Las drogas como eutanasia social

Default humanístico

…DONDE NO HAY LIMITES NO HAY LIBERTAD” (K. Chesterton -pensador ingles)

Jorge vive en un “aguantadero” del Barrio Norte, entre la Plaza suntuosa en donde más de 20 muchachos hipnóticamente día a día viven en un “para-mundo” de narcóticos para luego ir a un departamento en donde entran y salen personas como un verdadero “aguantadero” en donde cada uno trae distintas sustancias en las cuales se “zambullen” sin saber las consecuencias que pueden llegar a tener. Muchos ya están psicóticos; otros con convulsiones, todos aislados y disociados del mundo de los proyectos, las misiones y las vocaciones para los cuales fuimos creados. Se da aquello que mencionara el gran Ortega y Gasset cuando denuncia los que quedan “en perpetuo arresto en casa” cuando en realidad -decía el gran español-nos “salvamos con las cosas”.

Son todos “mutantes”,” zombis”, “nadies” que pululan por la ciudad y en otros sitios ya más periféricos de los continentes marginales de las ciudades que viven la misma historia de “desaparición” y de anonimato como seres libres. Lo mismo da Barrio Norte, Palermo Chico o un barrio popular del AMBA o Rosario y pueblos de Santa Fe prácticamente tomados por bandas.

Uno me cuenta como en el interior del país hay una Iglesia abandonada en donde ya la “Santísima Eucaristía” como hostia desapareció y más de 200 se someten a la peor de las esclavitudes y entre “dealers”, “capangas” y consumidores y se consumen sin poder salir de esa esclavitud.

Iglesia tomada y también desaparecida como factor cultural y humanizador en esa comunidad. La Sacristía y el sagrario tienen otro uso. Ahí viven en un “refugio” como una caricatura de un mundo que tiende a desaparecer como el de la espiritualidad religiosa y se ejercita con frialdad la eutanasia social con la máxima rigurosidad. Me lo confiesa luego de varios meses en una comunidad terapéutica en donde despertó de ese sueño de muerte.

Todos generan plusvalía. Desde Wall Street hasta los narcos locales y con grupos políticos que aplauden la libertad hacia la esclavitud

lucrando con ellos para distintas actividades como “nuevos barras bravas” multiuso. Todos promueven la plusvalía económica o la política.

AUMENTO PROGESIVO DE LOS” MANIPULABLES”

Sube el consumo de drogas y alcohol en nuestro país; hay una curva de crecimiento en los últimos 15 años. En alumnos secundarios los argentinos traspasan el 50,9% de consumo de alcohol y supera en 10 puntos a todos los alumnos de Latinoamérica. En el consumo de cocaína estamos igual que Uruguay y nos supera por poco USA. Esto tiene una historia.

Desde las 2.000 Argentina queda perforada en lo social y con un amplio avance de la oferta y con una cultura de aceptación social de las drogas junto a un agudo proceso de des-familiarización

Surge un nuevo hecho epidemiológico masivo con la creciente disponibilidad de drogas ilegales entre jóvenes de 12 a 18 años, “jóvenes que en breve ingresarán al mercado laboral, aunque quizás nunca lo podrán hacer”; así niños y púberes de 11 a 12 años comienzan con abuso de Alcohol y/o Marihuana. Cae la escolaridad y la secundaria se transforma en una Utopía (donde hay drogas no puede haber aprendizaje).

En el fenómeno del abuso de drogas y alcohol intervienen varios actores:

A. el contexto social postmoderno en donde parecen reinar una agonía del “Eros” como amor fundante, una crisis de los límites y de la transmisión de valores en un marco de des-familiarización y de pobreza y desigualdades evidentes en nuestro continente sumado a familias consumidoras y a contextos delictivos;

B) Sobre esto abreva un aumento importante de la oferta de sustancias con organizaciones de venta; prácticamente en toda América.

Hay un proceso creciente de crecimiento de las organizaciones de venta: Cannabis (planta idolatrada en la actualidad y generadora en masa de cuadros psicóticos), Hongos alucinógenos, Popper, Polvo de Ángel, Cocaína, Heroína, Ácido Lisérgico (LSD), Metanfetamina,

Éxtasis, pastillas tranquilizantes, Ketamina, etc. son los nuevos “alimentos -excrementos” deseados para un Sistema Nervioso que en sus zonas superiores superadoras del mono se resienten (Lóbulo frontal) y aparece lo más simiesco de la condición prehumana.

Hasta el lenguaje social ha cambiado en esta nueva cultura de lo “políticamente correcto” y aquello que daña es llamado “regulador emocional”, “medicina”, “consumo recreativo”, “búsqueda de placer”. Mientras tanto se cancela en una verdadera “cultura de la cancelación” todo aquello que remita a una prevención eficaz desde los primeros años de vida. Además, en la época de la evidencia cien- tífica se niega (verdadero “negacionismo”) o realmente hay un escotoma (punto ciego) acerca de los daños al sistema Nervioso Central de todas las drogas. Somos “progresistas” sin ver el cerebro y su funcionamiento mientras nos “babeamos” con el discurso científico todos los días.

Mientras tanto “nuevos -viejos” ejércitos se pertrechan para defender campos de producción y cuidar vías de distribución con ejes en barrios y para asegurar controles económicos que llegan a organizaciones políticas de todo tipo y son el combustible de empresas financieras y de Fundaciones que promueven más uso de drogas como una señal de Liberación. Ayudan muchos “Estados Fallidos” que pululan por doquier.

La eutanasia social triunfa, pero la plusvalía crece. El propio paciente es el propagandista de su propia muerte con otros que quedan encandilados por los primeros “flash “que consiguen que como luces que se apagan cada vez más ante el nuevo consumo pero que ellos insisten en volver a prenderse, pero ya aquello no volverá más, aunque si existe el cerebro automático ya “domado “que con sus automatismos impone la Ley de la muerte.

Así aumenta la clientela (el negocio está planteado para que el propio consumidor traiga a otro como en las viejas ventas barriales en donde el que compraba hacia reuniones para vender productos en la llamada venta “tipo-tapper”) además del marketing que propicia el dinero del propio mercado que tiene sus propias reglas de publicidad y captación.

C) va surgiendo así un nuevo sujeto humano que catalogamos como un “nadie” semejando a esos personajes que Ortega y Gasset llamaba los que quedan en “perpetuo arresto en casa”, encerrados en un “autismo” tóxico cuando el destino del hombre según el gran español es “salvarnos con las cosas”.

Quedan seres mutilados y el “homo sapiens” como salto en la filogenia culmina en el “homo demens” (perdido, demente y confuso) como lo denuncia el gran filosofo E. Morín y se pierde de ser el “homo incipiens” que el mismo Ortega muestra como el destino verdadero o sea del hombre que siempre se está haciendo como proyecto, vocación y misión. Así queda aquel ser humano que Baudelaire definió como que “la esperanza solo se encuentra en la botella; la clientela del haschich es la de los desesperados”.

Conjuntamente se desestructura todo su sistema nervioso con el deterioro fronto-temporal que es el desmontaje del CEO del cerebro que son estas áreas claves en la construcción de la empatía (comprensión del otro y de la escucha) y fundamentalmente el alejamiento del sí mismo alienando- se en espejismos narcisisticos.

El hombre así va “muriendo” ya que como nos enseñara Kohon Goldberg (premio Nobel de Medicina) el lóbulo frontal hace a la civilización y la civilización hace el lóbulo frontal. Y sigue diciendo “pierden parte central de su ser, pero èl no lo sabe, desaparece sin saberlo, no sienten ni lamentan su perdida; y dice “se transforman en perros; lo que està fuera de su vista està fuera de la mente”.

Las drogas en su aumento incesante muestran que fallan “anticuerpos” necesarios para el desarrollo humano: tramas vinculares rotas, textura simbólica, contexto de valores; o sea la Argentina tiene un déficit de lo que hoy se llama capital humano y social. Así hay miles de niños crecen solos sin las “vacunas” que generan el amor, los límites y los valores. Surge así una multitud de “desaparecidos sin nombre” que vagan como “nadies” en la nada de su ser.

NOS SALVAMOS CON LAS COSAS

Así decía el gran Ortega. Salvación y Salud tienen raíces etimológicas parecidas. Quien tiene Salud en cierto modo esta salvado. Nuestra

propuesta es generar una gran comunidad preventiva (Formación de Formadores-Lideres por doquier) que vaya desde la intimidad de los barrios, los restos de familias, las escuelas, los lugares de trabajos, las organizaciones barriales y religiosas que quedan, las Escuelas para Padres, miles de lideres Juveniles, que cada escuela sea un Centro Preventivo y centenares de centros de detección precoz y asistencia. Solo una cultura preventiva vencerá a la organización de oferta masiva que genera cada más clientes y a favor de la eutanasia social. Así paso en el mundo occidental en los países que se atrevieron a esta aventura cultural.

En Rusia y China el “discurso progre” no entra y las vías de confrontación son más duras e incluso sanguinarias. Suecia en 1975 experimentó 6 meses con la venta regulada de drogas y el pueblo sueco derribó esta idea delirante y los Colegios Médicos se rebelaron a estas ideas peregrinas que aumentaron las enfermedades y los delitos. Hoy Suecia es un ejemplo de cultura preventiva. No erradicaron el problema, pero bajaron la prevalencia que es el objetivo.

Uruguay libero en las farmacias la venta de marihuana, muchas no la quieren vender (la gran mayoría en el interior del país) y los narcos la venden más barata y además subió enormemente el consumo de cocaína (2do.lugar en América). El cerebro una vez “hipotecado” no distingue entre drogas. En Colorado y California (U.S.A) los grupos médicos no saben qué hacer ante tantos trastornos psicóticos ligados a la venta libre de marihuana que permitió el uso de otras drogas y además el aumento del llamado mercado negro. Nadie parece escucharlos.

Origen: llaprensa.com.ar

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.