Suipacha: una calle con historia y un icónico edificio en venta

Entre tangos y citas literarias, la construcción donde estaba la mueblería Maple resalta por sus particularidades históricas y su renovación para convertirse en una gran oportunidad de inversión.

En lo que promete ser una excelente oportunidad de inversión, una de las construcciones más icónicas del centro porteño se encuentra a la venta. Se trata de la que está en Suipacha 664 y que aún se conoce como “Edificio Maple”, por la tradicional mueblería que supo estar allí instalada durante mucho tiempo. La operación se hará mediante un novedoso sistema de concurso privado.

El edificio está ubicado en Suipacha, una calle con tanta historia que ya existía en la época colonial, aunque con el nombre de Santo Tomás. En el siglo pasado, sus baldosas fueron testigos privilegiados del auge tanguero. Fue allí donde se instalaron bares y cafés como Los Andes y Botafogo, entre otros, que se llenaban de reconocidos músicos como los hermanos De Caro, Eduardo Arolas y Ángel Villoldo. De hecho, no es casual que Suipacha sea el nombre de un tango o mencionada en “Soy tremendo”, así como también en obras literarias de Julio Cortázar y Roberto Arlt. El vínculo con el 2×4 llega incluso hasta Carlos Gardel, quien en “A media luz” canta “pisito que puso Maple” haciendo referencia a la tradicional mueblería instalada en el emblemático edificio.

Al igual que la calle donde se sitúa, el edificio posee características arquitectónicas únicas y con mucha historia. “Su distinguida y reconocida fachada de estructura metálica está ornamentada con columnas de diversas reinterpretaciones neoclásicas, que acompañan los grandes ventanales curvos de los primeros niveles, los cuales permiten que entre la luz a todo momento del día”, comenta Domingo Speranza, CEO de Newmark, la inmobiliaria a cargo de la operación de venta. El amplio hall de acceso tiene doble altura con cúpula y balcones internos en el primer piso. Posee también un imponente ascensor antiguo de estructura metálica, junto a una escalera que lo rodea y conecta los primeros niveles del edificio.

El otro elemento histórico que hoy revaloriza al edificio es la herencia de la emblemática mueblería Maple. “En algunos de los ambientes hay diversas decoraciones como falsas chimeneas y ventanas con paisajes detrás que funcionaban como parte de la creación de diversos espacios para la ambientación de los showrooms del local”, comenta Speranza. La construcción tiene también algunos patios internos y una gran terraza en el último piso que puede utilizarse como área común.

Continuar leyendo…

Origen: nacion.com.ar

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.