Archivo de la etiqueta: Miami

Chocolate MC durante caravana en Miami: “Cubano cánsate”

El “rey de todos los reparteros” Chocolate MC también se unió a la convocatoria del presentador cubano, Alex Otaola, y participó en la caravana en Miami.

Chocolate MC durante caravana en Miami: “Cubano cánsate, recuerda que tienes sangre mambí”. Foto: Instagram

El “rey de todos los reparteros” Chocolate MC también se unió a la convocatoria del presentador cubano, Alex Otaola, y participó en la caravana que recorrió varias calles de la ciudad de Miami.

El rapero cubano estuvo ondeando la bandera de la Isla mientras hacía el recorrido y no perdió la oportunidad para enviar un mensaje a través de sus redes sociales a todos los nacidos en la mayor de la Antillas.

Chocolate MC exhortó a los cubanos a tomar acción ante las situaciones a las que son sometidos consecuencia de las malas políticas que aplica el régimen castrista. También exigió la libertad del líder de la Unión Patriótica de Cuba, José Daniel Ferrer.

Asimismo, el “rey del reparto” pidió justicia para las tres niñas que murieron en el mes de enero tras el derrumbe de un balcón en La Habana Vieja, específicamente en el barrio Jesús María.

“CUBANO CÁNSATE , RECUERDA QUE TIENES SANGRE DE MAMBI #BASTAYA #abajoladictaduracastrista #FREEFERRER JUSTICIA PARA LAS TRES NIÑITAS  LIBERTAD PARA CUBA”, fue el mensaje de Chocolate MC.

Artistas presentes en la caravana en Miami

La caravana realizada en la ciudad de Miami en contra de la dictadura de Cuba y en apoyo a las políticas que aplica la administración de Donald Trump contra el castrismo, contó con la presencia de varios artistas cubanos, además de Chocolate MC.

En la actividad encabezada por el influencer cubano, Alex Otaola, también participó “El Divo de Placetas” Eduardo Antonio, Dayami “La Musa”, Yotuel, Baby Lores, entre otros, quienes también alzaron su voz en contra de la dictadura.

Sin duda esta movilización ha marcado un hecho sin precedentes para el exilio cubano en Miami y sobre todo dio una demostración de unión de los cubanos para lograr la libertad de la Isla, a pesar de que puedan existir diferencias personales, las cuales fueron puestas a un lado en esta oportun

Origen: cubanosporelmundo

Jennifer Lopez y Shakira arrasan en la Super Bowl más latina de la historia

Shakira y Jennifer Lopez llenaron el estadio de ritmo, energía y guiños a la música latina. FOTO: GETTY

Las dos estrellas de la música unieron fuerzas para llenar de energía, ritmo y cultura latina la gran final del fútbol americano, luciendo estilismos de Versace y Peter Dundas. Estos fueron los mejores momentos del espectáculo de las “diosas de plata y oro”.

Prometieron convertir el espectáculo más visto del año en una celebración global de la cultura latina y no han decepcionado. Ante una audiencia de más de cien millones de personas y la ciudad de Miami como escenario simbólico, Jennifer Lopez y Shakira desplegaron todas sus armas para brillar en el espectáculo del intermedio de la Super Bowl, el evento de mayor magnitud al que puede aspirar cualquier artista en el mundo. Durante 14 minutos, la neoyorquina y la colombiana aprovecharon al máximo cada segundo en pantalla para exprimir sus mayores éxitos en un apabullante show de baile, luz y color que prescindió de la pirotecnia e infraestructura utilizadas por otras como Lady Gaga o Katy Perry, pero que no permitió pestañear a los espectadores.

A eso de las dos y diez de la mañana –hora española– Shakira salió al escenario del Hard Rock Stadium para abrir un espectáculo cuyo coste ha alcanzado este año una cifra cercana a los 12 millones de euros –casi un millón por minuto de duración–, según publicó la agencia Reuters. La de Barranquilla demostró su versatilidad no solo como intérprete sino también como música (tocó guitarra y batería) y bailarina, desplegando sus icónicos movimientos de cadera. Vestida por completo de rojo, interpretó temas como She Wolf, Empire o Whenever Wherever. En los seis minutos que duró su bloque en solitario, también tuvo tiempo para hacer guiños al trap y al reguetón con canciones como Chantaje y contó con la colaboración de Bad Bunny, el puertorriqueño convertido en una de las grandes sensaciones musicales del momento, con quien versionó hits recientes como I like it y Callaita, antes de encender el escenario con su Hips don’t lie. «Hemos escalado el Kilimanjaro y los latinos hemos hecho historia esta noche», afirmaría en su cuenta de Twitter tras la victoria de los Kansas City Chiefs sobre los San Francisco 49ers.

La cantante apostó para la ocasión por un conjunto rojo de falda y top a juego creado por el diseñador Peter Dundas, que ya ha trabajado vistiendo a artistas como Beyoncé o Rita Ora. Según contó a Vogue el estilista de la cantante, Nicolas Bru, la última en vestir de rojo en la Super Bowl fue Diana Ross en 1996, motivo por el cual se decantó por este color. Shakira coronó su conjunto con unas botas a juego obra del artista Daniel Jacob, más conocido con el nombre de su marca, The Dan Life, en la que elabora piezas-joya con un punto infantil. Las botas creadas para Shakira estaban formadas por 30.000 cristales y requirieron de diez días de trabajo, tal y como explicó el artista en su cuenta de Instagram. Aunque en su tienda online solo es posible hacerse con un único modelo de calzado (el grueso de sus creaciones son colgantes), sus zapatillas Nike cuajadas de brillantes tienen un precio de 7500 dólares, lo que sirve para hacerse una idea del elevado coste de las botas elaboradas para Shakira.

Shakira con conjunto creado por Peter Dundas. FOTO: GETTY

Tras su actuación, Jennifer Lopez tomó el relevo con Jenny from the block, uno de sus primeros éxitos como solista. La del Bronx demostró también las dotes adquiridas en el pole dance gracias al filme Estafadoras de Wall Street mientras sonaban otros incunables de su discografía como Waiting for tonight, Get it right o Ain’t it funny. Al igual que en el caso de su compañera de actuación, otro célebre cantante de reguetón la acompañó en el escenario: en este caso, el colombiano J. Balvin, que disparó los decibelios con Mi gente.

La del Bronx irrumpió en el escenario ataviada con un body de cuero negro que, como cabía esperar, estaba firmado por Versace. La cantante, que es imagen de la marca en su campaña para la próxima primavera-verano, mantiene una larga relación con la etiqueta capitaneada por Donatella. Ella fue la encargada de cerrar su último desfile vistiendo un diseño inspirado en el vestido viral que impulsó la creación de Google Images. En esta ocasión la casa italiana diseñó un body sin mangas adornado con tachuelas doradas y cristales que necesitó de 400 horas de trabajo para su creación y estaba inspirado en una sesión de fotos de la edición estadounidense de Vogue en 1991 que partía de la figura de Marlon Brando.

Jennifer Lopez con body de cuero negro de Versace. FOTO: GETTY

La cantante lució dos conjuntos más durante la actuación demostrando una capacidad asombrosa para cambiarse de ropa en apenas siete segundos. Sus estilistas, Rob Zangardi y Mariel Haenn, explicaron a The Hollywood Reporter que dado que la cantante no abandonaba el escenario en ningún momento, apostaron por crear looks a base de superposiciones que le permitieran pasar de uno a otro rápidamente. «Diseñamos 213 trajes y 143 pares de zapatos para este espectáculo de seis minutos, mientras que para su gira hicimos 140 trajes para un show de dos horas», detallaron.

En el segundo cambio de ropa la artista lució un ajustado traje plateado confeccionado con 800 piezas de cuero, 12000 lentejuelas plateadas y 15000 cristales de Swarovski, todo cosido a mano sobre un tul que imitaba el tono de su piel. Para terminar, la cantante llevó otro body, en este caso plateado con flecos de malla de metal y cristales que, en un principio, combinó con una gigantesca capa de plumas que rendía homenaje a las banderas de Puerto Rico y Estados Unidos.

Jennifer Lopez y su hija Emme cantaron juntas sobre el escenario. FOTO: GETTY

Con ella dio paso a On the Floor para protagonizar el gran momento de la noche: su hija Emme, de once años, subía al escenario liderando un coro de niños para cantar Let’s get loud. Shakira se unió a ellas, esta vez vestida de dorado también a cargo de Peter Dundas, y al ritmo del Waka Waka cerraron una actuación que ha recibido críticas entusiastas en prensa y redes sociales. «Son diosas en plata y oro», dijo el estilista de Shakira a propósito de esa imagen final de las dos divas. “Cuando pienso en mi hija, en todas las niñas del mundo, ver a dos latinas haciendo esto, en este país y en este momento… supone algo muy empoderador para nosotras”, confesó Lopez en la rueda de prensa previa a la jornada. Celebrities como Kim Kardashian, Lady Gaga o Donatella Versace felicitaron a través de las redes sociales al dúo de artistas.

Sigue…

Origen: smoda.elpais.com

Talentosas,Femeninas ,Profesionales !!

Mejores memes de la ropa de Shakira en comparación a la elegante Jennifer López 

Por MiamiDiario JM

Es el evento deportivo más visto en el mundo y una colombiana fue elegida para hacer parte del show del medio tiempo del Super Bowl 54: Shakira cantará en uno de los escenarios que cualquier artista quisiera estar.

Por redacción MiamiDiario

Junto a la barranquillera también estará Jennifer López y en medio de una conferencia de prensa realizada este jueves, el outfit de las dos cantantes dio de qué hablar por las grandes diferencias, reportó Bolavip.

La colombiana llevó un atuendo muy casual: jean roto, camiseta blanca con un estampado de flores y botas color blanco.

Por su parte, ‘J Lo’ prefirió una vestimenta más elegante: pantalón de tiro alto y un crop top, ambas prendas de color blanco.

Entre gustos no hay disgustos, pero la gran diferencia entre las cantantes suscitó todo tipo de comentarios y memes en las redes sociales.

Sigue…

Origen: Miami Diario

Miami será escenario del primer Super Bowl 5G de la historia 

Los fanáticos que llegan a Miami para el Super Bowl del domingo tienen aún más que esperar este año que la acción en el campo.

Por redacción MiamiDiario

Por primera vez en la historia del Super Bowl, el estadio y gran parte de la ciudad que lo rodea, incluido el aeropuerto y el centro de Miami, han sido equipados con tecnología 5G. 5G es la tecnología inalámbrica de próxima generación que creará cambios y oportunidades en una amplia gama de industrias, reportó Miami.cbslocal.

En el mundo del deporte profesional, se espera que 5G ayude a las ligas y a los equipos a atraer a más fanáticos a comprar boletos para los juegos en vivo, y les brinde más formas de involucrar a los fanáticos incluso cuando miran desde casa.

Las aplicaciones para 5G en Miami este fin de semana serán relativamente limitadas porque la tecnología aún está en sus primeros días. La liga todavía está trabajando para descubrir la mejor manera de usarla y los fanáticos solo podrán conectarse a la red si tienen un dispositivo habilitado para 5G, que aún no se ha adoptado ampliamente.

Pero la NFL y Verizon, que se asociaron con la liga para instalar la red, esperan que el Super Bowl de este fin de semana les dé una mejor idea del potencial para nuevas experiencias de fanáticos, flujos de ingresos y eficiencias operativas que la tecnología podría brindar. Y quieren que los fanáticos se entusiasmen tanto con el futuro del deporte como con la conexión a 5G.

«No puedo imaginar pasar por estas experiencias y no estar entusiasmado con la tecnología y lo que permitirá para los deportes y para los fanáticos de la NFL y la NFL», dijo a CNN Business la directora de desarrollo de productos de Verizon, Nicki Palmer. «Es fantástico para los fanáticos porque trae la última tecnología a su alcance».

El primer Super Bowl 5G
El estadio Super Bowl es el tipo de lugar donde 5G hará una gran diferencia.

Con 4G, cuando grandes grupos de personas están en un solo lugar, la red se congestiona y las velocidades inalámbricas sufren. Pero se espera que 5G sea alrededor de 100 veces más rápido que la red 4G existente, y que pueda manejar cientos de dispositivos conectados más sin disminuir la velocidad.

Verizon dijo que los fanáticos con dispositivos habilitados para 5G en el Super Bowl de este fin de semana pueden esperar velocidades de descarga de hasta un gigabit por segundo. Eso significa que, por ejemplo, será más fácil publicar en las redes sociales, el tipo de promoción generada por el usuario que podría ayudar a atraer a más fanáticos a los juegos en vivo en el futuro.

También habrá una nueva característica en la aplicación de interacción con los fanáticos de la NFL, OnePass, que permitirá a las personas con dispositivos 5G conectados a la red del estadio ver una transmisión en vivo del juego con múltiples cámaras. La función les permitirá mirar desde cinco ángulos diferentes, para que puedan ver más allá de la vista desde su asiento, y pausar y rebobinar el juego, para que no tengan que esperar una repetición en la pantalla grande.

Para que eso funcione, se deben colocar cientos de cajas de celdas en un área relativamente pequeña, porque las señales 5G no viajan muy lejos y tienen dificultades para moverse a través de superficies duras. Verizon invirtió $ 80 millones para construir 5G en el estadio y alrededor de Miami, y reforzar su red 4G para que incluso los fanáticos sin dispositivos 5G experimenten una conexión de red mejorada.

«Nuestro objetivo es que mientras pensamos en la experiencia de los fanáticos en el estadio, siempre estamos pensando en: ¿Cómo estamos mejorando su experiencia?», Dijo a CNN Business el Director de Ingresos de la NFL, Renie Anderson. Agregó que la red de alta velocidad facilitará la vida de los muchos fanáticos que ya acceden a sus boletos, hacen pagos y hacen pedidos de concesiones desde sus dispositivos móviles.

Verizon y la NFL también trabajaron juntos para desarrollar una serie de formas para que los clientes sin dispositivos 5G tengan una idea de lo que permitirá la tecnología.

Origen:  Miami Diario

La novia y el cubano

Jaime Bayly

Faltando dos semanas para casarse ante las leyes de los hombres y ante las más severas leyes de Dios, Julia, que era atea, pero deseaba complacer a su novio, que era creyente, sufrió un repentino ataque de nervios y viajó sola a Miami, con la intención de entregarse a unas compras de último minuto y la certeza o la esperanza de que esos días de compras la calmarían. Su novio, Raúl, se ofreció a acompañarla, pero ella se opuso y alegó que necesitaba estar sola. No le dijo lo que más le inquietaba: quizás era un error o una precipitación o un atropello casarse con él. Lo haría no tanto porque estuviera enamorada, sino porque quería tener hijos con un hombre tranquilo, predecible, confiable, y le parecía que Raúl cumplía esos requisitos, aunque por momentos fuese un poco aburrido y gruñón.

Se habían conocido en circunstancias algo extrañas: Julia, que era gerente de un canal de televisión, había comprado un apartamento y necesitaba amoblarlo, pero antes, como era una propiedad antigua, quería que alguien se ocupase de matar todas las cucarachas, arañas y hormigas que pudieran hallarse agazapadas en sus madrigueras y escondrijos, de modo que contrató a un señor que era el dueño de una empresa de fumigación, Raúl, para que se encargara de aniquilar a esos intrusos tan odiosos. La aversión que Julia tenía por las cucarachas, el pavor que sentía por ellas, el pánico que la invadía de solo imaginarse cohabitando con aquellos insectos sigilosos, propició que conociera al meticuloso asesino de cucarachas y otros bichos, Raúl, que bien pronto sería su amante y enseguida su novio formal. Mientras duró la fumigación, Julia se mudó a un hotel. Raúl la visitó, tomaron unas copas y se fueron a la cama. Julia era una amante exigente y avezada, se había acostado con los principales figurones del canal y de otros canales de televisión, y Raúl no la impresionó demasiado en la cama, pero tampoco la decepcionó: le pareció un amante correcto, promedio, cumplidor. Pero, sobre todo, le sorprendió y halagó que Raúl tuviese unos modales desusadamente caballerosos, de otra época, como si hubiese salido de una antigua novela de caballería, descendido de un caballo, despojado de su uniforme de caballero andante y entregado a un lance quijotesco con ella.

Ahora Julia debía casarse con su prometido, no tanto porque lo amase con pasión sino porque quería tener hijos y fundar una familia convencional, y una crisis nerviosa la tenía en estado de alerta, como si una alarma de su cuerpo se hubiese encendido y estuviera previniéndola de algún peligro inminente. En ese estado de crispación y desasosiego salió Julia del aeropuerto de Miami, saludó al chofer que la esperaba y hablaba con marcado acento cubano y subió a la limusina que había contratado. El hombre no era joven, tampoco muy mayor, debía de tener cuarenta y tantos años, y, nada más conocerlo, Julia pensó que era atractivo. Luego, conversando mientras él conducía rumbo al hotel, ella lo encontró, además de guapo, simpático, ocurrente, hablador, tanto que se rieron de buena gana, como si se conocieran de toda la vida, como Raúl no hacía reír nunca a Julia. Llegando al hotel, el cubano se negó cortésmente a recibir una propina, se ofreció a cargar él mismo las pesadas maletas, acompañó a Julia a su habitación y colocó las valijas donde ella le pidió. En ese momento, Julia tomó una decisión que cambiaría su vida para siempre: miró al cubano como si no fuera a casarse, como si fuese una mujer libre, plenamente libre, sin compromisos ni ataduras, cerró la puerta y lo besó sin más rodeos. El cubano correspondió con unos besos que parecieron llamaradas, la abrazó con pleno dominio de las circunstancias y tomó la iniciativa como si se hubiese entrenado toda la vida para ese momento capital. Ambos sabían que ella se casaría en dos semanas y eso espoleaba su imaginación, multiplicaba el placer, dotaba al momento de una transgresión o una desvergüenza que lo hacía más apetecible. El cubano, César, la desnudó, la llevó a la cama y la amó con una virulencia, unos bríos, una pericia y una fogosidad que ella no conocía, a pesar de haber tenido no pocos amantes, casi todos señoritos o señorones envanecidos de la televisión. Rendida, exhausta, habiendo coronado varios momentos de éxtasis que nunca olvidaría y que superaban con largueza el placer sexual que hasta entonces había conocido, Julia comparó al cubano con su novio y de pronto se asustó de pensar que se casaría con un amante correcto pero aburrido, privándose de probar cada tanto a algún amante tan fantástico como ese cubano que acababa de poseerla. No solo era un amante memorable, sino que además poseía una dotación genital de extraordinario tamaño y apostura, que, a los ojos de Julia, empequeñecía considerablemente el colgajo apenas promedio, o inferior al promedio, de Raúl, su novio, cuyo órgano viril le parecía ahora un pistacho o un maní o una ajada pasa de uva. Tras dormir lo que tenía que dormir, y comprar lo que no tenía que comprar, y entregarse al cubano tantas veces como pudo, y encontrarse caminando con cierta dificultad o escozor por las acometidas bestialmente placenteras del cubano (voy a entrar a la iglesia cojeando porque este cubano me ha partido al medio, pensó), Julia decidió que se casaría con el fumigador, pero no sería fiel a él, y cada tanto viajaría a Miami para entregarse gozosamente a los brazos del cubano: de otro modo no podría casarse con Raúl, la idea de serle fiel toda la vida y no estar con otros hombres como el cubano le resultaba simplemente invivible, inhumana. Seré una esposa cachonda y tendré muchos amantes y Raúl será un buen papá de mis hijos y me tiraré a este cubano delicioso cada vez que venga a Miami, decidió Julia, y entonces sintió que su sistema nervioso se amansaba o sosegaba y que por fin estaba lista para casarse.

Pensando menos en su luna de miel que en su reencuentro con el cubano, Julia se casó con Raúl y le juró amor eterno, sintiéndose una embustera o una actriz. La luna de miel los llevó a París y resultó un fiasco porque Raúl, que era muy delicado del estómago, tuvo un ataque de diarrea que duró cuatro días y que atribuyó al agua que bebían los franceses, lo que mató el amor o saboteó el placer. Mientras él dormía, ella se tocaba pensando en el cubano o le enviaba mensajes eróticos. De regreso en la ciudad donde se casaron, reanudaron sus rutinas: Julia ganaba más dinero que él, tomaba decisiones generalmente acertadas en el canal, no la pasaba mal viviendo con Raúl y cada cierto tiempo se inventaba una reunión de negocios o una feria de televisión o una imperiosa necesidad de comprar productos de maquillaje para viajar sola a Miami y follarse al cubano hasta la extenuación; Raúl, por su parte, continuó fumigando casas y negocios y haciendo lo que más placer le daba en la vida: participando en carreras de motos los fines de semana. En la cama, Raúl hacía su mejor esfuerzo, pero, sin advertirlo, dejaba insatisfecha a Julia, quien, al contemplar a Raúl desnudo y evocar enseguida las protuberancias guerreras del cubano, se sentía estafada, como si hubiera hecho un mal negocio, como si hubiese hecho una pésima inversión y salido perdiendo, como si le hubieran quedado debiendo algo importante.

Los niños, sin embargo, trajeron felicidad al matrimonio. Tuvieron dos niños. Aun estando embarazada, Julia viajó a Miami y se acostó con el cubano, aunque nunca tuvo dudas de que sus hijos eran de Raúl y no del cubano. En uno de sus viajes, Julia se despidió de su esposo, salió de casa, tomó un taxi y, llegando al aeropuerto donde debía tomar el vuelo rumbo a Miami, presentó su pasaporte en el mostrador de la aerolínea. La empleada de la aerolínea le hizo ver que el pasaporte y la visa habían expirado, de manera que no podían embarcarla. Resignada, avergonzada de tamaña torpeza, Julia regresó a casa. El tráfico era infernal, tardó casi dos horas en llegar. Cuando por fin entró, encontró en su cama a Raúl, desnudo, con una mujer también sin ropas, fumando los dos una pipa de marihuana. Julia la reconoció enseguida: la mujer era una prima hermana de Raúl que vivía en Berlín, era escritora y estaba de visita. Julia no dijo una palabra, no hizo una escena de celos, no insultó ni agredió a nadie. Se retiró en silencio, tomó un taxi y se alojó en un hotel con un nombre cambiado, para que su esposo no la encontrase. Al día siguiente hizo los trámites para renovar la visa y el pasaporte. Como era una persona influyente de la televisión, estuvo lista para viajar en un par de días. No tardó en embarcarse a Miami para reunirse por fin con el cubano que habría de procurarle unos placeres que Raúl jamás le había dado. Llegando a Miami, el cubano la esperaba en el aeropuerto con su gran limusina y varias botellas de escocés en el bar del auto negro. Después de follar con una extraña tristeza o una rara desesperación, el cubano le dijo que se había enamorado y que iba a casarse y que no quería ser infiel a su prometida y que por eso era mejor que no se acostaran más. Insólitamente, le pidió luego a Julia que fuera la madrina, pero ella dijo que le parecía una mala idea y prefirió no contarle que había encontrado a su esposo en la cama con su prima hermana. El cubano se marchó como si fuera a morir en la guerra, con aire sombrío y gesto circunspecto, y ella rompió a llorar y se enojó consigo misma por haber sido cobarde, por haberse casado con Raúl, que le parecía un pusilánime, un debilucho, un perdedor, y no con el cubano, que era la pasión amorosa más formidable e incandescente que había conocido.

Derrotada, Julia decidió que perdonaría a Raúl y seguiría viviendo con él y los niños, pero, aprovechando las circunstancias, le diría que serían una pareja libre, abierta, de modo que ella pudiera conseguirse todos los amantes ocasionales que le dieran la gana. Pensó: Raúl es muy machito para hacer carreras en moto y tirarse a su prima, pero vamos a ver si tiene los cojones de aceptar que quiero cogerme a otro hombre. Pensó luego: no le diré una palabra del cubano, no me conviene que lo sepa. Finalmente tuvo la franqueza de decirse a sí misma: voy a necesitar otro amante, otro cubano bien dotado que me haga llorar de placer como la bestia de César. A continuación, abrió su computadora, compró un billete aéreo para La Habana y reservó un hotel en la playa de Varadero. Que Dios reparta suerte, pensó, como los toreros, a pesar de que era atea.

Origen: abc.es

Willy Chirino rechazó propuestas de voceros del régimen cubano para cantar en la Isla

“En ninguna parte del mundo le permito a ningún productor o a un gobierno que me diga lo que yo canto o no”, dijo.

Willy Chirino, quien encarna más que nadie en sus canciones el espíritu del exilio cubano, confesó que ha recibido propuestas de voceros del gobierno castrista para cantar en la Isla, pero las ha rechazado todas.

Sigue…

Origen: cibercuba

Las ferias de arte de Miami o el vaciamiento del arte 

Las Ferias han existido desde el fondo de la historia, los mercados egipcios y griegos, las ferias medievales, las convenciones de Asia, Europa y Estados Unidos, en los tiempos modernos.

ArtBasel Miami Beach 2019

Las ferias son la concentración de productos y agentes, vendedores y compradores, centros de intercambio, transacciones comerciales, ideas y proyectos. Vender es objetivo primordial y mostrar la mercadería es una forma de atracción, pero el arte es un producto muy especial porque es revelador de sentimientos, emociones, conceptos intelectuales y visuales, es una expresión profunda del hombre.

Tal vez el “arte actual” este perdiendo sus contenidos humanísticos y filosóficos y convirtiéndose en una mercancía de consumo. La prensa sensacionalista colabora con esa confusión, enfocándose en artistas perfomancistas y coleccionistas que aman el show, y son parte de la “civilización del espectáculo”. Olvidan o no saben que ya Marcel Duchamps, en 1917, cambió la visión del arte con la exposición de su orinal. Olvidan que, en los 60, Marta Minujin nos sacudió con sus performances, Leopoldo Maler con sus instalaciones interdisciplinarias y Nicolás García Uriburu pintó de colores los canales de Venecia; mientras Christo, en los años ochenta, realizó instalaciones ambientales de grandes proporciones.

Es mejor ignorar la historia y suponer que todo comienza hoy, con nuestras ideas y acciones, flotando en el vacio. A estos artistas trasnochados se suma el snobismo del coleccionista que así como ostenta casas majestuosas y carros último modelo, muestra sus adquisiciones artísticas. Es verdad, que vivimos una era de cambios vertiginosos y por las redes sociales todos podemos ser protagonistas de la historia. Actualmente, el arte vive la invasión de información y mutaciones. Finalmente, el tiempo decantará lo esencial.

En las Ferias de Arte de Miami, pudimos observar algunos aspectos que desplazan el significado hacia el significante. Algunos artistas parecen interesados en atraer el mercado, ajustar sus obras a las demandas, más que elaborar obras plásticas y visuales inquietantes o reflexivas.

Antes, los artistas marcaban las pautas, ahora algunos van detrás de los compradores.

Observamos, ante la multitud de tendencias y propuestas, el deseo de ciertos artistas por explorar materiales no convencionales perdiendo la perspectiva del sentido plástico y la expresión del arte. Son piezas elaboradas con materiales insólitos que sorprenden pero nada comunican. En este juego de oferta y demanda, de show e inmediatez, entramos en la danza de la globalización, sin identidad ni destino, un vaciamiento de significados. Las ferias reflejan, especialmente, las modas, podemos pensar que esta tendencia al Arte Light es solo una moda. Mientras tanto gocemos del sol y de la gran fiesta del “arte” en Miami.

Sigue…

Origen: Periodistas en Español

Pegar un plátano, por Cristina Dreifuss

“El sábado 7 de diciembre, alrededor de la 1:45 p.m., una persona se comió un plátano. No tiene nada de extraordinario, mucha gente lo hace, pero en este caso, se trataba de parte de una obra de arte, valorada en US$120.000”. (Ilustración: Víctor Aguilar)

“Quien pague los US$120.000 lo hará por un papel que representa haber estado ahí, en el momento en el que dichos objetos estuvieron expuestos”.

Sigue…

Origen: comercio.pe

Músico cubano y no sabe quién es Willy Chirino

Alexander Delgado, cantante y director del dúo Gente de Zona, con residencia legal compartida entre los Estados Unidos y Cuba, reconoce públicamente en un concierto a “su presidente” Miguel Díaz-Canel -que no sé sabe de dónde salió  ni quién lo eligió- y afirma el cubatonero que no conoce a nuestro querido músico y cubanazo Willy Chirino.

Quiero Saber

Por Idaysi Capote.

Si eres cubano de nacimiento, y viviste entre gente de cualquier zona, las décadas de los 80’s y de los 90’s; tú sí bailaste con Willy.

Si esperaste el año 2000 y el tercer milenio viviendo en la isla, tú sí sabes quien es Willy.

Si soñaste con ser “Un artista famoso” y tuviste fe en que “Lo que está pa’ ti” nadie te lo quita, tú sí sabes quien es Willy.

Y si por si acaso tu abuelita o alguien más te dijo: “prende una velita” o tantas que simulen las luces de Las Vegas, tú sí sabes quien es Willy.

Si necesitaste “Oxígeno” dentro de la Dictadura cubana donde los sueños parecen inalcanzables, tú sí sabes quien es Willy.

Si estuviste convencido de que para triunfar en grande; tendrías que salir de Cuba o subyugarte a los dictadores Castro… tú sí sabes quien…

Ver la entrada original 516 palabras más

Si gano la lotto… te boto

Quiero Saber

Por IDAYSI CAPOTE.

Si gano la lotto… te boto. Esta afirmación es más común de lo que se pueda imaginar. Miles de jugadores de la Lotería de la Florida ponen su fe en ganar la “lotto” y aseguran que una pareja nueva sería el premio mayor.

La ilusión de atesorar millones ligado a una felicidad “segura” casi nunca incluye al cónyuge actual.

Se sueña con un cambio total y radical de vida: casa nueva, el automóvil de las revistas, cuerpo y cara “que preocupen” por una belleza artificial que muchas veces parece real, joyas de verdad, yate y avión propios, implante de cabellos masculinos o femeninos, viajar por el mundo sin parar, y compañía amorosa-sexual desechable o una “barbie” estable o un chico igual a “Ken” –el perfecto novio de esta muñeca superflaca–, todo un idilio.

Mucha gente cree que estas posesiones y esta única manera de vivir en…

Ver la entrada original 582 palabras más