeto durante años, las tres hermanas acaban de ser acusadas de homicidio premeditado por la fiscalía, y afrontan una posible pena de 20 años de prisión las dos mayores y 10 años la menor. Su caso ha levantado una gran polvareda en Rusia y ha vuelto a poner sobre el tapete la amplitud del problema de la violencia machista en uno de los pocos países que carecen de leyes específicas al respecto y cuyo Parlamento, en el 2017, descriminalizó y redujo las penas en algunos casos determinados. Una petición en internet para que sean retirados los cargos ya ha recabado 200.000 firmas.

“No tenían ninguna otra elección”, denuncia a EL PERIÓDICO Tmirlán Zhilov, que ejerció de abogado de las tres chicas durante la instrucción. “Ya no iban a la escuela, y la policía no actuaba, pese a que la madre, de la que Mijaíl se había separado, había denunciado lo sucedido en varias ocasiones en la comisaría“, continúa. De hecho, el letrado cree que que el difunto había planeado durante años esclavizar a sus hijas, ya que la progenitora era una persona de nacionalidad moldava, cuyo estatus legal en Rusia rehusaba regularizar, lo que a la postre limitó enormemente sus posibilidades de recurrir a la justicia local para ayudar a sus hijas.

Movilización de los movimientos feministas

Los movimientos feministas y de lucha contra la violencia de género se han movilizado en cuanto se ha dado a conocer la severidad de las acusaciones y de las penas demandadas por la fiscalía. Piquetes se turnan a diario ante la sede del Comité de Investigación en apoyo de las tres chicas, al tiempo que se intenta organizar una gran manifestación de respaldo en Moscú para el próximo 27 de julio, entre graves amenazas.

Zhilov considera que el riguroso pliego de acusaciones se debe a que en Rusia, ya sean los jueces o los fiscales, “carecen de valentía” y no quieren “asumir la responsabilidad” de rebajar los castigos en este tipo de sucesos de violencia doméstica. No obstante, espera que la mediatización del caso favorezca que las tres chicas reciban “una pena leve”. “En cualquier caso, deberán recibir tratamiento psicológico durante años”, indica.

Según estimaciones del Ministerio del Interior ruso, alrededor de 600.000 mujeres son víctimas de abusos  cada año. Entre 6.000 y 14.000  mueren anualmente a manos de sus maridos o sus parejas. La comisionada rusa para los Derechos Humanos, Tatyana Mosalkovaha admitiido reientemente que fue un “error” la aprobación de la ley que rebajaba el castigo a los abusadores hace dos años. “Necesitamos aprobar una ley que combata los abusos familiares”, ha declarado Mosalkova, quien en el pasado llegó a apoyar la descriminalización parcial del maltrato familiar.

Origen: Elperiodico.com

El argentino que es igual a John Lennon y lo interpretará en un musical en Liverpool

Javier Parisi tiene 38 años, nació en Lanús y viajó a Reino Unido para protagonizar un musical que recrea la vida del icono musical.

 por Paula Demarco

Mirar a Javier Parisi pone la piel de gallina, su parecido con el líder de Los BeatlesJohn Lennon es impresionante. Este hombre de 38 años, oriundo de la zona Sur del Gran Buenos Aires lleva un par de días viviendo en Liverpool, en la casa de Helen Anderson, una de las mejores amigas del ex-Beatle.

El pasado viernes 7, aterrizó en Gatwick, tomó un tren que lo dejó en la estación Triunfo, de Londres y, desde allí un subte hasta Houston, para volver a subirse a otro tren hasta Crewe. Todo eso para terminar en Chester, donde comenzará a cumplir su sueño.

Ahora, Javier será el protagonista del musical británico “This Girl, The Cynthia Lennon Story”, que se estrenará el próximo 21 de agosto, en The Hope Street Theatre de Liverpool, en el marco de la International Beatle Week.

El espectáculo contará la historia de amor de Lennon con Cynthia Powell, fallecida en 2015, quien fue la mamá de Julian, el hijo mayor del artista.

En diálogo con el programa radial Confesiones en la noche (Radio Mitre), Parisi le contó a Cristina Pérez: “Vivo una experiencia única porque me estoy hospedando en la casa de Helen Anderson, la amiga de Lennon que fue la diseñadora de sus gorras de cuero. Fue la amiga de Cynthia y es casi familia de Julian. Siento que estoy adentro de un libro o una película. Ayer vino a tomar el té y a conocerme la hermana de John”.

​​​En esta línea, el argentino contó que, pese a que nació solo seis meses antes de la muerte de su ídolo, su admiración por él comenzó a los ocho años cuando escuchó por primera vez A Hard Day’s Night. Javier asegura que esa fue su motivación para aprender inglés y estudiar guitarra.

Javier Parisi, el John Lennon argentino (Instagram/ javiparisi)

Javier Parisi, el John Lennon argentino (Instagram/ javiparisi)

Sigue…

Origen: Viapais

EE.UU. aumenta requisitos para solicitantes de visas: nombre de usuario en redes sociales

El Departamento de Estado dijo que ha actualizado los formularios para incluir la información adicional, que incluye los “identificadores de redes sociales”

Estados Unidos requiere ahora a casi todos los solicitantes de visas que suministren sus nombres de usuario en las redes sociales, direcciones anteriores de correo electrónico y números de teléfono. Es una enorme expansión de los controles aplicados por el gobierno de Donald Trump a los inmigrantes y visitantes en potencia.

Sigue…

Origen: Mercopress.com

Demi Moore: de las drogas a Bruce Willis

 

La actriz compartió con sus seguidores en su cuenta de Instagram la portada de sus memorias que verán la luz este otoño

Beatriz Pascual.

La veterana actriz de Hollywood publicó hace unos días en su cuenta de Instagram la portada de sus memorias en la que aparece su imagen en blanco y negro, con el pelo recogido y un maquillaje muy natural. El libro se publicará en septiembre y en él Moore abre su corazón y habla sobre su complicada infancia, sus adicciones y sus romances.

En cuanto a su niñez, nació en Roswell, un pueblo de Nuevo México en 1962 y cuyo nombre real era Demetria Gene, nunca ha ocultado que esa fue una etapa muy difícil para ella en una familia desestructurada por culpa del alcohol. Su madre, con un largo historial delictivo, se casó cuando ella era aún un bebé y el hombre al que llamó “papá” resultó no ser el biológico años después. La familia llegó a mudarse hasta en 30 ocasiones hasta que cumplió los 16 y se afincaron en Los Ángeles.

Demi se casó en tres ocasiones: su primer marido fue Freddy Moore, un rockero al que se unió sin haber cumplido aún la mayoría de edad. El matrimonio duró cuatro años y ella se quedó con el apellido. En esa época y tras debutar en “Hospital general”, tuvo un romance muy mediático con Emilio Estévez, con quién llegó a estar prometida. El segundo con el que pasó por el altar fue Bruce Willis, ocho años mayor que ella, y lo hicieron a los tres meses de conocerse en Las Vegas. Nadie daba un duro por este matrimonio, pero lo cierto es que fue una de las parejas más explosivas de Hollywood, estuvieron juntos 11 años y tuvieron tres hijas en común: Rumer, Tallulah y Scout. Por último, el tercero fue Ashton Kutcher, con el que puso de moda el término “cougar” por ser 15 más joven que ella.

En cuanto a sus adicciones, sus problemas con la bebida y las drogas han acompañado a la actriz desde muy joven. Su enganche a la cocaína estuvo a punto de costarle una de sus primeras oportunidades en el mundo del cine, pero decidió entrar en un centro de rehabilitación. Sus recaídas han sido constantes hasta que en 2012 tocó fondo y fue hospitalizada para ser tratada también por sus desórdenes alimenticios.

Desde la editorial HarperCollins, encargada de sus memorias, aseguran que por fin Moore “hablará a corazón abierto de algunos momentos clave de su vida. Desde la relación con su madre o su ascenso al estrellato hasta los problemas con la anorexia y su lucha contra las adicciones”. Y la definen como una historia de “supervivencia, éxito y rendición”.

Origen: larazón.es